Chinwagueen


Me voy. Cuando lean esto seguramente ya estaré de viaje. Que me vaya de viaje en esta época del año es simple coincidencia. Yo no soy un turista; soy un viajero. A mi regreso les traeré sabrosas anécdotas y fotografías impactantes. Les explicaré la auténtica verdad de lugares remotos y mal conocidos. Por desgracia y, paradójicamente, en esta época en que la información nos abruma, nos aplasta incluso, es necesario dejar de lado los intermediarios, siempre tan atentos a darnos la versión que interesa a los poderosos. Yo hablaré con los lugareños, cogeré puñados de tierra y aventaré esos granos primigenios, y podrán disfrutar de “otra” visión de parajes y gentes que no conocemos. Porque yo, amigos, tengo una mirada original.

Mientras tanto, espero que esas sombras que de vez en cuando dejan algún grafito en las paredes de esta casa, no aprovechen y hagan una fiesta “destroyer”.

Y ahora, incontinente, calo mi salakov y voyme.