The fair’s hall of fame


Me manda un amigo la noticia de la «protoquerella» contra el Papa. Luego he leído la noticia en El Mundo. También me entero, por El País, que un abogado norteamericano quiere sentar al Papa en el banquillo. Lo mejor de la noticia (que nos explica que del asunto se está ocupando un letrado muy conocido y competente, el señor Robertson) es que se fija más en la posible competencia de los tribunales británicos que en el fundamento de la acusación. Digamos que, salvo que se establezca que existía un plan de la jerarquía católica de generalizado ataque contra los niños del mundo (o de partes de él) mediante la realización de abusos o agresiones sexuales, la cosa no parece estar muy fundamentada. Ya imagino que habrá quien diga que existió un plan generalizado de ocultación, pero eso, de ser cierto (que no me consta), no basta. Y eso lo saben los letrados de Dawkins y cía. Para que el crimen de lesa humanidad exista debe «obtenerse» algo de él. Lo es, claro, proteger al que lo comete; pero no lo es amparar cualquier crimen, aunque sumados sean muchos. Digamos que el propio crimen protegido debe ser de lesa humanidad. ¿El cura pedófilo de Boston quería joder a los niños como forma de atacarlos generalizadamente o es simplemente un cerdo asqueroso? El dato estadístico es además importante cuando se trata de una organización con tantos miembros: ¿hay más abusos causados por sacerdotes o monjas o cualquier pulpo asimilable, que por varones o hembras que no pertenezcan o estén relacionados con esa organización?

Por otro lado, leí hace poco que unos abogados argentinos se iban a querellar en Argentina contra alguien por lo del franquismo. ¡Y la primera diligencia es averiguar contra quien se tienen que querellar! Es muy cachondo que el asunto original se refiriese a los crímenes durante la Guerra Civil y ahora el abogado argentino extienda el período hasta la muerte de Franco. ¡Ah, la conocida creatividad de los abogados y el conocimiento de los «problemillas» del proceso! También he leído que se van a querellar contra Varela por prevaricación.

Es lo que pasa cuando se «interpreta» la ley conforme a criterios de «justicia» y conforme al «espíritu» de los tiempos. El mundo está lleno de hijos de puta, sí, pero también de justicieros. Siempre encontraremos una buena mala razón para joder a un hijoputa. Por desgracia para los iluminados, hace tiempo que las sociedades civilizadas decidieron que la definición de hijoputa, y el procedimiento para llegar su declaración, debían estar fijados taxativamente y ser previos -y conexos- a los propios actos infames.

Dawkins es un antipapista. Le tiene una aversión de cuidado a la Iglesia Católica. Quedó muy claro en su God delusion. Prefiere a los rudos cristianos americanos con sus lecturas literales de la Biblia, antes que a esos demonios papistas con sus argumentos teológicos y el Big Bang, versión mantenemos el chiringuito. Bueno, para gustos los colores, y no es extraña esa afición en un inglés. Ya sabemos que los ingleses son muy demócratas y nunca han discriminado a los católicos (¡Aquí jetilla!). Eso sí, ¡qué afición a la propaganda y a ver su careto en las pancartas! Voy a proponer que se cambie el calendario y empecemos por sustituir Enero por Richario.

En cuanto al asunto Garzón y la batalla de los justos, con sus manifestaciones y llamadas al pueblo contra los tiranos del Supremo, la cosa está adquiriendo un aspecto lamentable. No hay nada como desacreditar una causa para dar ventaja a sus enemigos. Entiéndaseme: me refiero a la propia causa que dicen defender los que adoran al «becerro» Garzón.

No sé qué pasará con estas querellas. Bastante tengo con lo de aquí como para preocuparme de la justicia inglesa o argentina.

Eso sí, que luego no se extrañen cuando, después de Savonarola, vengan los de siempre a poner orden.

54 comentarios en “The fair’s hall of fame

  1. He tenido que abrir el enlace de la noticia y ver para creer. El afán de notoriedad empieza a pasarle factura a Dawkins (al hombre sólo le falta ponerse una rebeca rosa).

    Y qué decir de la justicia universal interpretada conforme al espíritu de los tiempos, es para echarse a temblar. Como siempre, Tse, tiene ud. más razón que un santo (con perdón!).

  2. Habrá más personas que dejen de creer, más personas que dejen de votar, más personas que dejen de trabajar…en fin, como siempre con patatas…

  3. Sigo sin entender los delitos contra la humanidad -salvo, acaso, el suicidio- pero creo que la Iglesia Católica tiene una responsabilidad en cada encubrimiento.

    No es lo mismo que, por ejemplo, en el colegio del hijo pequeño de Funes haya un pederasta dando clase de manualidades a que la dirección del colegio lo sepa desde hace ocho años y no diga nada, lo mantenga en su puesto y le pague los quinquenios.

    En cuanto a Dawkins, qué gran divulgador.

    1. ¡Qué gran tema el de la responsabilidad!

      Los delitos en cuestión están castigados y son perseguidos en la mayor parte de los países (y donde no son «tan» perseguidos no es por influencia de la Iglesia Católica precisamente). Si un cura abusa de un niño y alguien lo encubre, le metes una querella al cura y al encubridor (o los encubridores) y zas, todos al trullo. Sin embargo, esto es problemático, porque hay que demostrarlo. Es lo que tiene la responsabilidad penal. Y si se supone que hay una especie de plan de ocultación impuesto desde las alturas (con la finalidad de eludir las responsabilidades penales) hay que sacar el papel (o las pruebas). A usted le molesta que le sigan pagando. Ah, pero eso no es delito, que yo sepa.

      Vuelvo al asunto de la entrada: para que los jueces ingleses le metan mano al Papa el Papa tiene que ser personalmente responsable de un crimen de lesa humanidad. Yo sí sé qué es eso: lo que definen los tratados, por ejemplo el muy detallado de creación del Estatuto de la Corte penal internacional. Lo que pasa es que la definición parte de una premisa: que la violación de los derechos humanos formen parte de una ataque generalizado. Es lógico: todo homicidio o violación, por ejemplo, atenta contra los derechos humanos. Sin embargo no son crímenes de lesa humanidad. Y para que el encubrimiento o la actitud pasiva (de existir en términos penalmente relevantes) fuesen delitos de lesa humanidad es preciso que lo sea el crimen que se pretende ocultar. No es admisible que el cura sea autor de un delito común y el Papa, por ocultarlo (si es que se demuestra), lo sea de uno de lesa humanidad.

      Naturalmente, si hablamos de responsabilidad moral, hablamos de otra cosa. La responsabilidad moral no se depura con querellas. Otra cosa es que se quiera montar un circo para demostrar que la Iglesia es responsable moral de su política «comprensiva» con los pedófilos. Pero eso no es justicia penal.

      Por cierto, la dirección que sabe lo que pasa y no dice nada es responsable penal en ese país. No hace falta irse muy lejos. Y la Iglesia como organización es responsable civil. Por eso han pagado tanto dinero en Estados Unidos a las víctimas de esos delitos. ¿Por qué no le meten la querella al Papa en Alemania, sin más, y se olvidan de los crímenes de lesa humanidad? Ah, ya … porque si hacen eso no hay circo.

      Dawkins, qué gran artista.

      1. Hombre, que yo lo del plan pedófilo mundial no me lo creo ni aunque me lo jure James Bond. Pero, por lo que se lee, que vaya usté a saber, parece que hay más de un caso, y más de mil, en el que aparecen instrucciones claras de encubrimiento de los abusos por parte de los superiores. Instrucciones jerárquicas. Si pasase eso, qué se yo, en la asociación juvenil Edelweiss, ya estaríamos todos pidiendo depurar las responsabilidades y procesar al director. De eso se trata: de que en una diócesis hay cuatro curas menoreros, el obispo lo sabe y da instrucciones a sus subalternos, implicados o no, para ocultar el asunto. No veo más. Ni menos.

        Lo de Dawkins y el Papa es otra cosa. Puro ateísmo anglicano, y ya está. Las acusaciones de creacionismo a la Iglesia que también se leen por ahí son pura ignorancia, o pura mala fe. Aquí, los cuatro creatas que hay son protestantes todos.

    2. El hijopequeño de Funes es más alto que su padre y hace años que tiene pelos en los huevos. (Bueno, supongo: las piernas, se las depila). Y su colegio es el mismo que el de el hijomayor de Funes, aunque ninguno de los dos están ya en él.

  4. LOST:

    Qtyop, ¿vio el partido – no hace falta dar más detalles – del sábado?

    Hay una jugada curiosa, a los 7 u 8 minutos de juego: pase de CR9 a Higuaín (o de Higuaín a CR9, no recuerdo), que está más adelantado que el último defensor, pero el pase lo intercepta Piqué con la mano. El árbitro sanciona la mano, pero, a instancias de los culés, consulta al juez de línea y cambia su decisión por la de fuera de juego del delantero madridista.

    Me pareció una gran cagada por parte del árbitro: ¿no habíamos quedado en que el fuera de juego se pita cuando el balón llega al delantero? Creo que era mano y tarjeta para Piqué – la primera decisión del colegiado.

  5. x A media entre el fútbol y el Masters de Augusta, que tuvo una gloriosa jornada de sábado.

    x Sí, vi la jugada. El regla del fuera de juego en fútbol está cada vez más embarullada por la manía de escribir reglas sujetas a interpretación. Para la jugada lo mismo valdría la primera decisión o la definitiva.

    Si Piqué hubiera desviado el balón con la pierna hacia el lado contrario y le llega a otro jugador me apuesto un cojón negro y peludo de hijodefunes a que la jugada habría seguido y la International Board argumentaría que si el espectáculo y tal y cual pascual maragall. Tal y como se pitó, la IB también diría que está bien pitada porque bla bla bla bla y re bla.

    Por otra parte Piqué cortó el balon intencionadamente con la mano; con independencia de si era juera de fuego o no. Cabría preguntarse (teóricamente) sobre la tarjeta.

  6. Haz clic para acceder a lawsofthegamees.pdf

    Posición de fuera de juego

    El hecho de estar en una posición de fuera de juego no constituye una infracción en sí.

    Un jugador estará en posición de fuera de juego si:

    • se encuentra más cerca de la línea de meta contraria que el balón y el penúltimo adversario

    Un jugador no estará en posición de fuera de juego si:

    • se encuentra en su propia mitad de campo o
    • está a la misma altura que el penúltimo adversario o
    • está a la misma altura que los dos últimos adversarios

    Infracción

    Un jugador en posición de fuera de juego será sancionado solamente si en el momento en que el balón toca o es jugado por uno de sus compañeros, se encuentra, a juicio del árbitro, implicado en el juego activo:

    • interfiriendo en el juego o
    • interfiriendo a un adversario o
    • ganando ventaja de dicha posición

    Pero …

    Medidas disciplinarias

    Existen circunstancias en las que se requiere una amonestación por conducta antideportiva, cuando un jugador toca el balón deliberadamente con la mano, por ejemplo, cuando el jugador:

    • toca deliberada y manifiestamente el balón con la mano para impedir que un adversario lo reciba

    El hecho fundamental es que Piqué, cuando pone la mano, no sabe que el juego está interrumpido porque no lo está todavía. Él realiza la conducta antideportiva. No es falta de Piqué pero sí puede ser tarjeta.

    Si hace lo mismo un jugador desde la banda (o el entrenador), tampoco es falta, pero sí tarjeta.

    Sin embargo, no puede ser roja, porque no es oportunidad manifiesta de gol, ya que la jugada se invalida por el fuera de juego.

    Además, la norma dice que:

    Balón fuera de juego

    El balón estará fuera de juego cuando:

    • haya cruzado completamente una línea de banda o de meta, ya sea por tierra o por aire.

    • el juego haya sido interrumpido por el árbitro.

    En resumen:

    1.- El juego no está interrumpido hasta que el árbitro pita.

    2.- La razón de sancionar al que toca con la mano tiene que ver más con su intención (la del jugador) que con el hecho de que se pite una infracción anterior. Sólo si el jugador toca con la mano cuando «ostentóreamente» está interrumpido el juego puede decirse que no tenía ea finalidad.

    3.- No puede ser tarjeta roja, porque esta requiere objetivamente que se impida una ocasión manifiesta de gol. No cabe que exista esa ocasión si las jugadas no son válidas desde el fuera de juego.

    4.- Finalmente, no se crean nada de lo dicho. No tengo ni puta idea sobre el asunto.

      1. ¿No le parecería una buena medida que a partir de octavos las eliminatorias de la Champions se decidieran al mejor de tres partidos como en el basquet?
        Queda muy pobre eso de
        Bayern-2;Manchester-1 y Manchester-3;Bayern-2
        Valencia-2;Atlético-2 y Atlético-0;Valencia-0

    1. Gracias.

      La tarjeta que yo pedía era la amarilla, claro. La roja, en ningún caso, pero no me hubiera lamentado si hubieran echado a Piqué 😉

      Quede claro que la jugada me parece ‘curiosa’ – bueno, en realidad, me parece un error de bulto que debería incapacitar a un árbitro, (aunque, en este caso, creo que se jubila ya o casi ya, asi que da igual) por no tener ni p*ta idea -; pero por supuesto, no quiero insinuar que haya influenciado el resultado del partido. Gano el Barça porque acertó frente a la portería y el Madrid no.

      Al Madrid le queda el único consuelo de batir el récord de goles de Thosack, pero para llevar la media, hay que meter 10 goles en los próximos dos partidos, y seguir luego a ritmo de 3 por partido. Lo veo asaz complicado, y además no creo que haya motivación.

      Y ya no hablo más de LOST por hoy

    2. 1. sintagma clave: a juicio del árbitro

      2. La IB la RFEF y el villarato en pleno argumentarán que el jugador estaba implicado en el juego activo.

      3. Si Piqué hubiera cortado el balón con el pie y hubiera salido en dirección contrario, la IB, la RFEF y el villarato en pleno argumentarían que el jugador *no estaba* implicado en el juego activo.

      (ejemplos prácticos en la sección de fuera de juego del documento)

      4. La infracción de fuera de juego no se comete cuando el árbitro pita sino cuando el jugador toca el balón (al menos tradicionalmente). Es muy discutible que la mano de Piqué impida que un adversario reciba el balón (original: «deliberately and blatantly handles the ball to prevent an opponent gaining possession») porque el adversario no puede recibir el balón. Es un aspecto a discutir teóricamente. ¿Merece sanción disciplinaria? In my humble opinion, yes. Con el código de fútbol en la mano, no sé. ¿Habría árbitros que sacarían la amarilla? sí.

      1. Yo creo que el sintagma clave es «en el momento en que». Digamos que en ese momento surge el fuero de juego (si es fuera de juego). Sólo hay una excepción: cuando toca la pelota y por tocarla se considera que interviene.

        Digamos que la infracción tiene lugar en el momento del pase, aunque se declare después. Sería retroactiva. La cuestión es que la sanción por la mano sólo exige que el juego no esté interrumpido. Y está claro que se interrumpe cuando lo dice el árbitro (aunque se anule parte del juego anterior). En consecuencia, la jugada no es válida, pero el jugador que realiza un comportamiento antideportivo puede ser sancionado, al no estar el juego interrumpido (y al ser obvio que, por no estarlo, lo que quiere es cortar el juego del contrario).

        1. Yo creo que en el momento en que el árbitro pita de fuera de juego (que lo es) se produce una nulidad ex tunc, de manera que tiene efectos desde que el jugador hace el pase. Todo lo demás queda anulado y no produce efectos. Por ello, Piqué no es susceptible de ser amonestado por la mano. Otra cosa sería que hubiera agredido al rival.

          1. Si hay agresión, se le expulsaría por ‘conducta violenta’, sanción que se puede imponer incluso a los jugadores sustitutos o sustuidos (es decir, independientemente de que el balón esté en juego).

          2. Sí, pero y por qué no es eso posible en el caso de una acción antideportiva. Y el balón está en juego mientras el árbitro no diga otra cosa. Y más: ¿dónde dicen las normas que se produzca esa nulidad total. Yo las miro y no lo encuentro. Recuerde que las tarjetas (también las amarillas) se pueden enseñar a jugadores que no están jugando, por ejemplo. Una falta sólo puede pitarse si una acción anterior no prevalece. Pero, ¿dónde dice que las acciones antideportivas queden anuladas por algo como un fuera de juego, que el balón salga del campo o una falta anterior?

        2. Perdón. Estaba haciendo una interpretación de la regla de toda la vida. Ahora la regla cambia, como decía para peor. Además, no hay regla… interpretan y hacen lo que le dan la gana.

          Efectivamente dice, ‘en el momento de tocar el balón’. Pero realmente quiere decir cuando al árbitro o a la IB le dé la real gana.

          Pruebas: los ejemplos prácticos que están en el documento que se adjunto. Especialmente aquel que considera la posición de fuera de juego después del rechace de un portero.

          La posición (conceto objetivo) se crea en el momento del pase. La influencia (concepto subjetivo) está al albur del árbitro. Lo de ‘en el momento de tocar el balón’ es una gilipollez en grado superlativo que va contra la acción natural de la defensa. Como ejemplo práctico la jugada en cuestión.

          1. La cuestión es que el momento de la infracción es el que es, aunque se declare después (una vez considerada la influencia). Aunque hay al menos una excepción, cuando toca el balón el «influyente», según he visto en las reglas interpretativas. En realidad, la cuestión no es el efecto retroactivo respecto del fuera de juego, sino si ese efecto afecta a todo lo sucedido desde que el fuera de juego tiene lugar hasta que el árbitro interrumpe el juego. Yo creo que no afecta a las acciones antideportivas, ya que su castigo se basa precisamente en eso, en que son antideportivas. por eso se puede sacar tarjeta a un jugador de banquillo que entra en el campo, aunque no sea falta y aunque no se interrumpa el juego, por ejemplo. No hagan caso al «ex tunc» de Desierto, que es un liante.

          2. Nos estamos adentrando en una senda tenebrosa. Yo creo que sí que afecta a las conductas antideportivas que se han producido como consecuencia de la acción previa anulada. Es decir: Piqué no hubiera tocado el balón con la mano si no se hubiera hecho el pase en fuera de juego. Pero tampoco estoy muy seguro.

          3. Yo creo que Piqué toca cuando no sabe (ni seguramente puede saber) que hay fuera de juego. En cualquier caso, ése es otro argumento: si el árbitro cree que Piqué no tiene intención de parar el juego del rival, sino simplemente recoger la pelota para dársela al árbitro, faltaría el elemento «doloso» y la acción no sería sancionable. Ahora, la cuestión no es ésa, sino otra: ¿si lo hizo para parar el juego es sancionable? Yo creo que sí, porque no se había interrumpido el juego.

          4. Yo entiendo que Piqué no hubiera hecho manos (aún dolosas) sin la infracción previa. Por contra, si Piqué se pone a insultar a CR9 (que es lo que yo hubiera hecho), sí sería sancionable. En fin, me piro que, si no, acabaré buscando jurisprudencia.

  7. Muy interesante el post, y muy acertada la relación que establece entre el caso de Baltasar Garzón y el que se le prepara a Ratzinger.
    Me siento un poco cohibida para participar en este blog sobre todo de este lado, el de los comentarios. Queda dicho.
    Permítame que le comente un hecho que me ha hecho pensar casi tanto como este de los sacerdotes pedófilos. Se trata de un médico que trabajó en un hospital en el que yo trabajé cosa de 21 años hasta que me trasladé a otro hospital que no es mejor ni peor pero que está cerca de mi piso. El médico abusaba de sus pacientes (básicamente tocamientos, etc.) que estaban «out» o «off» «básicamente» porque tenían alguna dolencia neurológica. Todos los médicos del hospital lo sabían. Se lo puedo asegurar. Algunos estaban muy en contra de «tapar» a ese médico, otros lo disculpaban. Se lo puedo asegurar también porque mi relación con médicos de ambas opiniones era lo suficientemente abierta y franca como para que me confiaran su parecer. Finalmente al neurólogo se le fue la mano y fue desterrado… a un hospital de una ciudad más pequeña de Cataluña cuyo nombre no revelaré. ¿Eso me convierte en cómplice? No, creo, porque hay personas más responsables que yo entre las abusandas enfermas y el médico enfermo. Al fin y al cabo lo que yo sé es de oídas.

    De verdad, si llego a saber que el Derecho era algo tan rematadamente especulativo y tan actual, probablemente me hubiera interesado más que la literatura, que hoy en día es una cosa de letra muerta y de gente sin arrojo ni cojones. Huy, perdón.

    Saludos

  8. Tse, desde la experiencia se lo digo: yo creo que la mayoría de los que adoran al becerro ni se han parado a pensar en las implicaciones.

    Y una duda de derecho que me ha surgido: ¿dónde están los límites para llegar a arreglos económicos con quien ha sufrido un delito?

    1. Iba a contestar aunque ya ha contestado desierto. Prácticamente no hay delito arreglable. Aunque falta la información práctica: en muchos asuntos, el acuerdo sirve para que la acusación particular haga mutis y se quede solo el Fiscal, normalmente más fácil … de convencer.

  9. Esto de enjuiciar al Papa me recuerda aquellos divertidos juicios de la Edad Media, en que se juzgaba a una nube por traer granizo o a un enjambre de abejas por trabajar en domingo (o picar al cura durante la misa)

        1. Es infalible… Eso, ¿qué significa exactamente? Escoja una opción, por favor:

          a- Que no es susceptible de tener falo (de ahí lo de la castidad)

          b- Que no puede cometer falta (de ningún tipo)

          c- Que no se le puede hacer falta

    1. Penalti, sí. Pero es que Dawkins es un extremo blandísimo. Se cae con que le miren. Y ya se sabe cómo son los recios centrales alemanes: tremebundos.

      (Salvo para Fernandito Torres, que se los mea porque es de Fuenla.)

      ((Y, además, se lesiona -siempre- justo antes de jugar contra el Atleti. Gracias, Fernando.))

Los comentarios están cerrados.