E la nave va


Hoy, mirando los últimos comentarios de ayer, me encuentro con un post de lehningen en el que anuncia la noticia del nacimiento de su primer retoño. En nombre de los esquinados y en el mío propio, no sólo le (les) felicito sino que, comportándome como un auténtico cuñado virtual (ya saben, ése que corre a hacerlo socio del Madrid o del lo que sea), le concedo un puesto de bloguero honorario. Ya le mandaré el carnet.

Dicho lo cual, y antes de finalizar, no puedo no dejar constancia del post-contestación de FdM (cierto es que a instancia del maltrecho progenitor) que es una joya. Vean:

Enhorabuena. Ahora sólo tiene que pensar en una cosa: ¿si usted fuera un bebé, estaría en la gloria, O NO ESTARÍA EN LA GLORIA, con lo que le están haciendo?

(Deténgase a pensar en eso, porque es lo básico, lo único, lo definitivo.)

Si la respuesta es negativa, entonces su hija llorará. Como es normal, llorará. Los bebés no lloran porque sean unos puñeteros cabrones que gustan de jorobar. Llorar porque les pasa algo. Y generalmente ese algo tiene bastante que ver, más con la incapacidad de los padres, que con ellos mismos.

Si la respuesta es afirmativa y está cómoda, la niña SEGURO, y me juego todas mis muelas y las de Mercurio y las de Goslum y las tuercas del robot, se portará como lo que es, un pedacito de gloria que sólo quiere estar seca, con la tripa llena y sin apreturas, lanas y tejidos picajosos, chupetes enormes que le darían angustia y ganas de vomitar hasta a Carmen de Mairena, gomas en la cintura que la estrangulen y un lugar cómodo (cómodo no es con medio trillón de mantas, ni obligándola a dormir boca abajo porque han dicho, ni…; cómoda es, cómoda) donde no haga ni demasiado frío, ni demasiado calor, desde el que ir lanzándole pestañeos y sonrisas reflejas a sus padres.

Después, para ligar con la primera frase, hay que olvidarse de “no hay que cogerlo”, “no puedo correr si llora”, “es mejor que duerma ahora tres y luego dos”, “se tiene que tomar 250”, “no le puedo dar más porque me han dicho que”. Olvidarse. Verla a ella, a lo que le gusta. Y dárselo. Y disfrutar a la criatura, y darle cariño, y darle un montón de sobos y dormirla en brazos que es uno de los mayores placeres que hay en el mundo. Y así.

¡Son 1.000 euros!

No vean lo que me he reído con este post postmoderno. Digo lo de postmoderno ¡porque es muy largo, pero no dice nada! Y es que así son las hembras intuitivas. Bueno, no es cierto, sí dice algo. Le dice al afortunado insomne que no haga caso, después de ponerle la cabeza como un bombo advirtiéndole de la necesidad de ¡¡pensar como un recién nacido!!

En fin. Como no es posible que un p@dre no explique a otro p@dre recién llegado algo sobre los hijos, yo daré el único consejo que creo puedo dar: cuidado con los laxantes.

55 comentarios en “E la nave va

  1. Enhorabuena, lehningen…yo, como hace muchos años que tuve hijos, no me acuerdo de nada y no puedo darle consejos. Sean muy felices y siembren el mundo de personas decentes…

  2. He abierto la ventana y he visto que Madrid tiene chapela verde…otro día de mal tiempo, es decir, de sol, temperatura agradable y viento en calma…oh, bendito ciclón…

  3. Que no dice nada…

    ¡Quince, (repito), quince años de experiencia maternal concentrados en (voy a contarlas) 29, en sólo 29 líneas, y se atreve a decir que no dice nada!

    Post postmoderno será usted.

    Mátelo, lacónico.

  4. (6) Pero si es un elogio, por favor…creo que pensar como un recién nacido es llo más grande a lo que puede aspirar la mente humana…

  5. Además, que le llamen a uno posmoderno es magnífico…es la constancia de que alguna vez se ha sido moderno…

  6. Es lo que se llama la biodiversidad…ves un fondo de reptiles y te sale un prejubilao por menos que canta un gallo…

  7. [6] Buenooo cómo se ha puesto. Veamos:

    ¿si usted fuera un bebé, estaría en la gloria, O NO ESTARÍA EN LA GLORIA, con lo que le están haciendo?

    a) No es un bebé.

    b) No es ese bebé.

    (ejemplo práctico: usaba un procedimiento para dormir a mi hija mayor; cuando intenté utilizarlo con la pequeña, le daba unas perras de la leche)

    Si la respuesta es negativa, entonces su hija llorará. Como es normal, llorará. Los bebés no lloran porque sean unos puñeteros cabrones que gustan de jorobar. Llorar porque les pasa algo.

    A lo mejor les pasa que son unos cabrones. Por desgracia, es difícil conversar con ellos. Así que no, por mucho que lehningen intente retroceder a su primera semana de vida, eso no le servirá de nada. Sobre todo ¡¡¡porque los bebés de una semana de vida no se ocupan de otros bebés de su misma edad!!!

    Y generalmente ese algo tiene bastante que ver, más con la incapacidad de los padres, que con ellos mismos.

    Toma ya.

    Si la respuesta es afirmativa y está cómoda, la niña SEGURO, y me juego todas mis muelas y las de Mercurio y las de Goslum y las tuercas del robot, se portará como lo que es, un pedacito de gloria que sólo quiere estar seca, con la tripa llena y sin apreturas, lanas y tejidos picajosos,

    Ah, qué mona. Qué paisaje idílico. Eso sí, cuando la tenga alimentada y seca y sin apreturas, y a temperatura ambiente, y aun así, decida seguir llorando, al menos lehningen ya sabrá de quién acordarse: ¡¡¡de FdM!!!

    chupetes enormes que le darían angustia y ganas de vomitar hasta a Carmen de Mairena,

    Mi hija mayor odiaba los chupetes pequeños y los escupía. Le gustaban graaandeees. La pequeña odiaba todos los chupetes. Si le ponías uno lloraba. Se chupaba el dedo. Tanto que terminó con un callo.

    gomas en la cintura que la estrangulen y un lugar cómodo (cómodo no es con medio trillón de mantas, ni obligándola a dormir boca abajo porque han dicho, ni…; cómoda es, cómoda) donde no haga ni demasiado frío, ni demasiado calor, desde el que ir lanzándole pestañeos y sonrisas reflejas a sus padres.

    Cómoda es cómoda … Ah, que hermosa equidistancia. Ya veo a lehningen intentando alcanzar ese punto medio imposible, dudando si abrigar más o menos, si la inclinación es la correcta, si está muy apretado o muy suelto ese pañal (¡¡está suelto, lo comprobará enseguida!!).

    Después, para ligar con la primera frase, hay que olvidarse de “no hay que cogerlo”, “no puedo correr si llora”, “es mejor que duerma ahora tres y luego dos”, “se tiene que tomar 250”, “no le puedo dar más porque me han dicho que”. Olvidarse. Verla a ella, a lo que le gusta. Y dárselo.

    Eso, darle lo que le gusta. ¡¡Pruebe con unos tranquimazines!! Nada de disciplina hombre. Si quiere comer cada diez minutos pero muy poquito, déjela volar libre y que le den por culo a su sueño. ¡¡Disfrute de la criatura!!

    Y disfrutar a la criatura,

    ¡¡Disfrute de la criatura!!

    y darle cariño, y darle un montón de sobos y dormirla en brazos que es uno de los mayores placeres que hay en el mundo. Y así.

    Y si no se deja dormir en brazos (así le pasaba a mi hija pequeña), cambie a ese pequeño monstruo por otro que se deje.

    ¡Son 1.000 euros!

    ¡¡Pida la hoja de reclamaciones!!

  8. Jaja. Suerte, Lehningen. Aprenda sobre la marcha. Es cierto que hay tres razones principales por las que un bebé llora: Hambre, Caca, Sueño. Y después hay una cuarta -lo tres veces tengo comprobado, oigan-: porque sí. En efecto, los niños son muy a menudo unos cabrones. Quiero decir que hay que contar con el capricho, el egoísmo y el absurdo. Recuerden que son mismamente como nosotros pero aún sin la ‘corrección’ de la vida social…

  9. [15] Para tratarse de un comentario postmoderno de una hembra intuitiva, se está usted tomando muchas molestias, ¿no, macho respondón?

  10. Niños y niños. Lo cuenta Robert Sternberg.
    “A Jack, que se le consideraba el más listo de la clase, le encantaba burlarse de Irvin.
    – Te voy a demostrar lo estúpido que es -le dice a un amigo- ¡Irvin, aquí hay dos monedas, te regalo la que quieras!
    Irvin mira las dos monedas -una de cinco centavos y otra de diez-, y coge la de cinco.
    – Ves como es tonto.
    Un profesor que había visto la escena se acerca a Irvin y le dice que la otra moneda valía más.
    – Lo sé, pero si cogiera la de 10 Jack no volvería a pedirme más que cogiera una moneda para poder reírse de mí. Y ya llevo ganado un dólar.”

  11. El gran Tip contaba la historia de un niño que al nacer empezó a llorar sin parar. Sus padres lo llevaron a todos los especialistas pero nada, el niño seguía llorando. Un día, cuando tenía 55 años, estaban comiendo en casa y, tras dar un par de hipidos, dejó de llorar.
    -¡Anda, hijo, que vaya rato que nos has hecho pasar! -le dijo su madre.

    Enhorabuena, Lenhingen.

  12. Muchas gracias a todos. Emocionado estoy, sobre todo después de saber que mi hija podrá presumir en el futuro de tener un carnet de socia de este blog con un número muy bajo. No se preocupen, no dejaré de pagar ni una cuota.

    Lo de los niños llorones no lo decía por mí, que he tenido la inmensa suerte de tener un retoño que, de momento, sólo llora cuando tiene hambre o está mojado, con lo que es fácil el remedio, sino por otros niños de la maternidad que, con los mismos inputs (uso este lenguaje por mor de aumentar un poco la entropía de este blog. Ya que participo poco, que se note, jeje) que el mío, daban unos outputs totalmente distintos (léase berrinches de una magnitud tal que si alguien llega a medir el nivel de ruido del hospital lo clausura) . El caso es que los pobres padres que tenía de compañeros se desesperaban intentándolo todo, haciéndome sentir culpable de que la mía ni siquiera se despertara. De ahí la falsedad del argumento “a iguales causas, iguales efectos”. Tengo la impresión de que, por aquello del equilibrio y tal, todo lo que me ahorre ahora la vida me lo cobrará dentro de quince años (adolescencia especialmente pava, etc.)

    Lo dicho, muchas gracias.

  13. Hay algo que empiezo a odiar con todas mis fuerzassss robóticassss (y no es el llanto nocturno de un bebé):

    ¡¡¡las putas preguntas recordadoras de contraseñas!!!

    (seiscientas sesenta y seis velas negras al que las concibiera)

    ((otras tantas al que las concibiese))

  14. ahora que parecía que se había atado a la silla dice elpais.com a 6 columnas que

    Egipto se prepara para la salida de Mubarak

    um!

  15. Todos los periódicos digitales (de aquí y de todas partes) están contando lo de Egipto como noticia destacada …

    … salvo éste:

    http://www.libertaddigital.com/

    Noticias en este momento:

    Telesforo Rubio declarará mañana ante Ruz por el chivatazo a ETA

    Sanidad acude al asador rebelde para notificarle el cierre

    EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID
    Así es la asesora cultural: “¡Que dejes mis tetas!”

    Currin llega la próxima semana para apoyar la legalización de Sortu

    El peligro de una Europa de mayoría musulmana

    La UE confía en retrasar el rescate de Portugal hasta la cumbre de marzo

    Más de medio millón de parados no recibirá ningún subsidio…

    Luego hablan de Pons, de los diputados en paro, de si compensa contratar un plan de pensiones y, después de todas estas importantísimas noticias, hablan de Egipto.

  16. [34]

    yo he pillado varias veces a las cadenas españolas de noticas que puedo ver, C24, que podía ver CNN+ (de las que no veo 3/24, no puedo hablar) en la inopia. Más preocupadas del fúmbol que de alguna noticia candente del momento.

    Aunque quizá no tan “protohistóricas” como estas que estamos viviendo en estos días.

  17. Suelo escuchar el programa de economía de OC mientras me preparo la cena o me ceno.

    Es un programa muy recomendable, in my humble opinion. Por cierto que hay uno, sensato normalmente, que opina que lo de las cajas a lo mejor resulta en mucho menos dinero.

    A lo que iba. En los últimos años el día económico de los días económicos fue el día de la quiebra de Lehman Brothers. Ese día estaban de tournée por un pueblo de España. Quizá en Jabugo o en algún otro pueblo de la sierra onubense-pacense. Se pasaron todo el santo programa de media hora hablando con las autoridades locales de los productos locales y su importancia económica y bla, bla, bla. Las cosas de la publicidad, que obliga y no puedes cambiar.

    Me descojono cuando “celebran” cada año el aniversario de la histórica quiebra de LB.

  18. No espero mucha revolución en Egipto. Se irá Mubarak y vendrá otro. Otro igual, intercambiable. Ojalá me equivoque, pero lo veo así y tengo la impresión de que los egipcios también. Quizá Túnez sí cambie; Egipto, lo dudo.

  19. Pues a pesar de mi ironía, es la primera vez que veo a un pueblo empeñado en vivir en algo parecido a una democracia. Aunque me sigue pareciendo alucinante cómo y por qué ahora se ha desencadenado todo este movimiento.

  20. Lo que comenté el otro día, Goslum: no veo a la gente en la tele pedir ‘democracia’ ni ‘elecciones’ ni ‘partidos legalizados’. La peña está como en España en los 70: si el que llegue hace referendos, elecciones y tal, pues serán una democracia; si, en cambio, aparece un ariasnavarro que hace cuatro reformas, reparte cuatro pagas y cambia cuatro nombres públicos, todo seguirá igual.

  21. Sí, es cierto, Mercutio, quieren algo pero no saben qué. Lo que parece claro es quieren decidirlo ellos. Pero… ¿por qué ahora? ¿han visto mucha tele, mucho internet? No sé.

  22. Llevo diez minutos descojonándome con el [15]. Hay días en que se agradece especialmente.

    Felicidades lehningen. No le compre un móvil: nunca están cuando las quiere localizar. Y no haga caso de los que damos consejos.

  23. “Contarle a mi mánager en L.A. (judío) mi incidente con Twitter y España y que él no pueda evitar partirse el culo.” @Vigalondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s