I have a stone in my shoe


Estoy siendo víctima de una campaña, de una odiosa campaña de descrédito orquestada por el enajenado al que despedí hace poco. Incapaz de asumir su irresponsable comportamiento dice que va “a tirar de la manta” y dar a conocer algunas actividades mías supuestamente ilícitas haciendo públicas ciertas fotografías.

Ayer le dije que yo no tenía nada que ocultar y empezó a balbucear (yo creo que estaba borracho) algo acerca de un Spanish Apalachin Meeting. El pobre tipo sólo repetía “Ya lo dices tú … finance is a gun, finance is a gun …”. Ya ven qué cosa más absurda, yo diciendo cosas raras en inglés. En fin, no hay mejor manera de acabar con algo así que hacer públicas las supuestas “pruebas”. Ya ven, una simple reunión familiar.





Por desgracia, en estos tiempos actuales, es muy fácil construir pruebas falsas.

No se crean todo lo que vean.






No sé por qué me ha venido esto a la cabeza:



ACTUALIZACIÓN A LAS 10H03′

Miren lo que anda esparciendo por la red ese desaprensivo …



Menos mal que todo el mundo sabe que el pisito de Madrid lo tengo alquilado.