Visiones


No me interesa seguir con el asunto Factual. Además, han dicho que rellenemos un formulario si queremos los euros de la suscripción. Lo he hecho; en cuanto me los devuelvan no tendré más que decir de la empresa.

Sin embargo, antes de cerrarlo, por mi parte, si me gustaría dejar constancia de que hay mucho imbécil que se atreve a criticar a los que siguen, sin saber por qué lo hacen, llamándoles fachas o esquiroles, por el hecho de mantener un puesto de trabajo, como si estuviesen mirando hacia otro lado mientras gasean a sus compañeros.

Cuando el Ya iba a cerrar hubo una reunión de la plantilla en la que discutieron qué medidas podían tomar. Alguien dijo que había que mantenerse unidos, porque todos estaban en el mismo barco. “¿Qué barco? ¿Tú ves algún puto barco?”, le soltó alguien.



Me comprometí a explicarle a ése (perdón a S) por qué el artículo de Sostres no tenía que ver mucho con mi opinión. Lo malo es que tendría que releerlo y me da mucha pereza. Así, de memoria, me parece recordar que habla mucho de España como nación y de Cataluña como nación, y de ahí salía todo lo demás. Con eso me basta. Yo de las naciones de las que habla Sostres he hablado una o ninguna vez.



Al parecer la Educación para la Ciudadanía sirve para hacer apología de la zoofilia. Por fin sirve para algo interesante. Espero que ese profesor redacte pronto los planes de estudio, a ver si el titular se empieza a parecer algo a la verdad, aunque sea como precuela.


¡Ay!



Autoridad Femenina
Concepto elaborado desde el feminismo de la diferencia sexual que apuesta por la constitución de una autoridad femenina construida de forma diferente (de otro modo) a la masculina (a la autoridad tradicional), que se opone y cuestiona las jerarquías y el poder. La palabra es el instrumento básico a partir del cual se articula y vertebra esa “otra autoridad” que a su vez es una figura de intercambio (nadie es en si la autoridad): la autoridad fluye mediante la palabra. Lia Cigarini señala que: “(…) la autoridad femenina no replica a la autoridad tradicional (…), porque la diferencia femenina no se mide con la masculina (…) Nuestra búsqueda de autoridad es un ataque directo al sistema de poder masculino (…) La práctica que crea autoridad simbólica de mujeres debe crear también una realidad social o no existe. (…) Y dar los instrumentos para la crítica del sistema de poder. O no existe”.

El resto aquí, amigas empresarias.

Y después, ¡a cantar!


23 comentarios en “Visiones

  1. No he leído críticas a los que siguen, ciertamente no en los términos que recoge Vd. (esquiroles). Que yo recuerde, sí he visto: sorpresa por la continuidad de un redactor que había retrasmitido en Twitter los despidos de un modo que alguien calificó de desafecto (sorpresa que me pareció motivada por el hecho de que la empresa no lo hubiera vetado por ello; lo que, a mi entender, indica bastante sobre la valía del periodista. Desafecto o no, sienten que lo necesitan); una insinuación de Fallarás, en el sentido de que alguien habrá tenido que ayudar a la empresa a decidir quién sigue o no (alguien de dentro de la redacción, se supone).

  2. Grande episodio de House (06×08 Ignorance is Bliss)con chascarrillo sobre la zoofilia(bestialismo).

    Paciente con C.I. de 181 que se dopa para “rebajar” su inteligencia y soportar estar con su mujer (C.I. 90): “Si no lo hago sería como si lo hiciera con un gibón. Sería bestialismo”

    1. Joder, doce horas después no se le ve la ironía al comentario por ninguna parte. Vaya cómo transmito; un titán del subtexto, soy.

  3. Lo que señala Al59 es interesante, alguien tiene que tirar del carro ahora, y es posible que algunos del antiguo equipo ayuden en eso, aunque de todas maneras no sé por qué tanto interés en hurgar en esas heridas.

  4. Ese ¡Ay! referido al artículo de The Guardian, ¿qué revela? ¿Sorpresa? ¿Temor? ¿Aburrimiento? El control de la edición científica es la clave: quien publica, crece; quien crece, trinca pasta. Y eso es todo, amigos. Los que se dedican a vivir de la pelota del C.C. (a.k.a. Cambio Climático) quieren que sólo sobrevivan los que pertenecen a la secta. ¿Los demás? A las tinieblas del negacionismo. Ni Nature ni Science. ¿Cómo? Taponándoles las vías de publicación. Se envía el manuscrito a un par de referees amigos y ya está. Ellos no van a negarte el favor, no vaya a ser que tú les niegues otro más gordo. Mientras, los expertos del IPCC trincando proyectos exóticos, becas miríficas y dietas (para ir a congresos, claro, claro) extraordinarias. Incluyendo business para el jefe. Los que dudan, no salen en la foto. Ni en las references. Ni mejoran su H. Y determinadas revistas rebeldes van bajando su impact index. Y determinadas editoriales -antes científicamente independientes- dejan de serlo (a la fuerza ahorcan…). Así es que, en efecto, ¡Ay!.

    1. Por eso, ¡Ay!

      Hay además un efecto perverso añadido. Es posible que sus conclusiones sean correctas. Sin embargo, al jugar sucio se desacreditan, y el conocido efecto todo o nada puede llevar a que mucha gente piense que las posiciones escépticas son necesariamente las correctas. Sin embargo, no tiene por qué ser así. ¡Ay!

        1. Claro, seguro. Al basarse el procedimiento, en gran medida, en algo que se presume (la honestidad) siempre se producirán situaciones como éstas. Lógicamente, la corrección se termina produciendo normalmente porque se demuestra que lo que defiendes es equivocado. El problema con los grandes presupuestos y con enormes políticas basadas en predicciones como las del IPCC es que cuando se descubre ya llevamos gastado un montón de pasta y se ha instalado entre la gente opiniones que luego no se remueven con tanta rapidez. Por esa razón yo de lo que soy un escéptico, básicamente, es de las prisas y de la ingeniería social.

        2. Naturalmente. Muy generalizadas. Lo que ocurre es que hay campos de la ciencia (o del negocio científico, más bien) donde se ventila menos dinero y menos “poder científico” que en el asunto del C.C. y, entonces, los escandalillos no llegan a la prensa convencional. Pero nada más.

          1. Me he leído el artículo del Guardian y no estoy de acuerdo con ustedes. Evidencia cierto mafioseo de la tropa del Cambio Climático, sí, pero fíjense que apenas se dan evidencias que muestren que las acciones de la “mafia” se hayan basado en criterios no científicos. Las palabras del artículo del WSJ del “escéptico moderado” von Storch, donde niega que se largase de la revista Climate Research por presiones de la “mafia”, son un buen ejemplo de ello:

            “I am in the pocket of neither Exxon nor Greenpeace, and for this I come under fire from both sides – the sceptics and alarmists – who have fiercely opposing views but are otherwise siblings in their methods and contempt … I left the post [as chief editor of Climate Research] with no outside pressure, because of insufficient quality control on a bad paper – a sceptic’s paper, at that.”

            Y es que hay trozos del artículo del Guardian donde parece que se está pidiendo una discriminación positiva a favor de los artículos escépticos.

  5. Anoche me tragué ” En tierra hostil” y como seguramente no estaré por aquí cuando hable de la película, quiero decir que sigue sin ser real.
    Lo siento, no tengo permiso para poner la foto completa, pero seguro que ganaría algún concurso.

    1. No sé si es real, lo que me pareció es floja. Con actores estrella de reclamo que duran minutos en pantalla. Una historia sin sustancia que no me cuenta nada que no se sepa que sucede en las guerras.

      1. dejando a un lado la realidad de que es floja, me refiero a que, ni por asomo, se acerca a lo que cuentan los que han estado allí. Hace unos días mantuve una conversación con alguien que me contaba solo unas horas, bastante intensas , y la verdad, esperaba ver en la película cierta similitud emocional.

  6. Bien por el Guardian por el buen e incisivo artículo sobre el peer review. Incluso el irritante apologeta “anticarbónico” Monbiot escribía que debían producirse dimisiones.

    Lo que se está poniendo al descubierto no es sólo ya que controlen el proceso y jueguen sucio, sino que sus datos y conclusiones contienen manipulaciones que ponen en cuarentena toda la teoría.

    Los que quieran seguir el affaire tienen un lugar formidable en el blog de Steve McIntyre, que también enlazan en el artículo. Este científico ha sufrido estas malas artes y lleva años infructuosamente pidiendo los datos que por ley deberían ser públicos. A veces sus discusiones son muy técnicas pero todo lo que dice suele ser muy razonable, comedido y tolerante. La actitud científica que les falta a los que se han montado en el negocio.

  7. En serio que no quiero hacer leña del arbol caído. Pero en su momento me hizo mucha gracia que el periódico del método científico dictaminará que los correos no eran tan graves citando a dos fuentes tan solventes como una columna en el LAtimes y el dictamen oracular del “Truth-o-meter” de politifact.com.

    http://www.factual.es/el-final-del-climategate/?entrada=1077

    Dicho lo cual hay que reconocer que el seguimiento global del asunto ha sido muy bueno. Y aunque pecando de opinión, en esa misma entradilla también metieron el interesante enlace a la censura y amedrentamiento de un periodista que osó llevar una pregunta incómoda a la cumbre de copenhague. No se lo pierdan.

    1. Posiblemente, el político más tonto del país. Durante una entrevista (gracias a Dios que la tengo grabada) dijo: “la televisión digital terrenal”. Lo tengo grabado. Cháves a su lado es Chomsky.

  8. No he podido leerme todo el artículo del Guardian, pero me he quedado en este párrafo, que me parece que tiene un buen fisking:

    “The (KAMEL’S) paper could be criticised for being slight and for not revealing details about its methods of analysis (ASUNTO MENOR CUANDO SE TRATA DE ANÁLISIS ESTADÍSTICO DE DATOS, CLARO). (…)Nonetheless, the paper raised important questions about the quality of CRU’s Siberian data, and was a rare example of someone trying to replicate Jones’s analysis. On those grounds alone, some would have recommended its publication (SÉ QUE EL PEER REVIEW DEBE SER ANÓNIMO, PERO QUE ME DIGAN DÓNDE ANDAN ESTOS REFEREES).”

    Me parece un asunto muy interesante. Luego me lo leeré entero.

Los comentarios están cerrados.