La llamada

– Hola, llamo desde el Ministerio del Interior.
– Susórdenes.
– ¿Se ha bajado usted hoy una peli de internet?
– No sé, mi ordenador es autónomo y va a su bola.
– ¿Y ayer?
– No, no, hoy, ayer, todos los días se comporta igual.
– ¿Sabe que piratear es delito?
– ¿Y pagar rescate a los piratas…?
– No nos desviemos…
– Vale, volvamos de Somalia.
– Hemos notado que desde una web de descargas se
ha realizado un flujo abundante hacia su ordenador.
– ¿Y ya han pillado al canalla? Estoy harto de recibir
descargas que no he pedido. Tengo el ordenador hasta
arriba de bits spammódicos.
– Si persiste, le configuraremos el sistema de navegación
de su ordenador de tal modo que sólo podrá entrar en
el blog de Enric Sopena. ¿A que se le hiela la sangre?
– Voy a ser un chico bueno, señor…