Entrada para desanimar a los visitantes


Unas pocas cosas:

1.- El mes pasado mucha gente leyó el blog. Mucha más gente de la que leía Rumbo a los Mares del Sur. Y no me refiero a un par de días en que Arcadi Espada publicó un enlace. No, tiene cierta constancia. No sé por qué, y me intriga. Quizás sea una simple cuestión técnica, de medición, que wordpress mida de forma diferente. O quizás haya una mariposa por ahí que ha agitado las alas.

2.- He acertado.

3.- Un amigo me dio hace unos días unas fotografías tomadas cuando tenía dieciséis años. Una visitante del blog las ha visto y ha dicho que ahora comprende por qué mi mujer se enamoró de mí. Naturalmente, ese “ahora” implica que estoy hecho un asco desde hace bastantes años.

Comparen, por ejemplo, esta fotografía con la del candidato:



Debería incluirlas, las dos, en otra entrada sobre la entropía.

Algunas de esas fotografías de las que hablo están tomadas durante el rodaje de un corto, en el parque del Retiro. Hace tiempo hablé del asunto en el nickjournal. Recordaba haber sido el director del corto, pero mi amigo me ha asegurado que no, que sólo fui el “productor ejecutivo”.

Puede que sea cierto. Tengo mis dudas, considerando la prueba gráfica que les pongo a continuación.



El que está de espaldas, mirando a través de la cámara soy yo. A mi lado, también de espaldas, un conocido escritor (esto lo escribo para Montano, que es muy cotilla).

Ya me contarán como se compadece este importante testimonio gráfico con la “memoria” de mi amigo.

Ya ven, no sólo el tiempo conspira contra mí.