5 comentarios en “Vida y muerte del guarnicionero espía (I)

  1. Me ha gustado la introduccion, pienso seguir la historia.
    Es un texto bien narrado, con ritmo e interés. Sólo que este fragmento se me ha hecho confuso:
    «Era una negra rotunda, tal y como había imaginado al creador de impostores inverosímiles, aunque quizás lo fueran todos y sólo pasase que no les estaba acostumbrado»
    Saludos

    1. Es una cita encubierta de un cuento de Borges: «el impostor inverosímil Tom Castro».

      Hay en ese cuento, que me gusta mucho, una descripción de uno de sus protagonistas, Bogle:

      «Bogle, sin ser hermoso, tenía ese aire reposado y monumental, esa solidez como de obra de ingeniería que tiene el hombre negro entrado en años, en carnes y en autoridad.»

      El cuento lo tiene aquí

  2. …A mi tatarabuela, que les gritaba “mentecatos” sin saber qué significaba…

    Mantecados?

    Para insultos, aparte los de Haddock, los esdrújulos: Soplápitos (al réferi), forájida (a la suegra), abígeo (al cuñado).

Los comentarios están cerrados.