No se lean esto: es sólo una confesión de perplejidad


Veo, en el blog de Escolar, que los de Manos Limpias (y Libertad e Identidad, la tercera acusación) han presentado tres escritos de acusación: el primero, el que no le gustó a Varela; el segundo, presentado a media mañana del 22 de abril; y el tercero, presentado a las 14h34′ de ese mismo día. Joder qué tropa.

En cualquier caso, todo esto es muy llamativo.

Para empezar, hay algo muy curioso que, supongo, no tendrá importancia: la providencia que da el plazo de una audiencia (es decir, de un día), para subsanar, es de fecha 21 de abril. Sin embargo, aparece anotado a mano (por el procurador o el letrado, supongo) como fecha de notificación, el 20 de abril. Imagino que será un error, pero me ha hecho gracia.

Pues bien: si el plazo es de una audiencia y la providencia se notifica el 21 de abril (fecha de la resolución), el escrito presentado el 22 de abril está presentado en plazo. Sin embargo, al estar mal presentado, presentan uno posterior rectificativo, y lo hacen después de las dos de la tarde. El registro del Tribunal Supremo está abierto hasta las tres, pero de dos a tres se supone que sólo pueden presentarse los escritos de guardia. Intentaré explicarme. La Ley de Enjuiciamiento Civil estableció que los escritos de término (es decir, los que se presentan en el último día del plazo) podían presentarse en la guardia y que esto supone que puedan presentarse hasta antes de las quince horas del día siguiente a su vencimiento. Un ejemplo: vence hoy, 28 de abril un plazo para presentar un escrito; pues bien, puedo presentarlo el día 29 de abril antes de las tres de la tarde. Pero sólo puedo hacerlo de dos a tres si estoy en ese caso. Esta regla, en principio prevista sólo para los procedimientos civiles, se ha extendido a todas las jurisdicciones.

Sin embargo, la sorpresa es que a Manos Limpias le admitan un escrito presentado después de las dos de la tarde cuando se da la circunstancia de que el escrito no se está presentando en la guardia.

Y ahora viene la segunda sorpresa. Nos dicen los de Falange que la razón por la que les inadmitieron su segundo escrito de acusación fue que se presentó en la guardia del día siguiente, antes de las tres. Esto tiene su gracia: imagino que el magistrado Varela ha interpretado que una audiencia es una audiencia y que, en ese caso, el plazo ha vencido a las doce horas de la noche. Esa interpretación, sobre la que ya había discutido teóricamente, en ocasiones, es, en mi opinión, absurda por completo. Si te dan una audiencia, puedes presentar el escrito en la guardia del día siguiente, y no encuentro razón que justifique su inadmisión. Debería estimarse el recurso, en consecuencia de Falange. (Por cierto, como es Falange, los únicos que protestan son ellos).

Lo interesante es la comparación entre un caso y otro: a Falange no le admite el recurso presentado en la guardia del día siguiente. Sin embargo, a Manos Limpias sí le admite el escrito presentado dentro del plazo de la guardia, pero en el propio día. Si la guardia no es aplicable a los plazos de «una audiencia», el registro debería considerarse cerrado a las dos de la tarde. Por tanto, el escrito de subsanación de Manos Limpias estaría presentado en horas inhábiles. Ojo: podría incluso defenderse que sea válida su presentación al día siguiente, si es un defecto procesal evidente y bla bla. Lo que no comprendo es por qué se admite a la hora en que se admite.

Ya imagino que todo esto les sonará a chino. Lo escribo para dejar constancia de mi perplejidad creciente.

9 comentarios en “No se lean esto: es sólo una confesión de perplejidad

  1. Esto no sale en los periódicos ni en los telediarios, claro. Esto no le interesa a nadie. Pero algunos agradecemos toda la información, todo el análisis y todo el esfuerzo aclaratorio que, de vez en cuando, te convierten en el mejor bloguero de la puta red.

  2. Yo llevo perplejo pero desde hace años…ahora ando de médicos y no podré pasarme por aquí por unos días…un saludo afectuoso…

  3. Esta vez no ha hecho falta petición popular. Si le entiendo bien, Manos Limpias (linda antífrasis) podría haber presentado su tercer escrito en el turno de guardia del día 23, pero no el día 22, una vez que dieron las dos. Puestos a dilucidar plazos, no sé si esta posdata de Escolar es posterior a la lectura de su entrada: «P.D. El tercer escrito, además, está presentado en el tiempo de descuento: Varela les dio 24 horas y el registro de entrada del Supremo sólo acepta escritos por la mañana hasta las 14:00. Y de 14:00 a 15:00 sólo se pueden presentar cuestiones del día, es decir, de urgencia (una categoría donde, con dificultad, cabe una rectificación a un escrito anterior). Cabe preguntarse también en qué momento de esas dos horas y media se dieron cuenta los alegres muchachos de Manos Limpias de que olvidaban los donuts. Y más importante aún: si se cayeron de un guindo o es que alguien avisó.»

Los comentarios están cerrados.