Con un pan debajo del brazo


Mi madre siempre dice que fui un bebé de película. Hoy mismo, viendo fotografías antiguas con mis hijas, tomadas en La Concha, contaba que la paraban constantemente para felicitarla por la hermosura del recién nacido. Ya anticipo que creo en ello a pies juntillas, que se trata de hechos objetivos y no de pasión de madre. En primer lugar, porque no dice lo mismo de mis otros hermanos. Y sobre todo por los temores de mi abuela. Les explico: cuando nací, mi abuela, al verme, lo primero que le dijo a mi madre fue: “no dejes que se lo lleven al nido, que a este niño te lo cambian por otro”. Ya me dirán si no se trata de una prueba irrefutable.

Si se preguntan a qué cojones viene todo esto, les diré que es resultado de una noticia que me ha dejado patidifuso, al principio, y francamente divertido, al final. Tiene que ver con el franquismo, bebés robados y familias pudientes.

Vean, uno lee, de pasada, la noticia, y descubre que “en clínicas privadas”, durante el franquismo, se robaban niños para dárselos a los ricos.

Naturalmente, lo primero en lo que he pensado, al empezar a leer, es en un asunto que ya leí en el auto de Garzón, en la madre de todos los autos. Se trata de esto:

«Los “niños perdidos” son también parte de las víctimas del franquismo: se trata de hijos de presos cuyos apellidos fueron modificados para permitir su adopción por familias adictas al régimen.»

«Varios miles de hijos de obreros fueron también enviados a instituciones del Estado porque el régimen consideraba su familia republicana como “inadecuada” para su formación.»

«Niños refugiados fueron también secuestrados en Francia por el servicio exterior de “repatriación” del régimen y situados posteriormente en instituciones franquistas del Estado.»

«El régimen franquista invocaba la “protección de menores” pero la idea que aplicaba de esta protección no se distinguía de un régimen punitivo. Los niños debían expiar activamente “los pecados de su padre” y se les repetía que ellos también eran irrecuperables. Frecuentemente eran separados de las demás categorías de niños internados en las Instituciones del Estado y sometidos a malos tratos físicos y psicológicos.»

Esta declaración nos pone ante hechos verdaderamente graves y que durante más de 60 años no han sido objeto de la más mínima investigación, específicamente tras la entrada en vigor de la Constitución (30 de diciembre de 1979) y después de haber desaparecido los obstáculos que durante toda la dictadura habrían impedido indagar esta peculiar forma española de desaparición “legal” de personas durante la guerra y más especialmente en la posguerra hasta la década de los años cincuenta, a través de una andamiaje pseudo jurídico que, presuntamente, dio cobertura a la sustracción sistemática de niños, hijos de presas republicanas por razones políticas y de republicanos exiliados que fueron a parar a campos de concentración nazis e hijos que legalmente, con amparo de la Cruz Roja y mediante métodos legales y humanitarios habían sido trasladados de España a otros países para evitar los rigores de la guerra, y, que posteriormente fueron repatriados, como se dirá, sin que, en múltiples casos, los hijos quedaran bajo la tutela o custodia de sus padres o familias originarias sino en instituciones públicas y en adopción, sin que el Estado y sus autoridades, en esa época, hicieran algo diferente a ofrecer cobertura legal para que esta segregación-desaparición y pérdida de identidad se consumara.

En estos casos, como en ningún otro, se perfila el plan sistemático e ideológico para la formación del nuevo Estado aplicado a quienes se consideraban contaminados o no aptos para asumir el cuidado y educación de los hijos, por sus ideas políticas, inspirado en la filosofía de pureza ideológica que a través de la doctrina pseudo científica mencionada en el Razonamiento Jurídico Tercero, había sido implantada con el auspicio y por orden del Jefe del Estado a partir de agosto de 1938 (telegrama nº 1565) y que tendría su máximo exponente en la ley de 4 de diciembre de 1941 (B.O.E. nº 350, de 16 de diciembre de 1941, pgs. 9819 y 9820) apenas unos días antes (7 de diciembre de 1941) de que el Mariscal Keitel promulgara el decreto Noche y Niebla (Nacht und Nebel Erlass) en Alemania y que inauguró, a nivel internacional, la desaparición forzada de personas como forma de crimen contra la humanidad, pero que, con similares ingredientes se había producido, se estaba produciendo y continuaría produciéndose, con características propias, a lo largo de la década en España.

La realidad de la Prisión de Madres Lactantes, según algunos testimonios, era terrible tanto para las madres como para los hijos, que tan sólo estaban no más de una hora con sus madres, permaneciendo el resto del día separados y en condiciones muy precarias.
Muchos de aquellos hijos les fueron retirados a las madres y nunca fueron devueltos a sus familiares de origen, ni tampoco se intentó hacerlo.

La excarcelación, tras esta norma y otras que vendrían detrás, de niños de mujeres presas por razones políticas fue masiva, identificándose en diferentes operaciones oficiales bajo órdenes del Ministro de Justicia, entre 1940 y 1944, ocasionalmente (ya que la norma general era la invisibilidad oficial de los hijos en las prisiones) en los expedientes penitenciarios de las madres con la expresión. “Destacamento hospicio”.
“Desaparecían sin saber cómo. Desaparecen y tu no sabes, la madre desde la cárcel no puede saber porqué ha desaparecido su hijo, ni cómo, ni dónde. Se lo han llevado y se acabó. ¿Cuántas madres han tenido que estar buscando a sus hijos tiempo y tiempo y no los han encontrado?”

“Irredentas. Las presas políticas y sus hijos en las cárceles franquistas”. Ricard Vinyes. Temas de Hoy. Historia. Madrid 2002, pg 75
Testimonio de Teresa Martín en misma obra y en Los niños perdidos del Franquismo. Ricard Vinyes, Montse Armengol y Ricard Belis. Plaza y Janes. Barcelona 2002. Pag. 116

Las cifras de niños y niñas, hijos de presas, tutelados por el Estado, según la memoria que el Patronato Central de Nuestra Señora de la Merced para la Redención de Penas elevó al Caudillo de España en 1944 ascendía a 12.042, la mayoría de los cuales, en especial los niños (7.538) estaban en centros religiosos, cifra que en la década 1944-1954, pasó a ser de 30.960 niños cuyo ingreso en centros religiosos y seminarios fue gestionado por el Patronato de San Pablo, dependiente del Ministerio de Justicia. La mayoría de esos niños eran huérfanos de guerra con padres muertos, presos, exiliados, clandestinos o desaparecidos, «o al menos eso se desprende de las listas de muchachos elaborados por el patronato de la Merced para ingresarlos en centros públicos o religiosos. Las largas listas oficiales señalan la situación del padre como fusilado o desaparecido, y en los impresos de solicitud de las Juntas Locales a la Junta Central del Patronato de la Merced aparecen muchos nombres de niños y niñas con una indicación sobre el paradero de sus padres verdaderamente inquietante: “Alemania”, “Auschwitz”, “Mathausen” y, por supuesto, un abanico de todas las cárceles de España».

Otro de los sistemas fue el de la apropiación en el momento del parto. «Lo llevaron a bautizar y no me lo devolvieron. Por ejemplo, esta mañana nació el niño y fueron por él para bautizarlo, pero el niño ya no volvió pa´ mi. Ya no volví a ver más… Yo no sé quién lo llevó. Era duro de buscar. Yo reclamaba el niño, y que estaba tal y que estaba cual, que si estaba malo, que si no estaba…Aquel niño no lo volví a ver. No. ¿Cuántos llevaron más que al mío?. Para eso no hacían falta permisos. Si por ejemplo tu estás pariendo, viene un matrimonio que no tiene hijos y quiere reconocerlo, te lo quitan y lo llevan y nada más» (Testimonio de Emilia Girón, 12 de marzo de 2001, citada en Irredentas, pg. 85).

DECIMOPRIMERO.- Otro de los sistemas que el régimen franquista, desde 1937, al menos, desarrolló para hacerse con los niños que sus familias y autoridades republicanas habían enviado al exterior para preservarlos de la guerra fue el de las “capturas” de los mismos en diferentes países.

Pero sin lugar a dudas fue en 1949 cuando se concretó por escrito cuál había sido el plan sistemático de “recuperación” de niños a los que aplicar la normativa creada que contenía las listas de las instituciones públicas, religiosas, privadas o familiares de personas a las que se adjudicaba el menor y que en muchos casos no era su familia originaria.
El plan se relata en un documento de fecha 26 de noviembre de 1949 redactado por el Servicio Exterior de la Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S. (Secretaría General) y el asunto versaba sobre la labor desarrollada hasta la fecha para la repatriación de menores españoles expatriados…”

DECIMOSEGUNDO.- En España, según se desprende de los documentos aportados y de los estudios realizados, podría haberse desarrollado un sistema de desaparición de menores hijos de madres republicanas (muertas, presas, ejecutadas, exiliadas o simplemente desaparecidas) a lo largo de varios años, entre 1937 y 1950, desarrollado bajo la cobertura de una aparente legalidad, al contrario de lo que décadas después ocurriría en Argentina entre los años 1976 y 1983, pero, precisamente por ello, con unos efectos más perdurables en el tiempo y más difíciles de detectar y hacer que cesen. Pero no cabe duda, al menos aparentemente, que los métodos de desaparición “legalizada” se institucionalizaron gracias al sistema de impunidad impuesto por quienes lo diseñaron y al miedo desarrollado en las víctimas,

De esta forma se propició una desaparición “legalizada” de menores de edad, con pérdida de su identidad, cuyo número indeterminado dura hasta la fecha, correspondiendo al Poder Judicial y a ningún otro, la obligación de investigar el alcance delictivo de unos hechos que, por su carácter permanente y contextualizados como crímenes contra la humanidad, hasta el día de hoy, no están prescritos ni amnistiados y sus víctimas (los hijos y algunos progenitores) podrían estar vivas, y por ende sus efectos seguirían perpetuándose sobre estas, ante la inacción de las instituciones del Estado.

Si se leen el auto, que nos habla de 30.000 niños, en 1950, en Instituciones del Estado (ojo, no todos serían niños “secuestrados” o alejados de sus familias), verán que la cosa no va de niños supuestamente muertos.

Sin embargo, la noticia habla de niños robados; de niños que habían muerto para sus padres. Y lo que es mejor, menciona, ni más ni menos, que 200.000 casos.

Antes de seguir, hay que ver las noticias de las que se deriva la de ayer. Se trata de una investigación del Fiscal Jefe de Algeciras, que se originó en denuncias realizadas en programas de televisión sobre una presunta desaparición de diez bebés en el Campo de Gibraltar, en los años sesenta. Verán que, en la noticia, se menciona a dos médicos, supuestamente implicados en esos supuestos hechos.

Una segunda noticia, relacionada con la anterior, habla incluso de un presunto robo de un bebé ocurrido en 1987.

Ya, ya sé que el Campo de Gibraltar está en España, y que en los sesenta mandaba Franco. Sin embargo, convertir supuestas desapariciones (diez u once) de cadáveres de bebés recién nacidos, en “robos de bebés durante la dictadura” suena a cachondeo, ¿verdad? Sobre todo porque la primera denuncia, ésa a la que se refiere la noticia, tuvo lugar en 1974. Ya sé que nuestros amigos argentinos se animaron hace poco y querían emplumar por genocidio a todos los que tenían un cargo hasta el 20 de noviembre de 1975, pero el asunto del que habla Garzón parece bastante limitado en el tiempo. Sobre todo porque se refería a padres y madres “republicanos”.

Curioso como soy, he investigado sobre la …

Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (Anadir) que agrupa a los familiares e hijos que hoy buscan a sus verdaderos progenitores.

La entidad tiene previsto recopilar toda la información posible y tras el verano presentar un escrito conjunto ante la Fiscalía General del Estado para que se investigue el posible robo de niños entre los años 60 y 80.

Al fin y al cabo, son ellos los que dan la cifra de 200.000 casos de robos de bebés.

Cuando la he encontrado me he puesto a bucear en su web. No se tarda mucho. No sé cuántos miembros tiene la Asociación, aunque sí sé que, pese a ser “nacional”, sus socios fundadores (que coinciden con sus cargos representativos), son cuatro y vecinos del mismo pueblo (bueno, casi).

También sé que no se preocupan mucho por los signos de puntuación, pero sus metas y objetivos son ambiciosos de la leche. Había pensado en extractar el saludo inicial; pero no, no sé dónde cortar:

Bienvenidos a una web creada para aquellas personas adoptadas ilegalmente o irregularmente y para aquellos padres que en su día cuando fueron a dar a luz les dijeron en el hospital que su hijo había fallecido y sospechan que no es cierto, no solo fuimos robados, también fuimos vendidos al mejor postor, debemos ser capaces de expresar lo que sentimos y denunciar los hechos ocurridos.

Procuraremos la recuperación de la verdad de su origen y raíces, de la dignidad que les es debida y de la justicia que les corresponde y que deben recibir las personas que fueron entregadas mediante adopciones irregulares a familias distintas de la suya propia.

Iniciaremos las investigaciones necesarias para localizar e identificar a las personas que fueron víctimas de adopciones irregulares durante la dictadura franquista e incluso las realizadas con posterioridad hasta la aprobación de la Constitución y la divulgación del resultado de tales trabajos buscando la sensibilización de la sociedad civil con las victimas y el publico conocimiento de aquellos sucesos, prestamos apoyo y asesoramiento a las víctimas de adopciones irregulares a nivel legal, psicológico y emocional y realizamos cuantas actuaciones sean necesarias para recomponer la legalidad infringida determinando la verdadera filiación de las víctimas, depuraremos las responsabilidades de las personas e instituciones que intervinieron en estas adopciones irregulares e ilegales exigiendo, si fuera el caso las correspondientes responsabilidades penales y civiles.

Hace sólo unos años, ser adoptado no parecía distinto en absoluto a haber nacido dentro de la familia que te criaba. La sociedad pensaba que los padres escogían y recibían un bebé perfecto, a la edad de dos o tres años le decían que era adoptado y luego todos seguían viviendo una vida feliz, en otros casos al niño nunca se le ha informado de nada y se ha enterado por terceras personas. La adopción se planteaba con cuidado y en el momento oportuno del desarrollo del niño, y luego no era necesario volver a tocarlo. Ahora sabemos que esto era una equivocación. Sabemos que ser adoptado puede influir en la relación de una persona con sus padres adoptivos, con su naciente sentido de sí mismo y con las relaciones que forje a lo largo de su vida. Ahora sabemos que la cuestión de ser adoptado volverá a surgir, de forma consciente o inconsciente en diversos momentos del crecimiento y de desarrollo del adoptado ilegalmente.

No sé si me convence que corten en el momento de aprobación de la Constitución. Ya ven, dejan fuera el caso de 1987. Sin embargo, lo que sí me parece estupendo es que en su enlace de “donaciones” aparezca esto:

También cabe decir que tenemos a disposición para cualquier afectado, el bufete más experimentado en estos casos a nivel nacional.

Anuncios

25 comentarios en “Con un pan debajo del brazo

  1. Acabo de pasar zapeando por Gabilondo. Entrevistaba a alguien relacionado con Francia. Oh la la, le quatorze julliet. Dice, nos despedimos como siempre con música; hoy un compositor francés Saint-Saëns. Con su celebérrimo «Swan, El Cisne»

    (14 de Julliet)

  2. Independientemente de lo que ud. cuenta, le diré que en Málaga, en los años 50 y 60 era común que las niñas que se quedaban embarazadas antes de matrimoniar se iban de viaje (a las afueras de Málaga) durante unos siete u ocho meses, y luego volvían. Se les contaba que sus hijos habían muerto en el parto, aunque en realidad se daban ena dopción a madres que no podían tenerlos (que casualmente también habían estado de viaje durante unos meses). Más en concreto, le diré que conocí a una que tuvo un hijo varios meses después de que le extirparan el útero.

  3. “Sabemos que ser adoptado puede influir en la relación de una persona con sus padres adoptivos”

    Una gran verdad: si no fuera adoptado, ellos no serían sus padres adoptivos-

  4. “prestamos apoyo y asesoramiento a las víctimas de adopciones irregulares a nivel legal, psicológico y emocional”

    Una cosa es el nivel psicológico (primer piso) y otra el emocional (entreplanta), no vayamos a confundirnos.

  5. “debemos ser capaces de expresar lo que sentimos y denunciar los hechos ocurridos”.

    Estupendo, pero con puntos y comas si es posible.

  6. Si el número medio de nacimientos anuales en la franja 1960-1980 fue de unos 650.000 (http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/estadisticas/informe-mayores/2004/xls/cap1/1.15gra09-nacimientos.xls), tomando veinte años de recorrido, obtenemos 13.000.000 de nacidos. Si 200.000 fueron robados -cifra que supera el número de fusilados tras la Guerra Civil largamente-, supone que un 1’54% de los nacidos fueron robados. Si tomamos 650.000 nacimientos al año, eso supone 1781 nacimientos al día, de los cuales, 27 eran robados, diariamente. ¿Alguien cree que es posible que se robaran 27 bebés al día sin que se montase un pollo de mil pares de narices? Yo no.

    Para rematar, contabilizan hasta el 87, pero son víctimas del franquismo. Sí, como los asesinados ahora en Rusia con víctimas de Stalin. ¿Pero qué mierda tiene esta gente en la cabeza?

    Lo que sí es cierto es lo que cuenta Garven. En los pueblos era habituala que se hiciera así, pero tampoco creo que diera para 27 al día. En fin.

  7. “Mi madre siempre dice que fui un bebé de película”…saludas esde Hollywood…que se me acaba de ocurrir una peli que puede ser mu original por si la puede produsir…es de un niño muy guapa que habla esde mu pequeno y dise cosas mu divertentes sobre los maiores…de padre haría yo y de madre Scarlett Johanson, que es mu bonica…¿qué le parese?
    Espera noticios suyas.

  8. LA CONCHA, AÑOS SESENTA , JANÉ DE RUEDAS ENORMES, GORRITO A JUEGO CON LA SOMBRILLA DEL COCHECITO Y ESOS JERSEYS QUE SE PONE UD. CON LA EDAD QUE TIENE. AHORA LO COMPRENDO TODO. HACE UD. MUY BIEN EN NO OLVIDAR A SU ABUELA PORQUE PROCEDE UD. DE UNA ESTIRPE A LA QUE PERSEGUÍAN LOS LOBOS POR LOS CAMPOS DE AVILA.

  9. Ya me contarán lo que ha sido este debate sobre el estado de la Constitución…a quien todos quieren meter mano…pues que lo hagan de una p…vez y constituyamos una república federal, con monarquía adjunta, coño…

  10. Lacónico, yo soy menos optimista: ¿crée usted que, pongamos, los separatistas vascos se quedarían contentos si España pasara a ser un República Federal, con o sin monarquía adjunta?

    En 1970 y pico pedían los catalanes libertad, amnistía y estatuto de autonomía. Y obtuivieron las tres cosas. Y ¿se han quedado satisfechos? No.

    Tuvieron la oportunidad de votar NO a una constitución que consagraba Monarquía Parlamentaria en un Estado Autonómico único, pero votaron que sí. Y ganaron. Y ¿se han queddo satisfechos? No.

    Hicieron un Estatuto a su gusto, y luego otro más ambicioso aún, legal en un 99%. ¿Estan contentos? No.

    Por mucho que (les demos o que consigan) no quedarán contentos nunca.

  11. Amigo Funes, me parece muy bien la independencia del P. Vasco y Cataluña, siempre que la independencia de Madrid sea la misma…cuanto más pidan, más pediremos los madrileños…

  12. Si la idea de España se diluye, no queda más que ser nacionalista de donde vives y has nacido…viva el hipotético PNM, Partido Nacionalista de Madrid, cuyo líder esta por aparecer, pero bueno…

  13. A mi me parece que ridiculizar este movimiento promemoria, promovida por los afectados, es tirarse un tiro en la pierna (tsevanrabtan). Esto no ha hecho más que comenzar, una fiscalia, dos fiscalias, un niño, dos, tres.. Veremos en un corto plazo a donde llevan las investigaciones en toda España. Veremos donde se mete entonces tsevanrabtan paspán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s