Antología de música clásica occidental (24)


Un regalo para sus oídos, de uno de los grandes. Para que se les quiten las penas con esta sutilísima creación. Todo el movimiento es una joya, pero no dejen de fijarse en los últimos compases del trío (compases 108 a 116). No obstante, les advierto que la partitura que les enlazo es bastante mala: faltan algunas ligaduras, picados y matices, y lo que aparece en el pentagrama de los violines primeros, desde el compás 108, es tocado por un violín solo; los primeros violines tocan la misma melodía una octava por debajo. En la partitura correcta (pinchen en partitur lesen) se especifica: Salomon solo ma piano. Salomon actuaba como concertino en el estreno. No obstante, la primera partitura que enlazo es más sencilla de manejar.

119: El tercer movimiento, minueto y trío de la sinfonía nº 97 en Do Mayor de Franz Joseph Haydn:


10 comentarios en “Antología de música clásica occidental (24)

  1. Los minuetos de Haydn son los más elegantes y graciosos de su época…dan ganas de ponerse una peluca empolvada para escucharlos…

  2. Veo que se ha saltado gran parte de la música renacentista y el barroco…¿o lo ha dejado para mejor ocasión? Espero…

  3. Haydn fue un músico completísimo e inspirado y que, además, supo valorar el talento de Mozart sin oscurecerse…no como los equipos que huegan contra el Barça…

  4. Bueno, pues para seguir con Haydn, voy a escuchar su famoso concierto para violoncelo, interpretado por un rostro muy famoso y que les sonará muchísimo: Rostropovich…

  5. Una última reflexión. El que la sociedad conceda a las evaluaciones, por su impacto mediático, una importancia desmedida puede significar, a la larga, un cambio sutil, pero importante, en los objetivos de la escuela. Como ha señalado ya hace una decena de años M. W. Apple al analizar el creciente papel de la economía de mercado en el sistema educativo, uno de los peligros que acechan cada tres años, con la llegada de los informes PISA, es poner el acento en la evaluación antes que en la educación. En medir el rendimiento del estudiante más que en atender las necesidades del mismo. En lo que el estudiante pueda hacer para prestigiar la escuela, más que en lo que la escuela pueda hacer para mejorar al estudiante.

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/informe/PISA/arma/sistema/educativo/elpepusoc/20101203elpepusoc_10/Tes

    Tela con las cualitativas necesidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s