Hombre, hombre, en los periódicos también hay artículos de fondo


Tiempo atrás colgué todas las Cartas al director de El País, de un día concreto. Como dicen en la tele, los resultados no tenían valor científico. La muestra, no obstante, me divirtió.

La de hoy, sin embargo, sí tiene algo más de valor. Los que mandan en el periódico deciden a quiénes encargan sus artículos y los leen (se supone) antes de publicarlos. Aquí los tienen:

Rafael Argullol se dedica a repetir lugares comunes sobre la cultura y la corrupción. Lo que dice, o es trivial, o es simplemente idiota.

Juan José Tamayo nos informa de lo bien que les va de cristianos críticos. Su artículo recuerda al típico discurso de recepción de una web o al prefacio de un volumen publicado por alguna diputación, salvo por los pescozones a los obispos.

El artículo de Luz Gómez está más currado. Y su bibliografía.org mola. Algún libro he leído de alguno de los que cita. Lástima que todos vivan en el puto limbo a la vez que venden lo realistas que son. En fin, si les interesa una discusión conforme a sus parámetros, siempre hay páginas a las que acudir.

La Huelga zombi de Fernando Vallespín nos sigue explicando que los de izquierdas tienen razón a pesar de que son “significantes vacíos” y que la solución es unirse más en las posiciones de izquierdas y no hacer huelgas absurdas. Si quieren saber qué son las posiciones de izquierdas tendrán que esperar al siguiente artículo, claro.

El artículo de David Trueba es muy original. Nos descubre que la gente a veces es superficial, incluso a la hora de votar, ¿sabesss?

José Ignacio Torreblanca nos habla de estrategia y cita a los griegos claro. ¿Su conclusión? Pues ninguna. ¿No pretenderán que hable de los griegos y haga algo más? Eso sería paradójico.

El mejor artículo, sin duda, es del insustituible Juan José Millás. En él se hace muchas preguntas. Yo sólo me hago una, pero no les aburro con ella.