¿Avatar?: mejor Nada


Después de ver Avatar me he acordado de eso de que las segundas partes nunca fueron buenas.

No vayan a verla, es la versión infantil de Bailando con Lobos (y eso que Bailando con Lobos era la versión infantil de Un hombre llamado Caballo).

(¡Joder! Si el malo es el Aguafiestas)



Creo que Cameron se ha gastado en Apotar 300 millones de dólares. Tampoco es extraño, Cameron suele gastarse mucho dinero en convencernos de que hace buenas películas.

Sin embargo, el parecido de los nombres y esa cantidad ingente de pasta me han hecho recordar a John Carpenter. Hay una película estupenda de Carpenter, también de ciencia ficción, que es una antítesis de la película de Cameron: se llama Viven y, de modo simplemente enunciativo:

1.- Es cojonuda y “anticapitalista” (jeje).

2.- Costó muy poco dinero.

3.- No sale Sigourney Weaver.

4.- Los científicos no son los buenos.

5.- Los militares no son los malos.

6.- Las hostias parecen hostias y no un baile de la serie Fama.

7.- La gente no tiene conexiones místicas con los animales, la Tierra o Gaia; todo lo más se pone unas gafas de sol y ve tíos feos.

8.- No salen indios (quizás alguno en segundo plano, pero lleva vaqueros).

9.- Los extraterrestres son los malos.

10.- Sucede en Los Ángeles, que es feo de cojones, y no en un parque de atracciones.

11.- No hay “sardanas” en cuclillas.

12.- El protagonista se llama Nada.

13.- Cuando lo ves no te dan ganas de exterminar indígenas sinceros y puros, sino de matar yuppies.

Yo, la verdad, no le veo más que ventajas.

Tanto que, en vez de ver Apotar con las gafas de 3D, usé las de Nada, y sólo veía mensajes así: