Hechos, no palabras


Acabo de despedir a mi jefe de campaña. Soy una persona tolerante, y puedo llegar a comprender muchos «vicios» privados. ¿Quién no tiene alguno? Siempre, claro, que no afecten al trabajo. Si se quiere ofrecer una alternativa ilusionante, basada en el esfuerzo, en el compromiso, en la eficacia, hay que ser duro con los que, por la razón estupefaciente que sea, producen cosas como ésta:


22 comentarios en “Hechos, no palabras

  1. Pues ha hecho mal. Yo lo hubiera votado con ese logo. Transmite la seriedad y austeridad que este país necesita en estos momentos.

  2. ¿saben si algún ímprobo comentarista se ha quejado ya de que los diputados africano-continentales hayan votado la cosa esa del iva?

  3. Pues a mí el cartel de campaña me marea tanto como el Gato de Schrödinger.
    Por cierto, Don qtyop, ¿sería demasiado pedirle una entrada al respecto? (del gato me refiero…)

    P.S. Podemos montar un grupo «heavy metal» y aprovechar el cartel para la tapa del primer disco.

  4. Madrileños de Jaén, aceituneros altivos…
    thttp://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=696410&idseccio_PK=1006

Los comentarios están cerrados.