Agua en Spa


Ya están realizándose los entrenamientos libres en el circuito belga de Spa-Francorchamps. En ese circuito se encuentra una de las curvas más famosas del automovilismo, Eau Rouge. No crean que se llama así metafóricamente. Es que pasa, por debajo, un riachuelo que lleva arcilla y tiene una pinta asquerosa.



La curva ha cambiado muy poco.




Sólo por la muerte de Senna y únicamente en 1994 se colocaron chicanes con neumáticos. Tenía su lógica, es un lugar peligroso. El lugar en el que murió Stefan Bellof, en 1985.



Bueno. Senna decía que, en Eau Rouge, hablaba con Dios. Quizás era un estado alterado de conciencia, porque sólo así se explica que Villeneuve dijera que esto había sido “divertido”:



Zanardi, que debe de ser ateo, no parecía tan contento en 1993.



No se pierdan la carrera. Ahora mismo llueve en Spa.