¿La familia qué tal?


Ayer mencionaba uno de esos buenos principios con los que gitaneamos: lo proclamamos para, por la espalda, hacer lo posible para que quede sólo en principio. Me vino a la cabeza cuando le recordé a una amiga (muy de Esperanza Aguirre) la cantidad de años que lleva el PP en el poder en Madrid. Me dijo: “sí, sí, la alternancia está muy bien y hay que echar a los partidos del poder para limpiar la casa, pero ¿cuál es la alternativa? ¿Votar a los del PSOE? ¿Te has fijado bien en ellos?”

Lo traigo a la herencia porque hay otra queja sospechosamente contradictoria con otro principio sacrosanto: el de la casa de cada uno. Lo de las polémicas en internet ya es viejo, hasta para los que llevamos “sólo” un lustro con blogs y cosas parecidas. Al final, y una vez se dejan de lado las trolescas protestas sobre la libertad de expresión, se suele concluir con afirmaciones del tipo: “bueno, éste es tu blog, tu pones las reglas y si no te gustan te puedes ir a otro, e incluso abrir el tuyo, a ver cuánta gente te visita”. A veces se adereza lo anterior con un “pringao”. Tampoco faltan las protestas de ignorancia y las llamadas a refranes sobre el desprecio y el aprecio.

Todo eso es muy razonable. Hace poco me mandó uno de mis hermanos un enlace a una página que valoraba este blog (creo que valía unos 3.000 €) y lo colocaba en el puesto nosecuantosmil de los blogs españoles. Vamos, que no será por sitios a los que ir. Más aún, si el problema es el de la arcadiana “trama de afectos”, y a uno se le excluye del lugar en el que charla o, en el mejor de los casos, discute de forma bajoarrabalera (término italocatalán de raigambre), siempre puede abrir un nuevo local y hacerse anunciar con las tradicionales referencias al atractivo del nuevo sitio, chispeante lugar para el diálogo abierto.

Da igual. Hay gente que no asume que le digas que no. Cuando dices que no a alguien haces un juicio. No nos gusta que nos juzguen negativamente. Es verdad que, a partir de los diez o doce años, aprendes a decir eso de que no podemos gustar a todo el mundo, y te recuerdas a cada momento que no debes dejar que te influyan más que las opiniones de las personas que te quieren y bla bla. Aprendes a decir ese buen principio mientras notas lo mucho que te jode que el tipo ese se atreva a ningunearte a ti, o que la furcia esa no reconozca tus méritos. El ideal del hombre civilizado pasa por que no se note demasiado y termina en un lugar imaginario y desconocido en el que, de verdad, no te importa.

No publico todos los comentarios. Hay nicks vetados. Digo “nicks” porque es muy fácil usar otra identidad para escribir comentarios. Sin embargo, todos sabemos que el nick es muy importante si quieres reconocimiento (en las dos acepciones del DRAE). Nunca he dicho: “miren, miren, éste ha querido hacer comentarios y no le dejo e insiste, jua, jua”. Lo tomo como una prueba de que tienen interés en participar y que prueban a ver, de vez en cuando. Ahora debería decir “lo que es increíble es que me reprochen en otros lugares que no puedan escribir aquí cuando rompimos formal y pomposamente y nos devolvimos los presentes, y se hagan juicios post hoc, con lo fácil que es continuar ignorándonos”.

Debería decirlo, pero jugaré a ser sincero. No es increíble. Es humano, demasiado humano. Tengo algunas buenas razones para actuar como actúo y no son producto (ahora) del resentimiento. No tengo tiempo para broncas. Ya perdí mucho intentando demostrar que soy una persona equitativa, sobornándome, en suma. Y no actúo así por indiferencia, sino por cansancio y por temor a reacciones que no comprendo. De vez en cuando me pierde la locuacidad (y esta entrada es una buena prueba). Me engañaré pensando que si hablo cuando lo más sensato sería callarme puede justificarme el mensaje.

De verdad, prefiero que hablen bien de mí o que no hablen, antes de que hablen mal. No me ponen las críticas furibundas, ni creo en eso de “mejor que hablen de ti aunque sea bueno lo que digan”. No me animan los eslóganes repetidos sobre lo que hago o digo. Detecto las tácticas, es muy fácil, pero no me consuelo pensando en lo ocupado que están otros intentando pegarme una hostia. No es que las molestias sean muy importantes. Tengo suerte: la pelea importante está, para mí, en otros lugares. Y ésa es otra razón. Sólo pretendo divertirme y hace mucho tiempo que dejé la adolescencia.

Anuncios

44 comentarios en “¿La familia qué tal?

  1. La alternancia está sobrevalorada.

    Rahm Emmanuel recién ha ganado la alcaldía de Chicago. Demócrata desde hace sesenta años, setenta o doscientos años.

    Y sin casos de corrupción que se le conozcan.

  2. [12]

    Si tiene que cargar la batería en un ordenador y, a la vez, se quiere leer el kindle hay que desmontarlo, ejectarlo, desconectarlo (lógicamente) del ordenador.

    Lógicamente quiere decir que lo desmonte, coño, no que lo desconecte (físicamente; keep the usb cable attached) del ordenador. No sé cómo explicarlo para windows. Vaya al icono de unidad del dispositivo (F: H: I: o la que le toque), pulse con el botón derecho del ratón y DESMONTE (con perdón). O algo por el estilo.

    Cuando yo lo recibí lo conecté al ordenador pero el kindle me dijo que no necesitaba ser recargado recargarse. Lo desmonté (siempre hay que desmontar antes de desconectar físicamente!!!!) y después lo desconecté.

  3. Desmontar puede ser “explusar” en Windows, pues es cierto que en el menú desplegable del botón auxiliar del ratón se ofrece la opción expulsar

    Ahora bién, al posicionarse sobre el icono de la barra de tareas, aparece un globo que dice “Extracción segura del dispositivo”.

    Y al pulsar sobre dicho globo, el mensaje es: “Ahora es seguro retirar el hardware”.

    Yo creo, sin embargo, que al desmontar de Linux le corresponde el detener de Windows.

  4. [24]

    Ah, mí no sé, el translate-google no maneja esos idiomas.

    (yo sé que en mi linux lo desmonto (normalmente a pelo en la shell) o el doy al icono de ejección y el kindle vuelve a la vida)

    Por otra parte ¿está diciendo que no es lo mismo lo de la operación botón-derecho-expulsar que lo de la barra de tareas ‘extracción segura del dispositivo’?

  5. [21] Leyendo más me he dado cuen de que no es “los herederos de la espada del Cid” sino “los herreros de la espada del Cid”

  6. [26] “Por otra parte ¿está diciendo que no es lo mismo lo de la operación botón-derecho-expulsar que lo de la barra de tareas ‘extracción segura del dispositivo’?”

    Estoy diciendo que no lo sé; que Windows (spanish-spain version) usa 4 verbos distintos para “aparentemente” la misma operación.

  7. [25] Sí, esa película está muy bien.

    Me la recomendó el hijo de Funes, por cierto, que es quin últimamente, además de Goslum, me mantiene al día con películas y series.

    A veces también con música, pero así es más raro que coincidamos.

  8. Esta mañana he recibido una citación. La empleada del hogar -¡viva el día de la mujer trabajadora!- que nos dejó literalmente tirados hace dos semanas me demanda ahora por despido improcedente. Jarl. Qué bonito el mundo de la paternidad.

    (Tampoco me gusta que hablen mal de mí).

  9. Se ha hablado poco de “Más allá de la vida”, la dernier de Eastwood. La encontré floja.
    La banda sonora de “Escondidos…” está muy bien:

  10. Un artículo sobre la estructura radial.

    Lo del AVE (perdón AV) está bien traído. Desdichado y mal hallado en toda hora y circunstancia.

    Lo de los aeropuertos lo ígnoro.

    Lo de las autopistas pst-pst así así… sí estructura radial pero que va dejando paso: el google me manda a París sin pasar ni por Madrid ni por Barcelona.

    Y la gotita de cebolla.

    Yo también diría que si Madrid es capital económica (y debe serlo si así se reconoce) es un poco, si quiera un poquito solo, por sus propios méritos. Por no hablar de los deméritos de todos.

  11. Ya está la clásica HUJADEPUTA que no recuerda que las autopistas que ahorraban muchas horas de viaje y varias vidas por trayecto se construyeron para comunicar internamente el cuadrante noreste español, y externamente, dicho cuadrante con el sur – Valencia – y el norte – Francia. Que el viaje de ida Madrid Zaragoza demoraba tanto tiempo como el de ida y vuelta Barcelona Madrid.

    Evidentemente, no he leído más allá del subtítular.

  12. [33] me parece a mí que germán arrima un poco el ascua a su sardina. por otro lado, yo también soy partidario de llevarse madrid al lado del mar, para igualar.

  13. estoy buscando a quién votar en las próximas elecciones, y no me aclaro con tanto partido verde. alguien sabe quiénes son los verdes (auténticos)?

  14. ¡Ah!, ésa, la de la alternativa, la conozco yo. Menuda pájara.

    Uno en su blog hace lo que le sale de las narices. Eso sí, no nos escriba Usted post como estos que una, de naturaleza cotilla a más no poder, tiene que meterse a leer otros blogs y… Ufff, zu sterben!!!!!

  15. Cómo cambian los tiempos, Venancio

    De un TBO de 1960:
    “A Kim Novak le gusta mucho Europa. Con frecuencia viaja por Italia donde tiene muchos admiradores. A pesar de sus gracias físicas y de sus cualidades morales, debido a las cuales vive rodeada de admiradores, por ahora permanece soltera.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s