Ya semos sostenibles o el bloguero esquirol


Yo pensé que después de esas noticias de los últimos tiempos, esas filtraciones pequeñas en el muro, en el dogma del cambio climático, cambiarían la página gore de El Mundo; pero no, ahí sigue, real, y no, no es ciencia ficción.



Eso sí, no deje usted, estimado lector, de escuchar música verde.



Una de los sucesos más acojonantes (y más risibles) de los últimos tiempos ha sido la reunión de la Ministra de Cultura con 14 blogueros, 14, autoproclamados representantes de nos cuántos miles que han firmado un manifiesto. El evento ha sido retransmitido en vivo por los propios blogueros -previo reparto de almohadillas-, que así nos han demostrado cómo mola su pistola. Es lo malo de la “cultura” de los “interlocutores sociales”; que tienes, ministra y todo, que hacer el paripé con la opinión-spam.



Por cierto, he leído el manifiesto.

Lo más gracioso es que se habla todo el rato de la obsolescencia de ciertos modelos y tal y cual, pascual. ¡Obsolescencia! Por los cojones. Mira que rápido se han organizado, tal que puta SGAE, para defenderse contra la primera medida seria que puede hacer daño a su “modelo” internáutico. Medida que, por cierto, es tela de tecnológica: dejarte sin el cacharro.

¡Ay, madre! Cuántas proclamas se hacen en nombre de la libertad.



He echado un vistazo por encima al anteproyecto de ley de economía sostenible, y es, como de costumbre, un montón de bullshit que sirve para citar cienes de veces la palabreja de moda y para crear un nuevo aparato administrativo (me imagino los codazos que se están dando ya los candidatos) que haga lo que la ley no hace.

Bueno, he sido injusto. También propone la reforma de un montón de leyes de la mitad del texto para atrás (ya saben, la parte que vale, la de las disposiciones adicionales y finales). Sólo pasa que esta vez no la llaman ley de acompañamiento, para disimular y convencernos de que la modificación del catastro nos mete en el siglo XXI de cabeza.

Por cierto, la reforma que tanto cabrea a los blogueros, les cabrea no porque no haya jueces de por medio, que los hay. Les cabrea porque el juez aparece después y la ineficacia de nuestra administración de justicia ya no juega a su favor, sino en su contra. Me recuerda a aquella reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil que hacía ejecutables las sentencias no firmes sin necesidad de avalar. Es, en consecuencia, una forma más de la vieja excusa del “mal pagador”.

19 comentarios en “Ya semos sostenibles o el bloguero esquirol

  1. Empezamos mal.

    Enrique Dans, por supuesto, hace mucho que se proclamó representante plenipotenciario de internet en la galaxia; pero los demás, no.

    ‘Cada uno de nosotros acudió allí a título personal y sin representar a nadie; yo hice lo mismo con la sana intención de escuchar, dar mi opinión y dialogar sobre el tema.’

    Alvy, de Microsiervos

    ‘¿Pero quién te crees que eres para ir de representante de Internet?

    A mi nadie me ha votado ni elegido para ser representante de nada. Si existiese algún tipo de “elecciones” para ese cargo no me presentaría.’

    Jesús Encinar

    Y seguimos peor. Claro que les cabrea que ‘la ineficacia de nuestra administración de justicia ya no juega a su favor, sino en su contra.’ Como para no cabrearse. Y si no es la ineficacia de nuestra administración de justicia, sino el completo despropósito de nuestra administración de administración, ya ni le cuento.

    También le cabrea a Vd. O, después de todo este tiempo, me he perdido, o no es Vd. partidario de que la administración asuma competencias judiciales. El derecho administrativo es la herramienta de legislar de las dictaduras camufladas de Estado de Derecho, desde el conde de Romanones, pasando por el PRI y hasta donde Vd. quiera.

    Tengo la creciente impresión de que oponerse a los que se oponen a la neutralidad de la Red -en cualquiera de sus variantes- se está convirtiendo en una especie de certificado de buen burgués. Algo así como ‘que no me confundan con uno de esos chavaletes que tuitea tonterías y descarga naderías; yo soy un señor mayor que paga sus impuestos, y si un funcionario del Ministerio de Cultura cierra una web, algo habrá hecho’.

    A mí me basta con que el Presidente afirme que ‘no se cerrará ninguna web sin una orden judicial’ para tener la certeza de que se cerrarán webs sin orden judicial. ¿Que no tiene importancia? Ese sería otro asunto.

    1. Bien. Dicen varios de los blogueros que sólo se representan a sí mismos. Quizás he cometido un exceso y he hecho un juicio de intenciones para el que no tengo prueba. Sin embargo, de ser así, todavía es más absurda la reunión. El que crea que representa algo, al menos puede decir: estoy aquí porque miles de almas me siguen, o porque me he puesto en la cabeza de la manifestación, o porque he escrito el manifiesto y los demás sólo han firmado en la zona de puntos. Sin embargo, hay quien dice representarse sólo a él mismo, y tener “un blog”. Y va y se reúne con una ministra para negociar la ¡¡retriada!! de parte de un anteproyecto. Tela. lo dicho: acojonante y risible.

      Sin embargo, vea, eso es lo de menos. Vayamos a la chicha. No le voy a reprochar que siembre usted la duda de los motivos de este bloguero esquirol con ese “tengo la creciente impresión …”. Como nos conocemos hace mucho y hace mucho que discutimos sobre asuntos relacionados con internet y la propiedad intelectual, pensaré que se refiere a otro (no a Tsé el bloguero).

      Ahora, las hostias, que sé que le molan:

      1.- Tiene usted el link. Vaya a la disposición final primera. lea la reforma propuesta. Ahora lea las leyes que ya existen. Y dígame dónde pone que se asuman competencias judiciales. Desarrolle la afirmación.

      2.- La administración tiene potestad sancionadora en un mazo de cuestiones. Y el control judicial es siempre “a posteriori”. Por cierto es así en los famosos países de nuestro entorno también. En cantidad de materias le puede a usted joder vivo (fiscal, urbanística, en el sector financiero, en materia educativa, joder ¡¡en casi todo!!). Hasta le puede echar a usted de España si no es español. Y el control viene después. Años después, claro, pero ése es otro problema.

      3.- Más aún, el anteproyecto no crea algo completamente nuevo, sólo añade una letra a esto:

      “1. En caso de que un determinado servicio de la sociedad de la información atente o pueda atentar contra los principios que se expresan a continuación, los órganos competentes para su protección, en ejercicio de las funciones que tengan legalmente atribuidas, podrán adoptar las medidas necesarias para que se interrumpa su prestación o para retirar los datos que los vulneran. Los principios a que alude este apartado son los siguientes:

      La salvaguarda del orden público, la investigación penal, la seguridad pública y la defensa nacional.

      La protección de la salud pública o de las personas físicas o jurídicas que tengan la condición de consumidores o usuarios, incluso cuando actúen como inversores.

      El respeto a la dignidad de la persona y al principio de no discriminación por motivos de raza, sexo, religión, opinión, nacionalidad, discapacidad o cualquier otra circunstancia personal o social, y

      La protección de la juventud y de la infancia.

      En la adopción y cumplimiento de las medidas de restricción a que alude este apartado se respetarán, en todo caso, las garantías, normas y procedimientos previstos en el ordenamiento jurídico para proteger los derechos a la intimidad personal y familiar, a la protección de los datos personales, a la libertad de expresión o a la libertad de información, cuando estos pudieran resultar afectados.

      En todos los casos en los que la Constitución y las Leyes reguladoras de los respectivos derechos y libertades así lo prevean de forma excluyente, sólo la autoridad judicial competente podrá adoptar las medidas previstas en este artículo, en tanto garante del derecho a la libertad de expresión, del derecho de producción y creación literaria, artística, científica y técnica, la libertad de cátedra y el derecho de información. ”

      Ya existía habilitación legal para adoptar medidas en esos caso. Ahora se añade un principio más. Ya se puede restringir el servicio con todas las garantías que ahí se mencionan cuando una web por ejemplo llame a la discriminación a los negros. ¿Por qué en ese caso sí y no cuando se cometa un delito, en el caso de webs que atenten a la propiedad intelectual?

      Se habla mucho de la libertad de información, pero eso es una pantalla. Y además lo demuestra el propio manifiesto, que habla de la necesidad de volver a no sé que modelo por no sé qué obsolescencia.

      Obsolescencia, los cojones. No tiene nada que ver con la obsolescencia. Tiene que ver con la dificultad de perseguir ciertos comportamientos.

      Para dejarlo claro, distinguiré entre lo que pienso y lo que hay.

      Lo que pienso: debido a una interpretación que tenía más lógica cuando mi vecino me grababa una casete de su disco de los Beatles, los jueces siguen sosteniendo la cosa de que la copia privada no es ilegal. Yo sostengo que con la ley en la mano, cabe otra interpretación y que la propiedad intelectual es especial porque no se agota: siempre puede hacerse una copia más. Y además, sostengo que aplicar eso al P2P es disparatado, porque yo no conozco al tío que vive en Ontario y que me da un cacho de la peli que acaban de estrenar. Además, sostengo que puede cambiarse el Código Penal para dejarlo más claro y tipificar la mal llamada copia privada. Ahora bien, no se ha hecho y los jueces parece que siguen en su “onda sesentera”. Así que de momento mi opinión se jode.

      Lo que hay: las webs que se lucran facilitando descargas ilegales cometen un delito sin género e dudas, incluso aunque tuviera que juzgar Alonso Martínez. ¿Por qué no va a poder un ente administrativo cerrar el chiringuito? ¿No puede hacer eso mismo tu Comunidad Autónoma si se vende droga -ojo “se vende”- en tu bareto? O no puede decir la AEAT que eso que tú dices que está prescrito no lo está y por tanto que pagues y luego que recurras si quieres y esperes unos añitos a ver quién tiene razón.

      Y eso que dice usted del derecho administrativo es simplemente absurdo. No hay estado democrático que no tenga un aparato administrativo con facultades bestiales (luego controlables).

      Insisto: el problema es que ahora se cambian las tornas, y el tipo al que joden y tiene que ir a un Juzgado es otro: antes era el de la guitarra, ahora el de la web.

      Además, qué coño tiene eso que ver con la libertad de información. la ley sólo autoriza que se restrinja el uso cuando se está violando el derecho de propiedad intelectual. Si el tal Dans habla del problema hotentote, ya me contará por qué van a cerrarle la web. Y si usted me dice “y quién controla que no le cierren arbitrariamente por hablar del problema hotentote aduciendo que hay colgada una canción de Madona”, yo le digo, “¿Y quien controla que no le cierren ahora la web por estar hablando mal del ratoncito pérez y por tanto perjudicando a la infancia?”. Pues en ambos casos es el mismo, el juez.

      No, amigo Mercutio. El problema de fondo tiene que ver con qué es la propiedad intelectual. Estos tíos defienden un modelo. Vale, que hagan un partido y vayan a las elecciones, pero que no vendan burras averiadas.

      Y si me habla del canon y la SGAE, le doy la razón. Una chorizada de cojones. Pero ellos ahora hacen lo mismo: lobby a ver si el Gobierno, tan sensible siempre a los que le aprietan los cojones, cede.

      1. Las hostias, deliciosas. ¡Mmm! Vamos allá.

        Ahora lea las leyes que ya existen.

        Ese es un problema del directo, queridos telespectadores: que no sabemos cuánto sabe el otro. Todos los blogueros implicados en el asunto que me interesan (es decir: Microsiervos) llevan hablando de esto desde hace mucho tiempo, y también consideran que, básicamente, no ha cambiado nada. Ya les parecía mal antes, vamos. Y también les parecen mal los paquetes de medidas en Europa y las otras mierdas que hacen los países de nuestro entonno.

        La administración tiene potestad sancionadora en un mazo de cuestiones.

        En las que tengan que ver con derechos fundamentales, a través de leyes orgánicas. Supongo. Si no es así, mal.

        Las webs que se lucran facilitando descargas ilegales cometen un delito sin género de dudas.

        Bueno, no crea. Ya se han cerrado páginas y se han vuelto a abrir. Por sentencia judicial firme. O sea, que ‘sin género de dudas’, no.

        Además, existe la persistente impresión -una impresión bien fundamentada- de que hay determinadas organizaciones ajenas a la Administración que dirigen las actuaciones de la Administración en no pocas ocasiones. Ya sucedía antes de esta ley, pero es que ha sido ahora -y no antes- cuando alguien del Ejecutivo ha preguntado a ‘los blogueros’. Y así llegamos al punto siguiente.

        Ellos ahora hacen lo mismo: lobby a ver si el Gobierno, tan sensible siempre a los que le aprietan los cojones, cede.

        No, no. Si a mí me invita Zapatero a cenar en la Bodeguiya y luego, por ello, me llama Vd. ‘lobbista’, le meto una hostia con toda la razón del mundo. ¿Quién convocó a quién en esta historia? Esa es una diferencia esencial entre la SGAE (entre otras bandas) y ‘los blogueros’.

        Sobre todo lo demás: personalmente (entrando en el apartado que Vd. ha llamado ‘lo que pienso’) creo que la propiedad intelectual no es propiedad. También, como Vd., creo que habría que cambiar las leyes; para que dejasen de considerar ‘propiedad’ a lo que no lo es.

        El principal alegato en toda esta historia es una queja lacrimógena de los artistas, que afirman que se van a quedar sin ingresos porque me bajo sus discos gratis. Sin embargo, resulta que los beneficios de la música, el cine y los videojuegos crece cada año muy razonablemente -lo que me parece estupendo.

        Que se vayan a la mierda. Por una vez en mi vida, me encuentro en el bando que tiene la sartén por el mango: ‘los internautas’. Me puedo jugar con Ramoncín una cena a que nadie va a ser capaz de impedirme que siga ‘pirateando’. Hemos puesto en marcha la máquina más grande del mundo y funciona de puta madre; pararla traerá más problemas que soluciones, así que no se parará. Pueden seguir dándole vueltas a la matraca indefinidamente, que no hay nada que hacer. En un futuro no muy lejano, ayer y anteayer, por ejemplo, pagaremos la creación con nuestros impuestos. Vale. Pero la pasta no va a volver al tubo.

        ¿Modelo obsoleto? Eso es quedarse corto. Lo correcto es decir: se acabó. En pretérito perfecto simple. ¿Apostamos?

        1. 1.- Ya les parecía mal antes. ¿Y por qué tanto revuelo ahora? Han hablado sólo de internet o también del ámbito tributario, de seguros, financiero, de extranjería, etc.

          2.- Dice usted “en las que tengan que ver con derechos fundamentales, a través de leyes orgánicas. Supongo. Si no es así, mal”. Dos cosas, creí que el problema era el fondo (lo de los jueces y tal) y no el tipo de ley (porque si es así, basta con aprobar una hermosa ley orgánica).

          3.- Añade usted lo de las páginas que se abren y luego se cierran. Yo también he tenido clientes a los que les han absuelto después de haber estado entrullados. ¿Y? Y si me dice usted que el que entrulla es un juez, le vuelvo a poner esos ejemplos de antes. Hay materias en las que indudablemente se juega uno derechos fundamentales, pero luego hay muchas zonas grises. Muchas resoluciones administrativas tienen unas consecuencias bestiales (desde un punto de vista económico) y están sometidas a control “a posteriori”. Imaginemos que a usted una autoridad administrativa le impide abrir la boca: eso es materia de derechos fundamentales. No hay duda. Imagine que a usted le cierran una página, porque en ella publica usted fotos de niños sodomizados. Usted abre otra página y en ella protesta airadamente. ¿Se le impide expresarse? Que alguien dirige la administración ¿Y a los jueces? ¿Nadie dirige a los jueces? ¿Y a los fiscales? Yo ya sé que existe el mal. A lo mejor el juez que abrió la web es adicto a emule.

          4.- ¿Invitaron a los blogueros porque sí? ¿O les invitaron porque pusieron en circulación un manifiesto explicándonos que el modelo es obsoleto y tal pascual? Si a usted le invitan porque se hace rico con las acciones del nickjournal y un día publica una entrada que comience “alguien ha matado a alguien”, le llamaré “lobbista”, no lo dude, tron.

          5.- En lo demás, sólo dos cosas. Igual que a mí la ley no me ampara en lo mío (en mis opiniones), a usted no le ampara en lo suyo (lo de que no es propiedad). Fíjese que hasta lo dice el título.

          Lo demás, lo del lado y la mierda y tal, es indiscutible. En sentido estricto.

          Y en cuanto a que se haya acabado o no, dependerá. Básicamente de una cuestión económica. Si hay fórmulas para controlar el asunto y se pierde pasta, se controlará. Si tiene usted razón y siguen ganando pasta, no se controlará. Porque de eso se trata, en el fondo. De dinero.

          De dinero, no de libertad y zarandajas varias.

          1. Nunca he visto muy clara la diferencia entre libertad y dinero, la verdad.

            ¿De qué se trata cuando se habla de esclavismo, libertad de prensa, circulación de ciudadanos en la UE (ciudadanos de la UE, claro; ciudadanos de pago; socios) o visca Catalunya lliure, por poner algunos ejemplos?

    1. El Gran Wyoming es el Paco Martínez Soria, el Alfredo Landa o el Mariano Ozores de esta nuestra época posmoderna. Ha logrado convertirse en otro de esos casposos hispanos.

  2. ¿pagar?, ¿qué eso de pagar? Repasemos: Conciertos subvencionados por ayuntamientos, diputaciones y otras instituciones, libros de texto gratis, preservativos que se reparten gratis para prevenir la transmisión de enfermedades venéreas (como si los que se compran no las previnieran). Esto es el caldo de cultivo: Lo que queiras lo tienes gratis. ¿Por qué iban a pagar por tener música enlatada?
    Tengo una duda, que a lo mejor alguno de uds. me la puede resolver. Sabemos que la música llamada juvenil sufre los embates de la piratería. ¿Ocurre lo mismo con la música clásica, jazz, u otro tipo de música que compren los adultos (entre 35 y 65 años)?
    Para finalizar: Últimamente las noticias Cuatro han dado la noticia de que en el Reino Unido para los músicos han descendido los ingresos que provienen los derechos de autor pero, apra compensar, han aumentado los que provienen de la venta de entradas. Si esto es así, la cultura musical no está tocada de muerte.
    Quizás el problema sea otro: “la reconversión”, “el reciclaje” o que se acabaron los tiempos de las vacas gordas. (Aquí análisis de cuál ha sido la estrategia de mercadod e compañías y artistas para sacar toda la pasta posible a los compradores).
    Ultimísimo, ya de verdad: a principios de los años 80 también una una crisis de la industria discográfica bastante grave, de la que se beneficiaron todos aqullos que salieron en esos años mediante imaginación y buen hacer.

    1. En EEUU (en algún sitio lo he leído) sólo los mayores de 40 años pagan por la música. Vamos, que no depende tanto del tipo de música sino de la edad. Si a un chaval de 18 años le gusta el jazz lo piratea. Si a un tipo de 50 le da por los Jonas Brothers, pagará. Como los gustos musicales suelen ir unidos a la edad, es de suponer que la “música adulta” se vea poco afectada, de momento. Creo que el pirateo es imparable, que Mercutio está en el lado vencedor. La industria tendrá que desarrollar nuevas tecnologías si quiere parar la hemorragia. Parecen olvidar (ellos) ciertas reglas de los mercados: si un producto es escaso o muy caro y el diferencial con el sustituto es enorme, si por demás el producto sustituto no se diferencia apenas del original, el mercado negro está servido.

  3. Entonces el proceso es el siguiente: se cierra la web, se presenta el recurso administrativo y, si los tribunales administrativos siguen los mismos criterios que los penales, al cabo de un tiempo se vuelve a abrir la web ya para siempre.

  4. Aunque la historia ya se ha resuelto sorpresiva y emocionadadmente en el Nickjournal. Concuerdo en que las ostias que han hecho pupa han sido las de Tse a la obsolescencia y la revolución. Merc no las ha encarado bien y son las letales. Como que en cuánto empiecen a cortar unas cuántas conexiones la gente va a mirar sus puntos como con el carnét de conducir. No veo la revolución deslizandose por el arroyo de lágrimas de los desconectados. Nada nuevo bajo el sol.

    Hay que hacer notar también que España siempre está en la excepción y en otros países ya han “avanzado” en los procedimientos administrativos. No he pillado eso de que Mercutio lo ve bien cuando se trata de derechos fundamentales. Precisamente la polución y decisión administrativa cae sobre lo accesorio.

    Yo también he pagado pasta a estudios japoneses después de haberme visto sus series pirateadas. Recomiendo Ergo Proxy, joya cyberpunk de la categoría filosófico-trascendental, no de la gamberra. Pero esto no pasa de anécdota más allá que para ilustrar de que la globalización beneficia al talento y que existen otros modelos de negocio. Por ello me parece justo que sea la decisión del estudio que lo den gratis o por muy poco precio en lugares dónde no se puede ver en la TV, que ya compraremos nosotros la edición física para regalarsela a alguien. Pero legalmente esto será una decisión del estudio y nosotros terminaremos apechugando.

  5. Apechugando no refleja las bondades del cambio, ni del mayor poder que tendremos por acceder a un mercad globalizado y eliminando al intermediario de la distribución. Quiero decir que actuaremos en consecuencia y por ello los creadores también tendrán que actuar en consecuencia. Pero dentro de las reglas de juego.

  6. Si cuarenta millones de españoles ponemos una peseta cada uno, le pagamos la deuda con Hacienda a Lola Flores, que en paz estea.

    Si ponemos un duro, pagamos ‘Las trece rosas’. También podemos poner un duro y luego pagar la entrada del cine, y así la vemos. Y por una pequeña cantidad -otro duro, digamos- al comprar un reproductor de DVD o darnos de alta en Tele2, podemos llamar pirata a un vecino, que se la ha bajado, como si fuera por la calle con el AK47 y secuestrando taxistas.

    Podemos hablar de muchas cosas, marear la perdiz, deponer manifiestos e incluso estar abiertos a otros modelos semejantes a los que hay en países de nuestro entorno y más allá; Nine Inch Nails seguirán hinchándose a ganar dinero haciendo cedés espectaculares cuyas cajas trabajadísimas no caben por el puto cable de internet, y por el mismo precio elegiremos entre Avatar y una buena el sábado en el centro comercial.

    Pero si no arrimamos el hombro todos, solidariamente, no tendremos cine español. Ni los cuarenta principales. Ese es el drama.

    Cuando hagas tu declaración de la renta, no olvides poner una cruz para los artistas. Te estamos observando.

    Gobierno de España, Gobierno Comansi.

  7. Morito Dragut Alí Oli sabe poco del asunto, pero por lo que leo el revuelo parte de las ansias “controlator” del gobierno y de la jeta macro de algunos “profesionales de la bloguería”, cosa contra la que no tengo nada, pero que parecen querer su cacho al modo de la secta de la zeja.

    Es efectivamente verdad que la potestad sancionadora de la administración existe en muchos campos, ante lo que cabe siempre el posterior recurso de los tribunales. La idea que me hago después de haber leído toda la sarta de comentarios -¡joder, cómo le pega el personal al magín!- es que el dilema no existiría si la justicia fuera eficaz y realmente justicia.

    Me explico. Ahora, si me he enterado bien, para el cierre de algún medio digital hace falta la intervención de un juez, sea a instancias de quien sea. Eso sabemos que supone, salvo casos de alarma pública o delito flagrante, que la decisión tarde lo que ni se sabe, lo que juega a favor de los delincuentes, por así decir. En cuanto a las sentencias exculpatorias que se han dado en algunos casos, sí me parece que en algunas la cosa es de coña, como en el de un tipo que había proporcionado millones de descargas fraudulentas y fue absuelto. No sé si tal cosa procede de la falta de claridad o de firmeza de la ley que regula tales cosas o de la habitual tendencia de los jueces a emitir sentencias según su opinión en lugar de hacerlo según la ley. No lo sé. Por tanto, para evitar abusos que se escudan en el garantismo, se antepone la acción sancionadora de la Administración revisada a posteriori por un juez, que es lo que se propone ahora, si no he entendido mal. En tal caso, el abuso también está servido, pero ahora de parte del poder, que amparándose en la lentitud judicial, primero pone las cadenas y después, cuando las ranas hayan criado pelo, puede venir la justicia a “enmendar” la cosa, con la seguridad de que si se ha intervenido injustamente, el enemigo ya ha sido abatido, porque de nada le vale que le restituyan su derecho diez años después.

    En definitiva, la ineficacia, la arbitrariedad y la lentitud de la justicia son las que abonan el problema. Ahora, porque los delincuentes digitales se saben a salvo de la acción rápida contra ellos, permitiendo el abuso hasta que la intervención judicial lo pare, avalando de facto el abuso. Y si las pretensiones del gobierno prosperan, se habrá permitido el abuso de la Administración, que podrá proceder a cerrar cualquier medio que al poder le sea incómodo -no olviden que Rubalcaba es Ministro del Interior-, contando con que la ineficacia de la justicia avalará de facto la intromisión ilegítima, por poner un ejemplo, en la libertad de expresión.

    Ya ven, esa cosa innecesaria para la libertad y la igualdad que es una justicia independiente y eficaz, rémora burguesa de la ilustración de la que podríamos prescindir, para evitar tanta mariconada de si yo tengo derecho o no, que si tengo razón o no, y toda esa mierda protofascista.

    Bueno, les dejo la letra de mi última canción:

    Yo quiero ser Drag Queen
    en un bar de barrio
    Y bailar con Tintín
    un zapateado.

    Yo quiero ser Trans-vía
    en un hammam de Londres
    Y bañarme con güisquí
    entre mocetones.

    ¿Les ha gustado? Tengo más, ¿les interesan?

  8. Hoy, en su blog de EM, Arcadi se nos pone lírico. Ayer hubo sorna sobre el Bulli y sus espumillas y hoy -casualidades que tiene la vida- el admirado periodista y escritor se nos vuelve, no sé si poner poeta porque me parece más adecuado aquello que se decía en los sesenta de “abstracción lírica”.
    Pero si está bien que el Bulli exista y cobre lo que quiera por la oportunidad de sentirnos por unas horas masters del universo. Quién lo duda. Yo no soy fumador desde hace muchos años pero siempre di por buena la descripción del judío Davidoff sobre la necesidad de que sus cigarros habanos costasen ocho o diez veces más que los demás. Sí señor, el lujo debe existir; como debe existir el arte o como deben existir los grandes ebanistas capaces de trabajar las maderas preciosas y hacer maravillas con ellas. Alguien tiene que saber hacerlo (y cobrarlo) porque los demás tenemos que saber cómo es el lujo y sus excelencias. La democracia es muy perversa proclamando lo contrario y reservando el derecho de admisión.
    Cuando a Benvenuto le encargaron una sopera hizo lo que hizo y, más allá de la función de contener sopa -que en un tiempo la contuvo- todo lo que sobrepasa es lujo, incluso arte con letra pequeña. Arte decorativa, suntuaria o como se quiera decir.

    Yo aceptaría que lo del Bulli es arte, poesía -lujo queda aceptado y está bien- si no terminara por convertirse en mierda maloliente. Salvo, eso sí, que la enlatemos, fechemos y firmemos. A lo mejor entonces.

  9. Vale pero a mi me han cobrado un impuesto revolucionario en cada caja de cedes y deuvedes, pendrives, la impresora, el monitor, la fotocopia, la cámara digital…por si acaso se me ocurria copiarme un albun de Ramoncín (eeeeksss) o de rosariyo (esa misma que decía que “hay que pagar por todo, tambien por la música”, cuando durante años ha presumido de espíritu libre y ha chupado de los conciertos subvencionados). Y me endosan unas actuaciones pagadas con MIS impùestos sin preguntarme si me parecen bien o no. Y encima da la casualidad que quienes mas múasica bajn de la red son los que mas música compran, y en muchas ocasiones es imposible conseguir el original de lo bajado porque las políticas comerciales de las compañías deciden que a mi lo que me tiene que molar es la chenoa deloscojones y no Paul O’dette.
    o sea que me voy a buscar la manera de comprar el material que necesite sin pagar un duro de mordida a la sgae aunque tenga que traerme los cedes grabables de Suecia… Y si es ilegal, pos malegro, que tambien lo es mear en la calle y nadie les dice nada a los cerdos de dos patas

  10. Crítico,

    La gracieta es de Wyoming, consistente en una manipulación y montaje de las palabras de Hermann Terstch. No se crea todo lo que sale por la tele y nada de lo que sale por La Secta.

    Y le va a salir caro al pequeño Wyoming :

    El presentador de los informativos de la noche en Telemadrid, Herman Tertsch, ha anunciado que interpondrá una demanda contra Wyoming y la Sexta por el videomontaje en el que le tachan de “asesino” poniendo en su boca que “mataría” a 15 pacifistas, ministros o jóvenes por el mero hecho de pedir contundencia contra los terroristas.

    Las declaraciones de Hermann Tertsch que sirvieron de excusa al equipo de Wyoming para arremeter contra el periodista y presentarle como un criminal fueron hechas en el “Diario de la Noche” de Telemadrid y aludían al secuestro de tres cooperantes en Mauritania.

    En ese contexto, Tertsch afirmó: “Les aseguro que si yo pudiera matar a quince o veinte miembros de Al Qaeda por liberar a nuestros tres compatriotas lo haría sin la menor duda”.

    Para Wyoming y su copresentadora, palabras como estas son “desafortunadas”. Pero la crítica no se quedó ahí. Al humorista, sus palabras le sirvieron para preguntarse si Tertsch ha decidido dejar el periodismo y “meterse a la legión”. “Se empieza por matar a veinte terroristas y se termina bombardeando países”, apuntó Wyoming, que también indicó que la cabra de la legión haría un “periodismo más responsable” que el de Tertsch.

    Según el diario ABC, los abogados de Tertsch están preparando dicha demanda que tienen previsto presentar en los próximos días. Fuentes cercanas al periodista aseguran que se trata de “un atropello” que no se puede permitir.

Los comentarios están cerrados.