Save your bacon

Conozco de la reforma obamita lo que cualquiera que lea periódicos. Lo que he leído, titulares y frases sueltas, me asombra mucho y no tengo opinión. Se habla de obligar a los trabajadores a contratar un seguro de enfermedad. Es decir, la justa aplicación del líbreme señor de mis amigos que de mis enemigos me libraré yo.

He leído también sobre costes. Sobre el gasto sanitario aquí y allí. Sobre si una operación vale cuatro veces más allí que aquí. Toma claro, la culpa la tienen, apuesto por ello, los abogados de aquí y de allí; y la acción civil de aquí y de allí. Es muy chulo verlo en pelínculas; la vida real después es otra cosa.

He leído también sobre el coste de la asistencia sanitaria aquí y allí. Allí decía uno que le costaba alguna decena de miles de dólares al año para una familia. Aquí es un problema porque la gente cree que es gratis lo que traducido resulta que no sabe cuánto le cuesta. El cálculo se puede hacer de varias formas: por ejemplo se suma el coste de sanidad y se divide por españolito vivienta. Pero también se puede hacer una prospectiva indirecta con ese laboratorio que es Muface, mi mutualidad de pequeñito… de cuando no sabía nada de esto (como ahora) y no podía ver en internet y mi señora madre me metió en ello. El concierto de asistencia sanitaria de sus mutualista da una buena cantidad de partida: los 60 euros al mes por persona (de media) que Muface paga a las aseguradoras privadas que prestan el servicio (y que por otra parte cada vez son menos). Dicha cantidad coincide exactamente con la que paga Muface al Instituto Nacional de la Seguridad Social (o la Agencia Estatal de la Seguridad Social, según se llame ya) por el mismo servicio. Sesenta euros al mes por persona; setecientos veinte euros al año por persona; tres mil euros al año por una familia mediana. Ese es el valor; sin más impuestos ni otras zarandajas. Se aceptan sanos y enfermos con una cadencia de un mes y los más enfermos, dicen, huyen hacia la cosa pública.

Los funcionarios civiles estatales son cada vez menos: mi señora madre, maestra de escuela que fue, hoy no lo sería. Pero ahí una medida. Y bueno, sí, hasta cuándo va a pagar España su problema.

21 comentarios en “Save your bacon

  1. En fin, que me ponen el anzuelo y yo pico.
    Muface dice en sus condiciones que cubre TODOS los gastos del Mutualista, y su familia, que es una suerte, qué duda cabe. No todos los seguros lo hacen en todos los países. Hay quien paga 4000 mensuales, y 50 dólsres cada vez que va a la consulta y el resto a partir de determinada cantidad (descontemos las enfermedades congénitas, esas nunca se cubren.)
    Ni idea de quién tiene la culpa de que las operaciones sean allá más caras. No creo que sea cosa de abogados, sino de aseguradoras y farmacéuticas.
    Otra cosa que siempre he mantenido es que nosotros no sabemos el coste de los tratamientos (unos 2000 euros mensuales por cáncer y persona, que es algo que tampoco es tan difícil de pagar.)
    La cosa es, tal como yo cazurramente lo veo, que en EEUU yo pagaba, más bien me descontaban, un dinerito (400 dólares mensuales (soltero, eh?)) de mi sueldo, por un seguro. Pero si me rompía un hueso no me pagaban todo lo que me iba a costar. Y por supuesto la alergia, que ya la traía de España, quedaba fuera. Los medicamentos de la alergia me los compraba yo y las pruebas, las consultas y demás, también me las pagaba yo. Nada de cubrir “previous conditions.” O sea lo normal. Si eres un pringaíllo al que le ha tocado la china de la alergia, la diabetes o cualquier otra idiotez congénita, te lo pagas tú. ¿Qué luego no tienes dinero para pagarlo?, ¿qué el tratamiento de esa enfermedad que has contraído es carísimo? ¿y?
    Claro que luego la gente no es liberal. Claro.

    Con respecto a los mutualistas de MUFACE que se pasan a
    la SS, mire las estadísticas. Relacione enfermedades serias y SS (entre funcionarios) y eche cuentas. Eso sí, no eche cuentas solo con los datos oficiales. Mire entre los enchufados políticos, los amigos de los políticos, los médicos y sus familiares, ….
    ¿Qué la sanidad pública es cara? No. La Sanidad, pública o privada es cara. la Sanidad privada en EEUU ya hay quien no puede pagarla. Solo nos queda esperar a ver cuánto tardamos nosotros en no poder pagar la pública, y qué ocurrirá entonces, cuando casi nadie se la pueda pagar.
    P.S.: Nadie lea en lo escrito el más mínimo rastro de sostrismo.

    1. x Desde luego que pica.

      x Sólo estaba poniendo datos y haciendo comparanzas.

      x Muface dice que la compañía le cubrirá todo y dice también que lo hará por 60 euros al mes por persona.

      x Muface dice que hay una carencia de 30días.

      x Decir que la culpa de que la sanidad allí sea más cara es de las ‘aseguradoras y farmacéuticas’ necesita un poco de desarrollo. ¿Qué son las aseguradoras? ¿Las compañías que prestan el servicio? ¿Qué quiere decir? ¿Que inflan artificialmente los precios? Y las farmacéuticas ¿qué hacen? ¿cobran allí el medicamento más caro y aquí más barato? ¿por qué? ¿cuál es el coste en medicamentos de una operación de, digamos, apendicitis? Lo que quería decir, a modo de señalamiento, es que una diferencia entre aquí y allí es el coste potencial de una demanda civil por un acto médico fallido aquí y allí.

      x Iba a hablar de las ‘previous conditions’ pero al final quité el párrafo. Sí, es una diferencia… y muy importante. Aquí se traga con todo (desde la carencia) allí no: a diferencia de un seguro privado estricto, la compañía acogida al convenio de Muface no hace un análisis previo del mutualista, ni encuesta ni na de na: o todos o ninguno. Si se trata de un seguro médico con una componente de riesgo yo entiendo las ‘previous conditions’, porque admitirlas es tanto como que el asegurado apostara sobre seguro. Lógicamente, un seguro que cubriera las ‘previous conditions’ debería ser más caro que uno que no las cubriera: lo que digo a efectos de las comparanzas.

      x Coincido en que aquí casi nadie sabe el coste de un tratamiento. Y no sólo eso: no tiene que plantearse si hacerse un tratamiento o no.

      x La alternativa al individual ‘si te ha tocado una diabetes la pagas tú’ es bastante simple: la socializante ‘todos pagan las enfermedades de todos’.

      x Hay otra estadística interesante en Muface: la de compañías privadas que han dejado de prestar el servicio. Mi señora madre ya ha saltado varias veces en los últimos años.

      1. x Claro, se pagan 60 euros al mes, una cantidad razonable, y eso ya cubre todo. No hay co-pago, ni terminación del servicio por gastos excesivos, ni cosas por el estilo.
        x Cuando hablo de que la sanidad allí sea más cara me refiero por un lado a que las farmacéuticas están elaborando cmedicamentos cada vez más caros. El incremento se debe a gastos de investigación (aunque no deberíamos perder de vista los márgenes de beneficios.) Esto nos lleva a dos asuntos: uno, en Europa la Sanidad pública costea gran parte de eso así que nadie sabe loq ue realmente cuesta. Otro punto: ¿Hasta qué cantidad se pueden subir los costes sin que tengamos medicamentos prohibitivos, sin que vaya el sistema sanitario a la ruina?
        x Las aseguradoras han ido subiendo los precios, los gastos a mayores (premiums) de manera desmesurada. Tan es así que algunos Estados ya habían aprobado leyes para evitar que pudieran subir lo que quisieran.
        X La SS socializante la pagamos entre todos, sí, lo cual permite entre otras cosas que todos tengamos asegurada una sanidad bastante buena. Otra cosa es que como “no es de nadie” los gastos innecesarios se disparen. (Y este será otra de las causas que lleven a la quiebra al sistema sanitario.)

    1. Bueno, no es falso lo que dice, pero tampoco es del todo cierto. Por ejemplo, los que no tienen medios son los aprados y jubilados (que sí que los tienen). Una persona que trabaja y gane algo más de lo que gana un trabajador del Wal-Mart, tiene que pagar la asistencia o se lo paga el seguro.
      Muchos tienen seguro, sí, es cierto, pero no dice que el seguro no cubre todo.
      Lo de que allá los carteles están en inglé y español porque no es Cataluña, da risa, debría decir que es así porque no es España, ni el resto del mundo (pero siempre hay que lanzar pullitas, claro.)

  2. Yo creo que se debería implantar el sistema sueco. Vas a urgencias y pagas el tratamiento que te hacen. Si era una urgencia no te preocupes que te van a devolver el importe abonado. Pero como no sea una urgencia acoquinas.

  3. ¿Estuvieron atentos a la conjunción planetaria que supuso la coincidencia de la decisiva votación de la reforma de Obama en los USA con la emisión de John Q al día siguiente en La Sexta?

    Pues a ver si estamos más al lorito

  4. Apreciado Tsevanrabtan,

    como estuve unos pocos años analizando la actividad asistencial de un hospital público de primer nivel y cerca de 1000 camas, puedo decirle que los costes de cada proceso (sean de diagnóstico o de procedimiento) están absolutamente medidos y estandarizados de acuerdo además con el sistema americano. Se hace en todo el mundo mundial igual. Luego cada hospital hará sus trampillas y retocará los numeritos de los códigos para inflar los datos y aparentar que hacen casos más difíciles o que son más efectivos, pero el sistema para medir la asistencia y contabilizarla es el mismo idéntico de la muerte. Con perdón por “de la muerte”.

    Estoy segura y no bromeo, de que a más de uno si le preguntaran que qué prefiere si ponerse una válvula para la insuficiencia mitral o un coche nuevo por el precio equivalente (más o menos un millón de las antigüas pesetas si no hay complicaciones), le digo yo que elegían el coche.

    Lo de Obama me temo que había que hacerlo porque la situación era insostenible. Como también lo es la nuestra. De manera que a lo mejor o a lo peor (no sabría cómo decirlo), van y nos obamizan en unos años la sanidad. Lo que no sé es si allí tomarán lo bueno de nuestro sistema y aquí lo malo del de ellos.

    Reciba un saludo cordial.

    1. Bueno, la entrada es de qtyop (nuestro robot particular).

      Este es un blog algo anarco. La gente escribe entradas cuando quiere.

Los comentarios están cerrados.