Que no cunda el pánico

Provocará hordas de desempleados vagando por las calles, sin importarles ni la ley ni el orden, dedicados al pillaje de los hogares y las instituciones. Destrozará nuestras libertades y finalmente también nuestra civilización a no ser que comencemos a tomar acciones que lo eviten.
El tipo que nos acojona así se llama Fekete. Y eso es lo malo, que desde que he leído el apellido del analista -ya, ya sé que es infantil- no dejo de partirme la caja.

Punto_Negro

¡Penitenciágite!

Backwardation de peluches.

asesino-chico