Liquidar a Garzón


Implacable imputación de prevaricación la que hace El País; vean:



Sin embargo, el artículo sólo se fundamenta en un supuesto error (intrascendente) y en el tono “faltón y engolado” del magistrado del Tribunal Supremo.

Sólo en eso, omitiendo el demoledor relato que se contiene en la resolución. E ignorando que los calificativos que tan mal le parecen al periodista Lázaro simplemente son imprescindibles considerada la naturaleza del delito.

En fin, me alegra mucho descubrir en el irreprochable auto del magistrado Don Luciano Varela Castro argumentos que ya di cuando hablamos de esto, hace casi dos años, en una discusión que duró todo un día y en la que nos comportamos seriamente.

Anuncios