Una cita que no viene a cuento

These later decisions have fashioned the principle that the constitutional guarantees of free speech and free press do not permit a State to forbid or proscribe advocacy of the use of force or of law violation except where such advocacy is directed to inciting or producing imminent lawless action and is likely to incite or produce such action.

Lo dice el Tribunal Supremo … norteamericano.


34 comentarios en “Una cita que no viene a cuento

  1. ¿El tribunal supremo americano? ¡Otro nido de franquistas!

    A mí, lo que más me sorprende del caso Garzón es que, estando tan claro como está de qué se trata, haya juristas prestigiosos que se posicionen en el bando equivocado. ¿Hasta tanto ha llegado el sectarismo? Yo, que creo que la prevaricación sería no haber actuado como lo está haciendo el juez Varela, tengo cada vez menos ganas de seguir viviendo en este país. Voy a ver si me sale algo por ahí…

    1. Sí, Sr. Lehningen, por Argentina.
      Muy buena cita. De verdad que esa parte de una sentencia (supongo que el extracto se trata de algo así) no tiene nada que envidiarle a los sonetos de Shakespeare ni a nuestro Góngora.

  2. Ya están los de siempre con las dos españas…haber llegado hasta aquí para ver cómo todavía se reproducen y envenenan el aire…hará usted bien, Lenhingen, y cuanto más lejos, mejor…

    1. Algo así. Estaba ayer cabreado por lo del acto golpista y pensé escribir sobre él. Luego me di cuenta de que iba a terminar escribiendo una lista de insultos, y para qué. En cierto sentido la fotografía es producto de eso: quizás sea un producto indeseado de la opinión publicada, pero es deprimente escuchar y leer ciertas cosas. De vez en cuando leo comentarios de lectores (en El País o El Mundo, por ejemplo) y son deprimentes, y es difícil no preguntarse, considerando que los que escriben forman parte de la minoría que al menos parece querer informarse, hasta qué punto no es esto un erial lleno de ceporros ignorantes. Luego vi algunos comentarios sobre el asunto Egunkaria y recordé las discusiones en la jurisprudencia americana. Lo más interesante del asunto es que eso va siempre en dos direcciones. Por ejemplo, ayer se hablaba de por qué no está ilegalizada Falange. Y eso lo dicen comunistas. Creo que me explico. El problema de las reglas es ése: que son abstractas.

  3. Hacer trampa con este principio se empareja con la otra falta de honradez intelectual en que caen la mayoría de bienintencionados que piden al nacionalismo que no defienda un ideal mientras alguien esté matando por ese mismo objetivo.

    Estos dos autoengaños tienen mucho que ver con la perpetuación de la gangrena. En no querer ver cuál es el cáncer que está debilitando el cuerpo para que no pueda cerrar la herida.

    1. Pedir algo no es falta de honradez intelectual. La lógica de los discursos es ésa: si yo tengo razón y exijo algo del otro, le doy la oportunidad de rebatirme o de quedar en entredicho. El problema no es exigir o no. El problema es renunciar a las propias responsabilidades. Yo creo que el autoengaño se sitúa más en una posición que ignora la naturaleza humana y que califica a la gente en bloque, olvidando la deprimente máxima de Renoir: “Por desgracia, todo el mundo tiene sus razones”.

      1. Es que, si le he entendido bien, lo que digo va en el mismo sentido. Me refiero a la honradez para con uno mismo. Que hombres hechos y derechos apoyen la infantilidad de criticar el objetivo de la independencia porque alguien mate por ella. Eso de que la causa está deslegitimada mientras alguien esté matando por ella.

        Hay que exceptuar a los que utilizan el sofisma por interés manipulador. Pero con el resto de bienintencionados creo lo que ocurre es que han encontrado una razón buena, bonita y barata. Ir más allá de ello requiere menos simplismo y entrar en un terreno más incómodo de calificativos más gruesos para con el nacionalismo y otros complices, y el aventamiento graves responsabilidades.

        Con el sofisma parece que el pecado es que el nacionalismo persiste en el empeño porque no se ha enterado o querido enterar de ese “fuera de juego” de su causa.

  4. AVISO para Jacobiano,

    En el próximo encierro en la universidad en favor de el juez BG se leerá continuadamente su auto de procesamiento.

    (su auto, el de los muertos; no su auto, el supremo)

    Lo que se le participa por si prefiere una versión audible.

    1. Gracias por la info. Creo que mi deber es infiltrarme -lo veo posible, tengo contactos- y, cuando me toque leer mi parte, desgranar los argumentos tsevanrabtianos que he abrazado. Voy a salir en los telediarios.

        1. Bueno, con ganas me haría con un traje de Leónidas y con el teléfono de Pepe Sacristán para tan arriesgada operación, pero me sobra prudencia para hacerlo. Me ha bastado hablar del tema con gentes de mi entorno (izquierda sociológica) para ver lo brutitos que pueden ponerse.

          Ahora bien, creo que usar términos como golpistas y tal no ayuda demasiado. Creo que lo que se impone -y lo único medianamente útil- es intentar explicar los argumentos con paciencia y tolerancia lockianas. Aunque a lo mejor digo eso porque aún soy jovencillo y no he llegado al estado ése de “stoyhastaloscojonesdestarrodeadodecazurros”. Digamos que *comprendo* el despiste generalizado de la izquierda en este asunto y pienso que hace falta pedagogía.

          1. Pero no es un exabrupto. Creo que es preciso, aunque ellos quizás no lo saben. Yo no digo que el acto de ayer sea un golpe de estado. Sin embargo, es golpista porque su sentido es la remoción ilegal de uno de los principales poderes constitucionales del estado (y esa remoción se consigue también cuando se obtienen los fines mediante la coacción). Ya sé que la mayoría de los que estaban allí piensan que los demócratas son ellos, pero no será la primera vez que alguien sea racista o antidemócrata sin saberlo, por ejemplo. En cuanto a lo de la ayuda o no, seguro que tiene razón. Seguro que es mejor explicar de nuevo ciertas cosas y tal y cual. Y además, ésa suele ser mi manera de abordar estas discusiones, entre otras cosas porque puedo estar equivocado. Pero hoy no tengo ganas. Lo de ayer fue tan asqueroso que me tomo vacaciones, al menos por un día.

  5. Apuesto a que los trajeados merodeadores londinenses pagaron los libros que se llevaron.

    Más: da naúseas ver el auto de fe de la progresía en la UCM.

    Posibilidades:

    1. Freudianas: les atormenta -a los que tienen edad- su pasar durante la dictadura
    2. Cínicas: con la que está cayendo hay que tener al personal distraido
    3. Conspiratorias: el asalto definitivo contra la maltrecha independencia del Poder Judicial
    4. Festivas: a los reputados resistentes contra el fascismo les sigue yendo la jarana, no obstante su provecta edad y lo que no hicieron durante la oprobiosa lo quieren recuperar ahora
    5. Amnésicas: ¿quién fue fiscal durante los 40 años?
    6. Abstentistas: ¿quiénes deberían estar gobernando y quiénes negociando la cosa del desempleo?
    7. Nostálgicas: Acaso prefieren este otro tipo de Justicia:

    o este otro ejemplo mucho más al caso

    Y eso que la cita no venía a cuento…

    1. Bah …

      Yo creo que el acto golpista es una manifestación propia de tribu urbana. Lo de auto de fe está bien traído.

  6. Pues me ha arreglado usted el día, señor Phil, con estas dos muestras de terror…aún estoy sordo a causa de la voz chillona del juez nazi…qué espanto…

  7. Creo que por la fecha y por lo sucedido ayer en la UCM, es buen día para recordar a Vicente Rojo, General Jefe del Estado Mayor Central del Ejército Popular de la República. Como decía él:

    “Ciudadanos, ¡viva España!”

    A ver si estos cutres apandados de la última hora tienen huevos de recordar a una persona decente como Rojo. Probablemente ni saben quién era ni han leído sus memorias. Si las leen, se tienen que suicidar. Pero no hay peligro, que no las van a leer.

  8. Alguien decía que ayer Madrid pasó “De Corte a Checa”.
    Por cierto, se está demorando el encierro de los “intelectuales y artistas”. Debe habler problemas logísticos y todavía no ha llegado el Vega Sicilia, que no se crean que estos beben calimocho. ¡Ah!, que gran revival, casi que me da envidia no estar por allí y recordar viejos tiempos, cuando éramos más jóvenes y guapos. La verdad es que estos ya están más secos que la mojama y andando por allí Zerolo y Almodóvar, con lo largas que son las noches, no sé, no sé……

  9. Ok, Tse vacaciones concedidas. Pero que sean breves…o tendrá que volver a pedir perdón a todos los españoles :-).

Los comentarios están cerrados.