Tres o cuatro paridas


Cuenta Martin Gardner sobre 4’33», la obra de Cage …

Yo no he oído una ejecución de 4’33», pero amigos que lo han hecho me dicen que es la mejor composición de Cage.

Lo extraordinario es que no opine quien no la ha oído y sí opinen los que la han oído.

También se cuenta* que en 1974 se publicó un libro con todas sus páginas en blanco llamado The nothing book, y que tuvo varias ediciones. La radicalidad del autor fue, sin embargo, mal recompensada: el autor de otro libro en blanco presentó una demanda por plagio. Supongo que el asunto quedaría en nada. Y espero que el primer autor del libro en blanco no tuviera un negro (le imagino farfullando mientras corrige las galeradas).

Al leer el sucedido, me he preguntado si se adujo el principal argumento: un libro en blanco es un plagio de lo que hay escrito antes de que empiece el Gilgamesh.

* Saco noticia de estas nadas de un libro sobre la nada que acabo de empezar a leer. Por fortuna tiene palabras impresas. Ya les contaré que tal.



Maravillas de la naturaleza:





Me ha gustado mucho este resumen de la película «2012».



Joder, gmail me ha mandado a spam un correo en el que un colega me hablaba de la cumbre de Copenhague. Las noticias vuelan.



Este fin de semana ha sido el congreso de UPyD. Por su altura intelectual, me ha impresionado este análisis.



De nada.

2 comentarios en “Tres o cuatro paridas

  1. Mire, vamos a hacer una cosa. Cogemos una araña borracha a la que, condenada al silencio, pongamos delante de un piano a redactar un informe apocalíptico acerca de UPyD y ya tenemos resumido en un solo acto todos sus asuntos. ¿Le parece?

    No con arañas, pero sí con monos -no recuerdo la especie-, en un programa vi hace unos años el efecto que causaba el alcohol en ellos. Los menos lo rechazaban, los más se lo tomaban y se amodorraban sin hacer nada y unos cuantos se lo bebían como agua, entrando en una euforia que los llevaba a comportarse como delincuentes, zumbando a los demás, lanzándoles cosas, arrasando todo, las monas borrachas caneando a los monitos y los monos borrachos caneando monitos y monas y, de paso, violándolas. ¡Qué humanos resultan los monos! Como se entere la Aído, con la reforma penal y otras lindezas, ¡se van a cagar los simios degenerados y fascistas esos!

    Por cierto, comentario de persona presente en los dos días del Congreso de UPyD: «Aquello era una casa de putas con todo Dios creyéndose monja».

    (Oiga, no es por tocar los cojones, pero sigo teniendo intriga acerca de lo que le pregunté el otro día sobre los restos de la producción de energía en las bacterias. Cuando buenamente pueda…)

Los comentarios están cerrados.