Yo Tarzán

Nos situamos en el interior de Nueva Guinea. negrerosUn jefe se acerca al comerciante y le dice talk business. Pero se lo dice a su manera. Suena como tok pisin. Sin embargo, se entienden. Se entienden porque hablan una lengua pidgin o piyin. Ese nombre, nacido, al parecer, de la forma china de pronunciar business, categoriza un conjunto de lenguas que tienen una serie de rasgos que se explican por su manera de nacer.

El proceso es similar. A veces es resultado del comercio, como ocurre con el tok pisin de Nueva Guinea, o con el russenorsk, el idioma que usaban los pescadores rusos para vender sus capturas a los comerciantes noruegos. Otras ha sido resultado de otro tipo de capturas.

Muchos piyin han nacido en África. Cuando compras hombres no te preocupas demasiado por respetar su cultura. En esos espantosos lugares situados en la costa africana o en algunas de sus islas, los seres humanos son estabulados. Y si han sido capturados juntos, adoptas la precaución de separarlos, que la unión hace la fuerza. Así que no hay quien entienda a nadie. Los esclavos no se entienden entre sí y tampoco entienden a sus captores, que hablan un mal inglés o un mal portugués, casi siempre. Sin embargo, sobre las necesidades de seguridad se impone la necesidad de dar órdenes y la de comunicarse. Así nace, mezclada con el lenguaje gestual, una lengua mínima, formada por palabras tomadas de la lengua de los negreros, palabras normalmente modificadas, y a la que se añaden palabras de las diferentes lenguas de los capturados. No existen prácticamente reglas morfológicas o sintácticas. El lenguaje es simple yuxtaposición de términos y sirve para asuntos imprescindibles.

Los esclavos son cargados en barcos y llegan algunos a algún país americano. Allí se encuentran con otros dueños, que también hablan algo que se parece al idioma de los negreros. Y se encuentran con otros esclavos, que también han pasado por un proceso similar al suyo. El lenguaje se extiende y se hace más complejo. Pero es difícil que supere un estadio primario. Hasta que aparecen nuevas generaciones. Los niños que nacen no pueden hablar las lenguas prohibidas de sus padres, salvo en secreto, y no les sirven de mucho, porque cada cuál tiene la suya. Tampoco tienen un contacto suficiente con sus dueños ingleses, portugueses o españoles, como para aprender bien su lengua. No tienen a su disposición otro idioma que el piyin que hablan sus padres. Pero, a diferencia de para éstos, para los niños el piyin no es una segunda lengua. Y ellos sí son capaces de completarla y dotarla de todos los recursos morfológicos, sintácticos y gramaticales para considerarla una lengua completa. Lo son porque la creación del lenguaje no es un producto cultural, sino natural, genético.

Apenas cincuenta o sesenta años después, ha sucedido algo extraordinario, el piyin se ha convertido en una lengua criolla.

Lo que acabo de describir muy resumidamente no es una elucubración. Se conoce muy bien la génesis de algunos de esos idiomas, como el sranan tongo de Surinam, el papiamento en alguna de las Antillas holandesas, el fa d’Ambó, en la isla de Anobón, en el golfo de Guinea, o el chabacano, al sur de Filipinas.

Una de las características más curiosas de esas lenguas criollas es que suelen ser sencillas, más sencillas que sus lenguas de origen. Hasta el punto de que algunas se han relexificado con gran éxito. Es decir, nacidas con una lengua base portuguesa, por ejemplo, cuando cambian los dueños, que son de habla inglesa, traducen literalmente sus estructuras (más sencillas ya que las del portugués) a un inglés simplificado. Una especie de fromlostiano ad hoc.

Y es que, además, la criollización no es producto necesariamente de una situación previa de dominación y de la previa existencia de un piyin. Es un fenómeno mucho más amplio, que tiene lugar cuando coexisten con gran pujanza diferentes idiomas y hay que comunicarse, casi siempre para vender o comprar algo. Por esa razón los árabes y los bantúes terminan creando el suajili, una mezcla del árabe y de varias lenguas bantúes, y los campesinos holandeses que colonizan El Cabo crean el afrikaans.

Las lenguas criollas son más sencillas normalmente porque sólo mantienen las estructuras sintácticas y gramaticales que son comunes a las lenguas de base. Por eso suelen respetar el orden sujeto+verbo+predicado. Y por eso los pronombres personales no se omiten y los tiempos verbales se limitan a una forma de pasado, otra de presente y otra de futuro, completándose con términos auxiliares.

No se trata tanto de que se vacune la carpeta, si se pretende pasar la aspiradora, o que se rapee a las tinajeras, si se habla del aumento del número de violaciones, como que la influencia mutua y la fusión resultante elimine esas particularidades tan queridas por los “buenos” hablantes de un idioma y que hacen tan complicado aprender bien una lengua extranjera. Imaginen si la lengua en cuestión pertenece a algún pueblo aislado como el inuit o el navajo. Es el proceso ya iniciado, seguramente, por el español y el inglés en Estados Unidos.

11 comentarios en “Yo Tarzán

  1. Con fiebre o sin ella, sigue usted en plena forma. Tengo mis dudas en su última frase. El proceso se ha iniciado, por supuesto. No creo que tenga futuro en la segunda generación, a no ser que sobreviva como idioma del gueto: un lunfardo neoyorkino.

  2. In un placete de La Mancha of which nombre no quiero remembrearme, vivía, not so long ago, uno de esos gentlemen who always tienen una lanza in the rack, una buckler antigua, a skinny caballo y un grayhound para el chase. A cazuela with más beef than mutón, carne choppeada para la dinner, un omelet pa’ los Sábados, lentil pa’ los Viernes, y algún pigeon como delicacy especial pa’ los Domingos, consumían tres cuarers de su income.

    Y la muvi se la ha jaqueado you in person o fue una de sus dotas?

    1. Al parecer tiene que ver con el origen de la mayoría de los españoles que iban a América:

      http://es.wikipedia.org/wiki/F%C3%B3rmulas_de_tratamiento

      Existen regiones de habla española, como Argentina, Costa Rica, Zulia en Venezuela y Chiapas en México, donde se emplea el pronombre vos para hablar con alguien con quien se tiene confianza (voseo). El empleo de formas similares también aparece en otras lenguas como el italiano.
      Historia [editar]

      En castellano antiguo, se distinguían exclusivamente dos formas de segunda persona: tú y vos, tú se empleaba para el singular y vos para el plural y para hablar cortésmente a una sola persona, de forma análoga a lo que sucede en francés con tu y vous. Este sistema se fue conservando añadiendo formas de cortesía, pero se mantuvo hasta más o menos el siglo de oro. En ladino ha perdurado un sistema donde no aparecen pronombres de cortesía como usted y que se resumiría en: tu para el singular y vozótros para el plural.

      La creación de pronombres para el plural: vosotros, vosotras (vos + otros; vos + otras) y la aparición de pronombres de cortesía: vusted, usted (de vuestra merced), ucencia, vucencia (vuestra excelencia), usía (vuestra señoría), etc hizo que el sistema de segunda persona se complicara de tal forma que originó una serie de diferencias dialectales en todas las regiones hispanohablantes.

      El pronombre vosotros/as sólo se emplea en España y países de colonización reciente (Guinea Ecuatorial, Marruecos), aunque en muchas regiones de España (Andalucía, Canarias) su uso se confunde con ustedes y se escuchan expresiones como ustedes estáis, en Canarias, el uso de vosotros/as se ha ido adquiriendo recientemente por los medios de comunicación. En el resto de los países de habla española sólo aparece en textos sagrados, literatura o himnos. Además las personas que aprenden castellano por profesores españoles (normalmente en Europa) también suelen emplear vosotros/as.

      El vos se ha perdido en España y sólo se emplea en literatura, expresiones hechas o textos religiosos o jurídicos, en países latinoamericanos como Argentina, Uruguay, el estado Zulia en Venezuela y el estado de Chiapas en México ha sobrevivido una forma modificada de vos, que se entremezcla con “tú”, ya en el uso de pronombres(vos y tu cabeza) ya en la conjugación (vos cantás) (voseo)

      Ejemplo: “che vos sos groso, sabélo”

  3. Gracias por la explicación. Tengo una también, y admito que puede parecer peregrina. Durante la colonia, los indígenas no podían tratar con familiaridad a los peninsulares, porque éstos tenían una posición superior. Sólo podían tratarlos de ‘vuesas mercedes’, de ustedes. Cuando comenzaron a usar el castellano entre ellos conservaron el uso de la tercera persona plural (ustedes) en la esfera familiar.

  4. qtyop escribió
    23 Septiembre 2009 a 5:59 pm

    El ‘ustedes estáis’ no es una característica de Andalucía en general. Es una característica de zonas muy muy cocretas de Andalucía.

    __________________

    Será en Jerez. Lo digo por lo de la Lola Flores en la boda de su hija: ‘Si me queréis, marchar; si me quieren algo, iréis’.

Los comentarios están cerrados.