Llama amorosa del amante y doloroso quejido


En estas señaladas fechas, la melancolía nos invade a todos. Así que me he puesto a escribir un poema, un sonetillo, que cante al amor verdadero. Por desgracia, según escribía, asuntos laborales relacionados con los problemillas que surgen entre las parejas de enamorados y que terminan en los juzgados, me han ido interrumpiendo e, imagino, han perturbado el ritmo interno de la obra poética. Espero que no se note demasiado.

Buscaba entre las ascuas tu retrato,
farfullando insensatas maldiciones,
como esas de Brassens en las canciones
que tanto te gustaban para un rato.

Me quemé, y le di tal hostia al gato,
que voló hiperbólico –reacciones
las llaman reflejas- (esto entre guiones,
y no me corrijan, que no existe el hiato).

Ojalá te pudras con tos los tuyos,
lagarta asquerosa, cerda arrastrada,
y al sucio cabrón, rey de los capullos

(tan contento iba por una mamada),
un enorme herpes le salga en los suyos
y te lo contagie en una follada.

Anuncios

15 comentarios en “Llama amorosa del amante y doloroso quejido

  1. Qué bonito es el amor, ¿verdad? Ay, la realidad… ¿Por qué se empeñan en llamarla “cruda realidad”? En este caso siempre, siempre, siempre debe tenerse en cuenta la “cruda realidad” para saber que el amor bonito siempre tiene su raíz en un acertado y buen negociado “contrato prematrimonial”.

  2. ¡Qué romántico, por Dios! No sabía yo que fuera usted tan meloso, arrobado y blandito en estos asuntos. Todo el soneto destila ternura y babosez sin límite. Es usted un romanticón. Algo así como el chiste del matrimonio de gallegos, al acostarse, apenas metidos entre las sábanas. Ella, con mirada tierna, le dice a él: “¡Pepiño, dime algo que me deleite!” Él, apenas despunta rascada de huevos y giro de tórax para agarrar el Marca, de reojo la mira y con desgana le dice: “¡Vaca!” Eso, el amor en su estado más puro.

  3. ¡Oiga, oiga, que acabo de ver el vídeo que ha colgado en ésta su casa en que aparece una señora (no sé si lo es, pero es al menos un ser antropomorfo diríase de género femenino) diciendo una sarta de cosas que me han dejado turulato! Y digo “cosas” no por referirme a un genérico o por falta de precisión mía -que pudiera ser-, sino porque lo que dice es eso: cosas. ¡Madre de Dios, si podría ser la profesora de Zapatero, la Virgen! ¿Y de lo que diga y haga esta señora depende el futuro de las pensiones en España? Joder, yo me jubilo en Marruecos antes que aquí, vamos, lo saben hasta los monos del Polo Sur.

  4. (1) Yo creo que la cruda realidad se diferencia de la realidad cocinada en que ésta última es una pura e insípida ficción…

  5. Joder, Tse, no conocía esta vena lírica suya. Me ha emocionao de verdad.

    Lo próximo qué será, ¿un aria belcantista?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s