Chema Pascual



De todos los visitantes de mis blogs al que más echo de menos es a Chema Pascual. Hace mucho que no escribe. De vez en cuando veo que ha pasado por El Mundo por dentro. Quizás escribí algo alguna vez que no le gustó o le molestó; o le terminé aburriendo; o nada de eso y sólo sucede que su tiempo lo gasta en otras cosas. Le echo de menos por su educación, por su sinceridad y por su agudeza. Me regaló un libro, pero lo tuve pocos minutos en mi poder. Espada lo vio, lo hojeó sin mirar y, por error, se lo llevó. Es un libro que no pude leer, aunque no me lo regaló para eso: era una broma, un símbolo. Eso sí lo conservo.