Os quiero un huevo tíos


Queridos lectores:

Me he dado cuenta de que, pese a hablar mucho estos últimos tiempos de los affaires de Garzón, no he llegado a decir lo que pienso sobre la prevaricación (¡presunta!) del magistrado en cada caso.

Antes de empezar, para constancia, afirmo que Garzón me cae mal, me parece un sujeto peligroso y además es un mal juez. Y no lo digo yo. Una de las cosas más graciosas es que sus defensores, últimamente, siempre dicen que ¡es un mal instructor!, pero que una cosa es equivocarse y otra ser un prevaricador. Manda huevos: el hombre lleva toda la vida instruyendo, pese a que podía estar en otro lugar (por ejemplo juzgando, que es lo que le suele molar a los jueces), y hasta sus amigos dicen que es algo inútil. En fin, explicitadas mis posibles causas de recusación, intentaré abstraerme de ellas y ser objetivo. Iré de menos grave a más grave:

1.- El caso Santander. Bueno, es una cosa fea que quien decide que “querido Emilio” deje de tener problemas es el mismo que le llama querido. Sin embargo, la cuestión es si al margen del deber de abstenerse, la resolución archivando era injusta. Al parecer la querella contra Botín no estaba muy fundamentada. Digamos que debía haber sido otro quien lo dijera, pero que Garzón deba ser empurado por saltarse uno de los deberes de su oficio, no le convierte en prevaricador. A bote pronto, diría que no, que en este caso, no. Y creo que archivaría.

2.- El caso de las escuchas. La cosa se complica. El auto es una aberración y afecta a derechos fundamentales (y ése es su aspecto más sangrante). Además, Garzón es juez instructor y la jurisprudencia sobre las escuchas debería sabérsela al dedillo y actuar en consecuencia. Y no sólo por el hecho de que no pueda hacer lo que hizo, sino porque incurre en el defecto de no motivar en absoluto su decisión. Es un defecto, el de no motivar, por lo demás, desgraciadamente muy común en las resoluciones de muchos jueces. En este caso tengo muchas dudas sobre lo que haría si tuviera que decidir, pero lo que sí tengo claro es que debe ir al banquillo. Y que se explique en el juicio.

3.- El caso de los crímenes del franquismo. Para mí, no es el más grave desde el punto de vista de los derechos afectados (a diferencia del anterior), pero sí el más evidente. Toda la información está disponible. Yo creo que ha prevaricado. Toda la conducta procesal de Garzón en ese procedimiento es extrañísima y enormemente artificiosa. No es que interprete de forma poco común tal o cual norma. Es que crea una construcción enormemente discutible por partes y aberrante en su conjunto, destinada a atribuirse una competencia para realizar supuestas diligencias que no lo son. Instrumentaliza, en suma, el proceso penal, para un fin espurio. Sólo así puede interpretarse su conducta en conjunto y sus propias resoluciones. Y no se trata sólo de la Ley de Amnistía y su vigencia (indiscutible, por lo demás, al menos para un juez español); se trata de toda una argumentación (tras un tiempo enorme de parálisis del proceso) y de los propios obstáculos que el magistrado introduce. ¿Por qué lo hace? Eso es especular: puede que por autobombo, o puede que por convencimiento de estar dando respuesta a una exigencia histórica. Eso es indiferente. La realidad es que, aunque lo haga por motivos nobles, se excede y realiza lo que le está vedado, a sabiendas.

(NOTA: el título es resultado de haber añadido al acervo personal, tan rico ya -habría que hacer una antología colectiva- dos expresiones felices: el “querido Emilio” y el “te quiero un huevo, tío”. Pues eso, que les quiero un huevo, tíos)

39 comentarios en “Os quiero un huevo tíos

  1. Faltaría el asunto de su manera de enriquecerse, pero servidora subscribiría a grandes rasgos el post. Usted cree, Sr. Tse, que un juez sobrio permitiría tanto polvareda levantada (ya que las togas se manchan de lodo pero también de polvo). Creo que si alguna vez tuviera que ver un interés mío ante un tribunal y pudiera elegir entre Garzón o Varela, elegiría a Varela.

    Creo también que lo que se está haciendo con el caso instruído por el juez Varela es muy frecuente en estos días y lo usa mucho la vicepresidenta Fernández. En la wikipedia viene explicado en la lista de prejuicios cognitivos como “argumentum ad logicam” o falacia del hombre de paja:
    “Ejemplo: Pedro: «Pienso que los niños no deberían correr por calles con mucho tráfico». Juan aprovecha y crea una posición clara de ataque: «Yo pienso que sería estúpido encerrar a los niños todo el día sin respirar aire limpio». De esta manera, Juan puede atacar una posición radical y fácil que Pedro nunca quiso dar a entender. La única manera de evitar el hombre de paja es que Pedro lo destruya antes que Juan o poner en evidencia la intención de Juan de crearlo para confundir.”
    “Ejemplo:

    * Sentencia: No estoy de acuerdo con el régimen político de Cuba.
    * Réplica: Lo que pasa es que defiendes las políticas de Estados Unidos.

    El primer interlocutor habló sobre Cuba pero no dijo nada de Estados Unidos. En este caso, Estados Unidos es un hombre de paja al cual derrotar en lugar de hablar de Cuba”.

    Y así por el estilo. Es decir, se ha desviado el verdadero problema hacia el franquismo, voz que hacía años que no se oía, al menos por aquí.

    Saludos.

  2. Si señor, completamente de acuerdo con usted, añadiendo ademas que va contra sus propios argumentos para desestimar la denuncia contra carrillo

    Asouie: si, tambien. Y es que cuando te sacan semejante ataque o has aprendido a defenderte o te quedas pillado pensando como es posible que de tus palabras se desprenda semejante adjudicación. Supongo que lo mejor es soltar un contundente “NO!” y seguir… “me esta adjudicando algo que no es verdad y no tiene que ver con lo que digo”. Nada de justificarse, nada de permitir que el demagogo meta la uña o concederle un mínimo punto de razón

  3. Hay una duda que tengo: ¿El caso GAL lo destapó Garzón después de su breve aparición estelar como ministro, o fue antes? ¿Podría considerarse una venganza o una instrucción que, independientemente, siguió su curso?

  4. Bueno, que los jueces se defiendan, que para eso tienen práctica, que los chorizos sean condenados y a ver si statut en su sitio…

    1. En realidad no habla de nada de nada de nada. Es muy significativo que ni siquiera aclare si se trata de acciones penales, aunque se deduzca del asunto de su inmunidad. Tendremos que esperar a que nos expliquen qué quieren hacer. Es especialmente graciosa la comparación con el funcionario inglés. Yo lo que quiero saber es de qué se le acusa concretamente y por qué un tribunal inglés es competente. Mientras no me enseñen eso, el anuncio es propaganda.

      1. Sí, el artículo no es un prodigio de concreción pero parece que se le acusa de encubrir abusos, y una prueba es la carta de AP. Por otro lado, ignoro qué competencias tiene un país europeo para arrestar y juzgar a un presunto delincuente que entre en sus fronteras.

          1. Pues sí. Lo que decía el otro día. Y Robertson (que es un experto en la materia) lo tiene que saber, y hace el asunto más disparatado. Van a terminar jodiendo su propia causa (que es la nuestra) con sus dislates.

          1. La protagonista de An education emite varias veces a lo largo de la película una risa en escala ascendente de cuatro notas -puede escucharse en el segundo 12 del vídeo– que ya merece la pena por sí misma. Es la risa de la alegría perfecta.

  5. zUMBIa NeWs AG

    presentan una denuncia contra FG por amparar, proteger y no denunciar a los criminales franquistas durante sus taitantos años de reinado.

  6. Titular:
    “Los querellantes argentinos piden investigar al rey, a Suárez, a Fraga y a Ian Gibson (a este último por brasas).”

    1. Si funciona como los icacharros que ya había antes, hay un cable de conexión con el ordenador que se enchufa al mismo sitio por el que se carga o se conecta a altavoces externos.

      Y, obviamente, utilizando internet para bajar ficheros de datos e instalar programas.

      1. ¿Eso quiere decir que lo están poniendo más difícil para que se copien datos? Porque con lo últil y práctico que es un puerto usb …

        1. Es más complicado de lo que parece. El cable de carga del iPhone tiene, en un extremo, una conexión usb corriente; y en el otro, otra cosa:

          Con ese cable se conecta a un pc o a un mac, tanto para cargarle la batería como para mover datos; pero desde el pc, por ejemplo, no se puede ‘ver’ el iphone en el administrador de archivos de las Windows, salvo instalando software ad hoc de terceros, como Sharepod, iPhone Explorer o cuarenta aplicaciones más que andan por ahí, desnudas y gratis.

          También se puede acceder al iPhone, al iPod y, supongo, a la iPad mediante wifi, y utilizar SSH (un protocolo que puede ejecutarse con distintos programas) para mover ficheros, copiar, borrar, cambiar permisos de acceso, editar, &c.

          Las carpetas internas del iPhone tampoco son iguales que las de los pcs, y hay un montón de dificultades más si se utiliza Windows, como hago yo (supongo que desde un mac será más fácil todo). Pero en la red hay instrucciones claritas para cualquier cosa: mi iPhone está más manipulado que una elección afgana y no soy, precisamente, el tío que más sabe del mundo.

          No sé si me compraré una iPad; desde luego, el iPhone es la mejor máquina que he tocado jamás. La pregunta de ‘qué te llevarías de tu casa si se declarase un incencio’ ha dejado de tener sentido.

    1. Bueno, he leído la entrada de su blog. Salvo que pudiera demostrarse que la información se negó y luego no se volvió a pedir, o que existía alguna posible irregularidad en esas cuentas que el magistrado conociera y respecto de las que no hiciera nada, no. Es como lo del cohecho impropio: la ley exige que se den al magistrado en consideración a su cargo. Pero no se le dan a él, sino a una institución que organiza unos cursos. Y se dan para pagar un trabajo; no es una dádiva. Y en cuanto a la querella, la inadmisión fue confirmada por la sala de lo penal. Yo, a falta de más datos, creo que debió inhibirse, y creo que tiene muy mala pinta que un juez como Garzón ande agradeciendo el dinero que sirve para pagar cursos en los que participa estando en excedencia. Pero, hasta ahora, insisto, no veo el delito.

      1. Parece que la fuente de información que da lugar a la demanda del gobierno chileno (en EEUU) contra el Santander es la misma que origina la petición de información de Garzón. ¿Dejó de hacer algo éste? A saber.

        Lo cierto es que, según se ve, había caso.

        Gracias y saludos.

Los comentarios están cerrados.