Quiero ser un inteligente emocional



Tengo una pregunta para ustedes.

¿Qué hay que hacer para caerle bien a la gente? Siempre he disimulado, en plan tipo nietzschiano que salta de cumbre en cumbre, sobre mi torpeza -supuestamente inexistente- y mi interés -supuestamente nulo con sonrisa- en tan particular cuestión, pero ya no me importa demasiado reconocer mi mendacidad (al paso que voy, dentro de poco, podré sacarme la chorra en público sin necesidad de llevar una cogorza de cuidado, tal es mi evolución personal). La verdad es que la profesión que me escogió me ha ayudado a mecanizar ciertos comportamientos, y con paciencia y algo de suerte, he llegado a ser capaz de mantener un comportamiento aparentemente natural durante un par de horas, sin que se note mucho mi “programa” de actuación. Sin embargo, ahora, quiero dar un paso más. Alguno de ustedes puede ayudarme, estoy seguro. ¡¿Qué hacer?!, que diría mi alter ego el maestro Mangiacaprini, para dejar de aparentar naturalidad y ser natural. Desde siempre he advertido en algunos especímenes esa capacidad innata para caer bien. Quizás alguno de ustedes pertenezca a ese grupo de escogidos que hace lo mismo que tú y a él le sonríen y aplauden y a ti te miran como si fueras una hormiga inmunda. Ojo, no quiero más “programas”. De ésos estoy más que surtido: chistes variados, conmiseración, melancolía, temas varios de interés general, espolvoreado de tacos, alusiones a la vejez y hasta cierto despiste. Además, puedo ser moderadamente borde dentro del “programa”, cuando de trato profesional se trata, ya que todo el mundo espera que su abogado sea un cabrón sin entrañas. Pero no, no quiero nada de eso. Quiero auténticas respuestas. Algo así como un yoga emocional. Si hace falta estoy dispuesto a realizar ejercicios matutinos.

Soy todo oídos.





Cuidado con Yo soy Bea.





He buscado esto, porque … (ejem: lo que hay en medio ha sido censurado) … y he mandado este diálogo:

1.- El diario de Ella

El sábado por la noche lo encontré raro. Habíamos quedado en encontrarnos en un bar para tomar una copa. Estuve toda la tarde de compras con unas amigas y pensé que era culpa mía porque llegué con un poco de retraso a mi cita, pero él no hizo ningún comentario.La conversación no era muy animada, así que le propuse ir a un lugar más íntimo para poder charlar más tranquilamente.
Fuimos a un restaurante y él se seguía portando de forma extraña. Estaba como ausente.
Intenté que se animara y empecé a pensar si sería por culpa mía o por cualquier otra cosa. Le pregunté y me dijo que no tenía que ver conmigo.Pero no me quedé muy convencida.

En el camino para casa, en el coche, le dije que lo quería mucho y él se limitó a pasarme el brazo por los hombros, sin contestarme. No sé cómo explicar su actitud, porque no me dijo que él también me quería, no dijo nada y yo estaba cad a vez más preocupada.

Llegamos por fin a casa y en ese momento pensé que quería dejarme.. Por eso intenté hacerle hablar, pero encendió la tele y se puso a mirarla con aire distante, como haciéndome ver que todo había terminado entre nosotros.

Por fin desistí y le dije que me iba a la cama. Más o menos diez minutos más tarde, él vino también y, para mi sorpresa, correspondió a mis caricias e hicimos el amor. Pero seguía teniendo un aire distraído.

Después quise afrontar la situación, hablar con él cuanto antes, pero se quedó dormido. Empecé a llorar y lloré hasta quedarme adormecida. Ya no sé qué hacer. Estoy casi segura de que sus pensamientos están con otra. Mi vida es un autentico infierno

2.-Diario de Él.

Ayer perdió el Madrid. Al menos eché un polvo.


13 comentarios en “Quiero ser un inteligente emocional

  1. ¿Caer bien con naturalidad? Eso no existe. Además, lo peroe s ser antural, lo mejor es el artificial, eso sí con un programa muy sofisticado. Los “naturales” que caen bien van embutidos en ropa que les sienta de amravilla, y van peinados, afeitados, … Habría que verlos recién levantados, al natural.

    Bu the way, ¿se nota mucho que a mí el programa no me funciona?

  2. Yo creo que sí existe. Hay gente así. Espero que haya alguno entre los lectores de esta entrada y se digne a dar explicaciones. Por lo que llevo leído nos hace falta a muchos.

  3. Me veo obligado a dar dos respuestas.

    Si se refiere Vd. al MundoReal®:
    No entiendo esta gilipollez. El Vd. que conozco no sólo me cae bien, sino que parece caer bien a todo el mundo. A la gente. No creo que finja cordialidad ni empatía; para el caso, es lo mismo: si finge, lo hace tan bien que el resultado es perfecto. Y eficaz: cae bien.

    Sería interesante -y, entonces, retiraría lo de ‘gilipollez’ y pediría disculpas- que alguien hiciera un comentario explicando por qué cae-Vd.-mal-a-la-gente. Un comentario en serio y que resulte creíble, claro. Mientras tanto, mantengo mi primer párrafo.

    Si se refiere al mundo bloguerrrl:
    No hay nada que hacer. El propio medio impide caer bien, y esa es una regla sin excepciones.
    – – – – –
    Después de haber escrito lo anterior, releo la entrada y veo que me he equivocado de problema. Vd. no quiere caer bien, sino ‘dejar de aparentar naturalidad y ser natural’ y, al mismo tiempo, ‘caerle bien a la gente’. Bueno, mantengo lo dicho arriba (sigue pareciéndome cierto, aunque inútil) y procedo a sancionar la auténtica cuestión: es insoluble.

    Supongo que existe una capacidad innata, algo así como lo que tienen los grandes deportistas. Sólo que en estos podemos señalarlo con cierta precisión -buena sincronía sensoneuromotora, especialmente la coordinación mano-ojo (o pie-ojo, en el caso del fútbol)- y las habilidades sociales son más difíciles de delimitar.

    Por supuesto, su pregunta es una trampa lógica: si está dispuesto a realizar ejercicios matutinos, ya no sería naturalmente simpático; sólo habría trasladado -del partido al entrenamiento previo- el momento de aparentar naturalidad.

  4. Mi cuñado me lo decía el otro día: “prefiero quedar como un cabrón que como un tonto”, mientras yo, mendaz, asentía.

  5. Be una bombilla, my friend.

    Tres o cuatro mil trillones de polillas no pueden estar equivocadas.

    (Sé la respuesta. Usted sabe que yo sí sé la respuesta.)

    ((Le haría un precio…))

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s