Fusilerías

Sí, estuve en BCN y no dejé aviso de llegada. Ni de salida. El fin de semana anterior hube estado en Málaga y tampoco hubo nada. Claro que pido perdón por mi desvergüenza. Me fijé en los hoteles, sus televisiones y sus canales. Al primero de BCN le pillé los canales digitales por lo analógico. Estaba primorosamente ordenado con La Uno en el uno, la Dos en el dos y la Tres en el tres. Y así sucesivamente. Suponía que debía haber alguna ley por ahí que dijera que La Uno tiene que ir por el uno, etc. etc. Obviamente la Generalidad habría proclamado que TV3 tiene que estar en el tres. Pero no, antier, el hotel mostró todos sus canales digitales en su caótico esplendor deordenado. La Cinco en el 66, la Uno en el 48; y así sucesivamente, es un decir. TDT, ordenate.

Ah, pillé el debate inglés en 3/24. No me dirán que no es un privilegio poder asistirlo indistintamente por el C-24h, el 3/24 o la puta BBC. En 3/24 lo dieron en original pero no pude comprobar si es que allí todos saben inglés, si era un audio alternativo o si es que no existen traductores del catalán al inglés sin pasar por el castellano.

La revista de la prensa diaria fue extraordinaria. Desde la actividad del Proclamento de Cataluña hasta las andadas de los tres moquetoros. Esta última me dio también el desayuno. Me enteré por la prensa socialdemócrata que pensaban tumbar (ellos dicen tumbar, ¿no?) un 50% más del estatuto. Acabáramos, un ¡50%! La ley de los números grandes. Después vi que eran unos veintidós artículos, que sospecho serán el 10%, el 1% o, tal vez, el uno por mil del redactado final.

Las correrías de los tres mosquetoros en la Feria de Abril resultaron largo entretendidas. Que si tal caseta que si tal corrida, que si tal dueño. Tal que fuera una cacería por los montes de Jaén. O el sorprendente descubrimiento de que hay calles del Real inconcurridas. El acabóse fue la comida en el conocido restaurante La Isla. Aclara el corresponsal con precisión inigualable que un cliente habitual del restaurante es presidente bético Manuel Ruiz de Lopera «envuelto últimamente en asusntos judiciales».

Yo creo que el corresponsal, indirectamente, pretende que en los restaurantes de España ponga un cartel de «Espacio libre de envolvimientos judiciales» o, alternativamente, «Aquí se puede envolver, desenvolver o reenvolverer judicialmente; magistrados del TC abstenerse [con perdón, con la venia y con respeto]» «perros, tampoco». Aunque, tal vez, habría que recordarle al señor corresponsal que los tres mosquetoros e, incluso, la señora de Treville comen de vez en cuando con el envuelto cardenal de Richelieu.

Acabé con la crónica deportiva. Allí me enteré de no sé qué desgracia del millor equip del mon. Simpáticamente una columna vanguardista comparaba la reciente derrota del millor equip del mon con la pasada derrota del millor equip del mon en las semifinales de la Copa del Rei. Joder, joder, los mejores equipos del mundo suelen caer por la ronda de octavos, aproximadamente