Los vecinos, esos seres tan cercanos

Los vecinos son unos seres que viven en todos los pisos de un inmueble excepto en el tuyo que se llama hogar. ¿Quién no ha tenido incidentes con ellos alguna vez? Una puerta que se cierra con estrépito y flauta en mitad de una siesta estival de larga duración… unos muebles que cambian de lugar con una frecuencia tal que descarta por completo la autoría de vulgares poltergeist… peleas nocturnas con sonido de mejillas … orgasmos a deshoras… Si has sido testigo, víctima o presidente de escalera este es el momento de que lo cuentes. Más que nada para regocijo

 

Anuncios

27 comentarios en “Los vecinos, esos seres tan cercanos

  1. Qué pena ese señor con sídrome de Diógenes, que parece tener algo de cultura…entre toda la basura que atesora no hay un puñetero libro…

  2. Esperaba encontrarme hoy aquí un fino análisis de los resultados electorales de ayer y resulta que Goslum ha hecho un fino análisis de los resultados electorales de toda la historia de la democracia mundial.

  3. Oiga, ¿los EEUU son nuestros vecinos? Porque son un poco cotillas, y desde luego dejan al Gobierno por los suelos. Las desgracias nunca vienen solas. Y hoy después de las filtraciones y el castañazo (o la sueprmerienda de Mas) puede ocurrir que el Barça (más que un club) pierda contra ese club que es solo un club y una administración.

  4. Perdó, sé que el tema yacansa y aburre, pero el otro día expuse aquí mi estupor al “saber” que llevaban niños al programa de Isabel San Sebastián de TeleEspe, donde el sucedido de Sostres.

    Y creo que no, que no hay espectadores en ese programa.

    Bien está.

  5. Pues a mí, las explicaciones de Sostres me parecen lo más chapó que he leído en los medios en los últimos tiempos. Es curioso cómo, un artículo con tanto sentido común, sólo puede ser escrito desde la provocación. Una respuesta de ese tipo es lo que tenía que haber dicho Dragó, y no lo que dijo.

  6. Me ha pasado una cosa rarísima esta mañana. He entrado en un bar de la calle Ferraz a la hora del aperitivo, he pedido un amontillado y la clientela me ha mirado con cara de mala hostia. ¡Joder, ya ni el vino que le dé la gana a uno se puede tomar, rediez! He optado finalmente por irme sin tomar nada.

  7. – Atletismo. Una carrera que dure menos de 10 minutos no será cortada para insertar publicidad.

    Pero sí para emitir un lanzamiento de jabalina de un finlandés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s