Como mantener una relación humana con su banquero


¡Los códigos, joder, los códigos!

Nos quejamos de vicio. Recuerden el chiste ese del borracho y la fea: ella le dice “¡borracho!” y él replica (pongan voz al efecto) “sí, pero lo mío se me pasa mañana”. Pues eso, que la ignorancia se cura. La gente se queja de vicio cuando dice que los bancos son los más fríos de los monstruos fríos, lugares inhóspitos y deshumanizados, repletos de tipos grises y sin entrañas (en las que urden sus telas grises las arañas -perdonen es que me se ha ido la pinza).

Pues no. Lo que nos pasa es que no tenemos maneras. Gracias a internet y a la labor social de Ruiz Mateos y su inmejorable familia, hemos podido conocer, al menos un poco, qué hay que hacer y decir para que te atiendan en un banco. Ya no sufriremos como pretiguomans intentando trincar el jodío caracol con el tenedor de trinchar.

Y yo, vuestro Tse, voy a aportar mi grano de arena, regalándoos dos cartas tipo que podréis usar de ahora en adelante para dirigiros a vuestro banco de confianza. Ahí va:

Modelo A:

Querido (pongan aquí el nombre propio del empleado del banco -cuanto más alto en la jerarquía interna, mejor) Aurelio (escojo un nombre cualquiera):

Una vez más, estupefacto y emocionado por tu situación de privilegio en el mundo entero, mi profunda gratitud en nombre de mi numerosa familia y que Dios siga ayudándote, porque para mí y para muchos, sin duda alguna pasarás a la historia como el mejor banquero del mundo, como lo estás demostrando todos los días.

Cuando te oigo quedo tan estupefacto que apenas dedico atención a los pormenores de lo que te planteamos, porque me atrae más concentrar mi imaginación en el estudio de tu persona. Sólo decirte que Dios te ha dotado de cualidades inconmesurables en el terreno profesional y al mismo tiempo una bondad infinita al servicio de los demás.

Es una gozada contemplar, una vez más, la grandeza de tu intelecto, de tu alma y de tu paciencia. Creo que nunca llegaré a conocer debidamente el cúmulo de virtudes y privilegio con los que Dios te ha distinguido. Quedamos impresionados a la salida, con la cola de personas que todavía te esperaban… Los grandes hombres se ven en momentos como los que el mundo está atravesando. Eres maravillloso, inconmensurable, un tesoro para el Banco que administras tan magistralmente y con tanta sabiduría, un hombre que de la exigencia más estricta, rigurosa y severa, pasa a la bondad y la comprensión más insospechada. Nos hemos quedado atónitos y sin habla. Ahora sólo falta el almuerzo de la hermandad, para testimoniarte en persona nuestros sentimientos, aunque me permito incluirte DVD del viaje a Cancún en estas vacaciones navideñas, con el ruego de que pese a lo muy ocupadísimo que siempre estás, saques unos minutos y aprecies ese enorme colectivo de cuatro obligado a agradecerte tu inestimable colaboración empresarial.

Recibí tu carta el día de San (aquí poner cualquier fecha del Santoral que resulte apropiada) y pienso enmarcarla como pieza de museo para las generaciones venideras… Como yo no creo en las casualidades y sí, por el contrario, en la Providencia Divina, me quedé perplejo al darme cuenta de que la imagen de la Virgen con la que te obsequiamos, Nuestra Señora de la (hay que hacer una previa investigación sobre los orígenes del destinatario), fuera precisamente de la tierra donde nació tu abuela.

Como cosa jocosa, quiero que sepas que, cuando uno de nuestros (aquí poner ejecutivos, trabajadores, primos, hermanos, primos hermanos, etc) destaca en su gestión de manera acertada, le felicitamos diciéndole que es un ‘Aurelito’ en potencia (en otras palabras, un fuera de serie). Y si un día llegaras a ser canonizado, te llamarían San Aurelio.

En nombre de (…) y mío propio, gracias, gracias, gracias y que Dios bendiga tu generosidad con el prójimo. A mandar … El abrazo más entrañable que nunca. Me despido con las palabras de un mendigo cuando paseaba hace unos días por una calle de (poner una localidad apropiada), que al otorgarle lo que me pedía me digjo: ‘Dios está con usted'”

Modelo B:

Querido Aurelio:

El bueno de tu padre, al que supongo conociste y que en el cielo estará, fue inducido maliciosamente por alguna ramera con la que espero no tengas ninguna relación de parentesco. Pese a lo mal que lo estamos pasando por la postura de tu Banco, quiero que sepas que hemos celebrado una misa en la capilla de mi casa pidiendo por tus intenciones para que consigas tus deseos, en momentos tan difíciles como los que atravesamos. Porque, aunque no nos vemos, te quiero mucho.

Por una vez te pido hagas un acto de humildad y recibas a mis seis amigos rumanos (inmejorables). Una vez dijiste: ‘A la hora de ser malo soy más malo que nadie’. Demostrado. Peor no lo has podido hacer. Después de tanta injusticia y continuada persecución, no tengo nada que perder, lo que sería un grave error por tu parte, pues dejarías de ser el ombligo de oro del mundo, y debes saber que los banqueros sois los más odiados de la sociedad en la que vivimos.

Me tomo la libertad de enviarte copia del estudio psicológico que con fecha (…) le hice a tu disipada madre y que, según todos los que lo han leído, coinciden con lo expuesto. Como imaginarás, te considero un hijo profundamente afortunado.

Así que tú sabrás…

Anuncios

15 comentarios en “Como mantener una relación humana con su banquero

  1. Insensato. ¿Es Vd. consciente de que si entra alguien desavisado aquí y ve que ha escrito eso de su puño y tecla, jamás recuperará su ya escaso prestigio dando explicaciones?

  2. Esta mañana me he leído las cartas y no me lo podía creer. Sobre todo la que está calificada como privada y confidencial, en que comunica la celebración de la misa en la capilla familiar. Lo primero es que hace falta ser imbécil para pensar que unas cartas así, en caso de convenir, no van a ver la luz. La primera en la frente. Por lo demás, la combinación de comidas de rabo con amenazas es de lo más miserable que se pueda concebir. Evidentemente, el señor RM es un demente de tomo y lomo, aparte de un desaprensivo absoluto.

    Y tiene razón, Tse, es que son un modelo para publicar en “La Codorniz” o en “Hermano Lobo”. Si no se refirieran a un caso real, parecerían de película de Santiago Segura.

  3. [5] Si es así, ¡¡¡¡¡me meooooo!!!!! Además, es tonto de capirote.

    (O muy listo, quién sabe, aunque no creo: es más la desesperación del moralista (=vicioso reprimido u oculto), que cree que el “pueblo” le aclamará y saldrá en su defensa ante tan gallardo gesto y tan elevado sentimiento. Lo peor es que, a lo mejor, el coro de imbéciles que nunca falta le hace el trabajo sucio involuntariamente.)

  4. Esta tarde oí el combate de las tres en la Ser. Sobre la última ocurrencia de un partido serio.

    Actuaban Antón BoasTardes Losada y otro cuyo nombre no recuerdo.

    AL hizo una exposición de antología. ¿La culpa de la suspensión? Del PP, claro, evidentemente por politizar la campaña y que era una [sagaz, astuta e inteligentísima] maniobra de despiste al adversario. El contrincante decía que nunca puede ser una estrategia esconder a líder.

    AL no se amilanó. Y añadió que eliminado el acto toreril ¿qué campaña puede hacer el PP? eh, eh, vamos, se han quedado desnudos y sin argumentos. Eh, eh,

    AL juega al ajedrez como yo. Moviendo la blancas y esperando que las negras hagan lo que él quiera.

  5. jajajajajaja jajajajaja

    «Los documentos facilitados por la familia Ruiz-Mateos muestran que casi nunca había respuesta a las estrambóticas cartas de Ruiz-Mateos. En el dossier tan solo constan algunas cartas de agradecimiento protocolarias. Botín, uno de los hombres más ricos de España, agradecía en marzo de 2007 a Ruiz-Mateos en una carta protocolaria un obsequio del empresario: “Acabo de recibir las tres cajas de productos Dhul, que has tenido la atención de enviarme, y que son estupendos”, le escribió Botín. Al consejero delegado, Alfredo Sáenz, no le envió flanes y natillas sino una botella de cava por las Navidades de 2006, que Sáenz le agradeció en otra carta de agradecimiento, en la que dijo que era un “magnífico cava”. La familia Ruiz-Mateos produce cavas de la marca Cavas Hill, de calidad media-baja.»

  6. [8]

    mmmm, qué visión… en mis sueños sueño con un alcalde elegido con un solo voto en la urna

    ¡¡el de su suegra!!

  7. DON’T LOOK BACK
    Que tomen ejemplo esos Ruiz Mateos de un empresario como el Richal que un día cogió un avión casi en marcha y se fue a hacer las Américas, dejándolo todo y a todos (incluidos sus acreedores), para buscar fortuna y nuevos horizontes. Llegado allí, Richal quemó sus naves (según algunos, ya lo había hecho en Madrid antes de salir) y comenzó desde cero. O desde x, pues dicen que uno de sus primeros negocios fue un sexshop en Buenos Aires… Mentira; su primer refugio fue la Patagonia, donde puso un tallercito de venta y reparación de bicicletas. Luego, mago e invocador de espíritus en Asunción; cabeleleiro en Belo Horizonte; corredor de seguros en San José de Costa Rica… hasta encontrar su Eldorado en Los Ángeles, donde, según sus últimas noticias, ha triunfado como cantante y empresario de nightclubs, siempre rodeado -ya le conocen- de una cohorte de secretarias y también de aduladores y sablistas, aunque a veces se siente solo. Claro que no falta quienes dicen que una cosa son las “fantasías” que el Richal cuenta en sus cartas a familiares y amigos y otra la mera verdad de su aventura americana. Pero es por pura envidia de su determinación y arrojo, de su éxito.

  8. Me se ha olvidado comentar lo rematadamente inútil, insulso, inane que es el comentarista Sergio Sauca. Vaya retransmisión la de anoche!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s