Entrada absolutamente irónica

He intervenido en muchas separaciones y divorcios. En bastantes de ellos abunda una mala leche sorda y absolutamente carente de humor. Es un “se ha acabado la fiesta” tan evidente, que las excusas habituales desaparecen. Ya no ves esos trucos que intentan revestir los malos sentimientos con trazas de superioridad: superior inteligencia, superior ironía. Así que, si no puedes vender que eres más duro, más sincero, más “demasiado” humano, sólo queda la mala hostia desnuda, y los actos y las palabras, llenos de mugre y resentimiento. Entre seres tan desvencijados, es fácil comprender el odio. Incluso la venganza que a veces no toma prisioneros.

Lo que soy incapaz de comprender es que deseen tanto mantener cerca de ellos al otro. Aunque el otro los desprecie. Como si la única vida posible fuese un remedo cadavérico de la que quisieron tener en el pasado. Como si vivir con ellos mismos tuviese que ser vivir con un zombi.

Así que olvide, pase página, joder, que la vida puede ser maravillosa.

Anuncios

8 comentarios en “Entrada absolutamente irónica

  1. Pero es que todo requiere su tiempo, Tsé. Hay algo que es común a todo tipo de separaciones, y esto es el cambio, el salto, lo que no se conoce cómo va a ser (aunque prometa ser mejor), lo que ha de venir y cuyo primer paso se está dando, para realmente no saber dónde se irá a parar. Y esto asusta. El que más y el que menos, aunque lo haya pasado fatal, no ha conocido otra cosa mas que la convivencia con esa otra persona durante equis tiempo (todos esos días llenos de horas y llenos de su presencia y sus cosas) y da un poco de miedo retirarse de golpe. Además de que es un impacto guay, como diría aquél, que descoloca y hacer perder ooootro buen puñado de facultades que vienen a sumarse a las que ya se habían perdido con el proceso degenerativo y el de la separación. Estas personas suelen quedar en nada, y comportarse como quizá más adelante les entre mucha vergüenza recordar, pero me parece que no es cuestión de no saber quedarse consigo mismos ni tampoco cuestión de preservar el sueño, por roto que haya quedado. Es miedo a avanzar, o como diría mi madre: no saber aceptar la vida como te viene.

    En todos los casos es comprensible.

    La vida puede ser maravillosa.

  2. Es lo malo de toda relación apasionada y absorbente, que cuando se acaba, nadie quiere acabar por debajo del otro. Siempre es el otro el que tiene la culpa. Siempre hay culpas que pagar, siempre hay favores que se deben (aunque en un principio se hicieran desinteresadamente).

  3. Chico Buarque lo dice también de manera absolutamente irónica:

    Por isso para o seu bem
    Ou tire ela da cabeça
    Ou mereça a moça que você tem.

    (Por eso y por tu bien
    O sácatela de la cabeza
    O merece a la moza que tienes.)

  4. Lo que soy incapaz de comprender es que deseen tanto mantener cerca de ellos al otro.

    Siguiendo con la ironía: a veces no hay más huevos, Tse. ¿Qué hacen si hay hijos de por medio?

    Jodido tema.

  5. Esto pasa por no romper las cadenas del enredo cuando se estaba a tiempo. No acepto la separación entre sus últimas dos entradas, primeras mías por estos lares.

    Me parece grave romper la convivencia por un desliz judicial. Ya sabemos el cajón desastre en el que se maneja nuestro papeleo legal.

    Y cómo criticar el bienintencionado exceso de celo policial. Por nuestros hijos, que no quede sin enchironar un mandanga que se hace llamar “Don Vito”. Aunque sea por hortera.

    Entiendo que haya que anular la chapuza de la escucha ilegal como prueba, pero ya tenemos muchas otras que apuntan en la misma corrupta dirección. No me sea cómplice.

    Aquí podemos jugar al tiki-taka todos. La vida puede ser maravillosa.

  6. El problema es que la gente no se lo toma como Woody Allen. En una de sus películas, un tipo dice algo así como: “El matrimonio fue una experiencia maravillosa en nuestro matrimonio. Fue la única ocasión en que nos corrimos a la vez”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s