Las grandes creaciones de Teddy Bautista


Hace tiempo anuncié que iba a desvelar la peor tropelía de Teddy Bautista. Enseguida saltó Mercutio preguntando ¿cuál, cuál? El caso es que me había olvidado, pero ha venido el propio Teddy a recordarme su existencia gracias a esta maravillosa carta que me manda Brazil.

Es enternecedor ver cómo un señor que se juega sus garbanzos nos dice que no, que a él le da igual, que nosotros veremos. Ya conocen mi posición sobre el asunto de las descargas, no insistiré, pero no deja de ser cachondo que el tipo se ponga a hablar de los rescoldos de la Revolución Francesa, de duras batallas, y de respuestas meditadas, diseñadas, inteligentes y ponderadas, porque ellos (los de la SGAE supongo) son “hombres y mujeres de la cultura”, para, a continuación, decir que la perjudicada es la ciudadanía “que se verá privada a medio y largo plazo de un rico acervo cultural, de un imaginario colectivo que, desde el principio de los tiempos, los creadores y artistas, los científicos e inventores, han construido para favorecer el desarrollo intelectual y económico de los pueblos”. Me parto el pecho. Una cosa básicamente del siglo XX, que todo lo más se puede remontar a tres siglos, no parece que haya impedido a la Humanidad llegar al lugar al que ha llegado.

Lo demás es directamente de traca: ¡silencio de los corderos! Hostias, me cago de miedo, pensando en Ramoncín haciendo pssstchctchcthtch y oliéndome. Sobre todo porque quiere que comparta con amig@s y colegas la “frustración de sentirnos ciudadanos de segunda, privados de los mismos derechos que disfrutan los trabajadores manuales o los profesionales liberales”. Pobre Teddy, allá en su despacho, sintiéndose menos que un trabajador manual o un puto abogao.

En fin, como dice que hoy toca pensar, mañana, preguntar, y pasado, ya veremos, había pensado dejar esto y ponerme a pensar. Por desgracia, siendo la mía una profesión liberal, carezco de las aptitudes de los hombres y mueres de la cultura, así que volveré al comienzo.

Un día, un amigo que está algo pirado, me dijo: “sabes que es lo peor de Teddy”. Le dije: ¡el canon! El tío movía la cabeza negando. ¡La SGAE! Nada de nada. ¡Las versiones de Vivaldi! Noooo. Así que me rendí.

Él me dijo: lo peor son los arreglos de piano de Chica de ayer. Me dijo: la canción es cojonuda y el cabrón va y la jode. Se refería a la primera grabación. Me decía que, según recordaba, el piano lo toca el propio Teddy (que era productor y arreglista). Estoy a la espera de confirmación.

Aunque me acordé de sus finados, el tipo se empeñó en demostrármelo. Y lo consiguió. Escuchen:



¡Escuchen con atención! El puto pianillo, tatatatatatata, empieza en el 1’05”. Desde entonces, cuando escucho la canción, no puedo evitar escuchar el pianillo, tatatatatatata y luego taratantantanatan.

Lo más acojonante, sin embargo, no es esto. Buscando por ahí confirmar que Teddy era efectivamente el pianista descubrí algo mucho más gracioso.

En esta web se cuenta que “La Chica de Ayer” es un plagio de (joder que nombre) “La Caza del Bisonte”, una canción de pocos años antes de un cantante argentino, Piero de Benedectis.



Y, que quieren que les diga, se parece un huevo.

Tendría gracia que el tipo que habla de los ciudadanos de segunda, del imaginario colectivo y del derecho a vivir de su trabajo, le hubiera fusilado una canción a un colega.

En cualquier caso, lo peor, lo peor sin duda, es lo del tatatatatata.

Anuncios

43 comentarios en “Las grandes creaciones de Teddy Bautista

  1. Si no me equivoco, Teddy Bautista también toca el piano y figura como arreglista en El Tren, de Leño. En ambos casos, no lo hace mal; ni bien. No hace gran cosa, vaya: un arreglo que pretende subrayar algunas partes ajenas, sin llamar la atención sobre sí mismo. De ahí que la mayor parte de la gente que ha escuchado la canción ni lo recuerde. Decir que estropea la grabación me parece exagerado, la verdad. Habría que ver si la alergia sería la misma si el pianista hubiera resultado ser el teclista de Alameda, Ana Curra o Mari Cruz Soriano.

  2. Je, je. Eso ya lo había leído aquí. (Pongo la caché de Google porque no encuentro la página original.)

    Lo más peor de Teddy Bautista es que le va a dar lo mismo tener razón o no.

  3. abro un libro de un autor de éxito

    el protagonista hace miles de fotos de objetos abandonados, tiene un gran archivo

    ha dejado de beber, no fuma, no tiene radio, ni televisión, ni ordenador

    pero la cámara digital le ha salvado

    —–

    y dejo de leer indignado.

  4. La canción argentina tiene cierto parecido, pero es manifiestamente inferior tanto en la letra (que ni comento) como en la música (secuencias que se resuelven de manera original en La chica de ayer aquí desembocan en clichés; el punteo nunca cobra verdadero interés melódico). Si hubo robo, salimos todos ganando.

  5. Los piratas y los creadores deberíamos llegar a un acuerdo.

    Propongo:
    -el cierre total del tráfico peer to peer y de toda página que albergue contenido con copyright gratuito,
    -la consiguiente vuelta a las cifras de consumo audiovisual de la era preNapster,

    y el que primero proteste, pierde.

  6. Acabo de leer el artículo de Savater y venía a contar ALGO. No por mí, sino por ustedes. Y me encuentro con esto: “Buscando por ahí confirmar que Teddy era efectivamente el pianista descubrí algo mucho más gracioso”. Pero usted, ¿de dónde saca el tiempo?

    Coincido con Al: el resultado final difiere tanto de una canción a otra que hablar de plagio parece excesivo. Tal vez A. Vega escuchó la canción, como supongo que Mozart también escuchaba musiquillas paseando por Viena.

    Mercutio, ¿sabe quién era el productor de Milli Vanilli? Un tal Frank Farian. ¿Sabe a quién producía, también? ¡¡¡¡A Boney M.!!!!

  7. Queremos la cabeza del Bautista.
    —————————————–
    Tengo lo mejor de Milli Vanilli en tapa blanda.
    —————————————-
    Pachelbel sí que ideó un buen Canon.
    —————————————-
    Anda que no habré pasado veces por la admon.
    de la Plaza Urquinaona donde se vendió el gordo de
    Navidad.
    ————————————–
    La cuarta temporada de “Mad Men” es magnífica. Sobre todo
    el capítulo 12.

  8. Los derechos de autor es algo muy curioso. Una zapatero vende un par de zapatos y cobra una vez. Los hombres y las mujeres de la cultura escriben una canción, una obra de teatro, un algo, y cada vez que tocan su canción, compran su libro o representan su obra de teatro, ellos cobran. No solo eso, sus hijos e incluso sus nietos también cobran por ello cuando el autor fallece.

  9. “El Teddy, el Teddy”, decía Rosendo cuando Leño grabó el disco en directo. Teddy Bautista tocaba el piano en ese concierto y Luz Casal hacía los coros.

  10. [2] Bueno, mi amigo es muy suyo. No creo que tenga alergia al piano porque lo toque Teddy. Es un manías de la leche. Yo tampoco le tengo manía (a Teddy); eso sí es cursi como él solo.

    [5] En cuanto al plagio, eso mismo pensamos los dos al oírlo. Chica de ayer es mucho mejor. Ahora, si tuviera que apostar, apostaría por que se “inspiraron” en ella.

    [9] Parece que la canción argentina es anterior en tres o cuatro años, pero se editó en España en 1980, el mismo año de Chica de ayer. Sin embargo, en la wiki se dice que Vega la escribió en 1977, haciendo la mili en Valencia.

    A saber.

  11. Bueno, a mi juicio, aquí sucede lo de siempre: cada cual dice que es justo lo que es abuso propio. Yo me descojono de que descargar a troche y moche de todo no sea la más pura piratería y de que quien provee el medio para hacerlo no sea responsable de ello. El abuso inverso es pretender que todo Cristo, sirviéndose del Estado, deba financiar por el motivo que sea a los pobres sufridores artistas. Recuerdo un caso de un hombre que en su peluquería tenía puesta la radio como sonido ambiente. La SGAE vino a pedirle la pasta. Pues no, quien debe pagar la pasta es la radio que emite, que si obtiene lucro directo de la emisión. El peluquero es oyente, y lo mismo pone la radio, que no, que pone otra o toca la guitarra. Él se lucra cortando el pelo, no emitiendo música. ¿O acaso alguien va a la peluquería a escuchar música?

    La mierda es que no se hace una ley clara que, con todos los muchos flecos que puede haber, impida que todos paguemos un canon que parece una multa preventiva -y que, en buen acuerdo, en el fondo nos habilita para delinquir, porque hemos sido ya multados anticipadamente por lo que pudiéramos hacer-, mientras los piratas profesionales salen de rositas y los señores artistas se forran a cuenta de que hasta silbando en la ducha te pueden cobrar.

    Vamos, lo dicho al principio, que, aun a riesgo de parecer un flojito que ni pa ti ni pa mí, ni le doy la razón a la SGAE ni se la doy a los “adalides de la libertad”. Y la ministra, como corresponde al gobierno en todos los casos, cagándola miserablemente.

    Por cierto, ¡tengan feliz Navidad!

  12. Sentado al puto pianillo, afino la voz con un la mayor, caliento la garganta con un poco de anís ligaíto de Alcalá de Guadaira, me pongo cómodo y (tachánnnnnnnn)…

    ¡Feliz Navidaz…! (tatatatá)
    ¡Feliz Navidaz…!(tititití)
    ¡Feliz Navidaz,
    prospéro año y felicidaz…!

    (Y, si no les gusta, puedo dedicarles la de “Haciabelénvaunasnillo…”)

    ((La del borrico-camello, digo. Que también me la sé.))

  13. Las ciudades serán muy diferentes, una vez que el ruido, uno de sus problemas principales, se haya atenuado decisivamente.

    ——–

    el problema principal de las ciudades es la abundancia de gente. ese problema solo lo resuelve una bomba atómica. o dos.

  14. Supongo que es el cuarto año consecutivo que escribo algo parecido, pero el pie me lo da el arcadiano ruido y el explosivo motor. En esta funesta época en la que todo el mundo está jodido, cabreado y acelerado, pero lo niega, mi barrio se llena de gente y estoy hasta los huevos. Si el problema fueran los coches y la gente que aparca donde le sale de los huevos, sería llevadero, pero no. El problema es la puta gente que anda, la que se para en los semáforos, la que lleva bolsas, la que te mete el paraguas en el ojo, la que grita, la que corre, la que va despacio, la que fuma, la que no fuma, la que anda en grupo, la que se para en grupo, la que estorba y aquí no hay antítesis, porque toda estorba, la que espera en las paradas de autobús, la que sale de las bocas de metro, la que se ríe, la que discute, la gente que lleva gente, la gente con sillitas y carritos, la gente que te pide perdón mientras se salta el paso de cebra o interrumpe el tráfico, la gente que se queda en tu cabeza cuando llegas a casa y ves gente y buscas debajo de tu cama para ver si encuentras el puto aleph lleno de gente y le metes una hostia con un martillo.

    Eso sí, Feliz Navidad.

  15. Estoy de acuerdo en general con la postura de Arcadi sobre los derechos de autor, la ley antidescargas, etc. Pero ¿no es bastante ridículo esto de hoy de “no les ayudes a mandarme al paro”?

    Feliz Navidad también. Hala, a divertirse.

  16. abro un libro de un autor de éxito

    el protagonista hace miles de fotos de objetos abandonados, tiene un gran archivo

    ha dejado de beber, no fuma, no tiene radio, ni televisión, ni ordenador

    pero la cámara digital le ha salvado

    —–

    y dejo de leer indignado

    ****

    Me too!

  17. Para el jefe:

    Para qtyop:

    Para goslum:
    ¿me da usted usted su permiso para chulear estas navidades con la familia y contar que escribo en un blog donde publica uno que parece de “La Codorniz”?

    Y para todos los demás: Feliz Navidad.

    …………………..

    (-¿chema pascual?
    -Al aparato.
    -Conferencia de Frank Capra.
    -¡Páseme! )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s