Regreso al futuro


Llovizna en Madrid. Al cruzar la calle del General Mola, con el paraguas abierto en la mano derecha y un libro abierto en la izquierda, en el centro de la calle, al notar, de frente, que venía gente de reojo, he levantado la mirada y me he encontrado con un legionario moreno, con un paraguas en la mano izquierda y una granada sin espoleta en la derecha. Nos hemos mirado y nos hemos dicho bum.

Uno partido de r al cuadrado

14 comentarios en “Regreso al futuro

  1. Buena película. Increíble pero cierta:

    Philippe Miller es un ladrón solitario que vive en las rutas. Un día encuentra, por azar, una ruta sin terminar desde hace algunos años. Los trabajos de construcción de esta ruta, que hubiese traído prosperidad a la región y que significó una catástrofe económica para los habitantes del lugar, fue interrumpida por la intervención de un grupo de ambientalistas cuyo objetivo era preservar una colonia de escarabajos. Philippe ve la oportunidad de obtener dinero fácilmente y lograr su mejor estafa. Contrata a varios operarios para reanudar el trabajo en la carretera, haciéndose pasar por la persona que la antigua compañía envía a reanudar los trabajos de construcción. Todo va bien hasta que conoce a una mujer, la alcaldesa de una ciudad a través del cual pasa la carretera. El encuentro va a cambiar a Philippe y su plan empieza a fallar …

    http://www.imdb.com/title/tt1198385/

  2. “Bernardo Marín
    Y luego habrá un doble efecto sobre la seguridad: habrá que plantearse dónde situar las centrales (la de Fukushima sufrió la embestida de un tsunami) y cómo mejorar los sistemas de refrigeración. Su intervención se cierra con algunos aplausos entre el público.”

    Es interesante lo de la ubicación. Los japoneses debe saber algo. Yo nada. He observado que la mayoría de las centrales japonesas están en el mar del Japón (al ser un mar, es decir un interior, menos propenso a tsunamis). Solo cuatro o cinco complejos dan al Pacífico (más expuestos a tsunamis y más cerca de la zona de subducción).

    Sobre porqué están a la orillita del mar no lo dudo: Japón montañoso (70% montaña) y sin (supongo) muchos ríos con un caudal constante suficiente solo tiene el borde del mar para posicionarlas.

    Tokyo y sus 35 millones están al este, en el Pacífico.

    Otra característica es la acumulación de complejos nucleares. En Fukushima I hay seis reactores. A doce kilómetros está Fukushima II con otros pocos. En la costa oeste hay un complejo con siete reactores y creo que planeaban algunos más. He leído a un americano decir que eso no pasa en América.

    Debe ser una cuestión de espacio. Como si fuera lo mismo el espacio de América y el de Japón. Y, claro, de densidad de población y de necesidad energética.

    Sobre los sistemas de refrigeración nada que añadir. El éxito o fracaso de la industria nuclear se medirá por cómo se pueda comportar ante la ausencia de refrigeración/suministro externo de energía.

  3. Ni una fiesta sin la tía Paca:

    «Wikileaks “está trabajando” para publicar documentos sobre la situación de Japón, según informa su portavoz. No han querido desvelar ni su temática ni cuando los sacarán a la luz.»

  4. El experto nuclear de hoy en 24h es de la rama optimista-eficiente. No ha pasado nada; no ha pasado tanto; qué queremos, oiga. Frente a la película de terror (que no debemos comprar; ¿quizá bajárnosla gratis?), la feel good movie.

  5. Hola. Les recomiendo a todos encarecidamente que (si están interesados), no se pierdan la entrevista que ha hecho esta tarde Julia Otero sobre las 17 h. a un fisico nuclear, catedrático de la universidad de Sevilla. No tiene ningún desperdicio. Las cosas, tal como son y como hay que decirlas.

  6. No rompas esta cadena.

    El día que llovizne en Madrid cógete un paraguas abierto y vete a la biblioteca de la calle General Mola. Pide prestado un libro y ábrelo como el paraguas, con la parte impermeable para fuera. Sal y cruza la calle Príncipe de Vergara por el centro. Cuando te llegue de frente alguien con un paraguas, mira de reojo si lleva un libro. Si es así, pregúntale si va a la biblioteca. Si su respuesta es afirmativa dale tu libro y ruégale que te lo devuelva, que tienes prisa y tú no puedes. Una vez hecho esto vuélvete a casa, que no sé qué cojones pintas por ahí con la tarde que hace.

    El dr. Qtyop lo hizo y ahora es feliz planchándole las camisas a un legionario moderno, o como se diga.
    El licenciado Tsevanrabtan siguió caminando ensimismado en sí mismo y se resfrió porque sólo llevaba una rebequita rosa.
    Chema pascual lo hizo, disfrazado de rubia, y consiguió que le sacaran en un blog muy renombrado.

  7. Por un lado, estamos los que no queremos ver las nucleares ni en pintura, partidarios no de la piedra y el palo pero sí de alguna clase de energía que no suponga dejar un país abrasado por generaciones. Nos extraña que desde hace medio siglo, mientras se ha inaugurado internet y se puede extirpar la próstata a través de un poro, los científicos no hayan dado con un medio de producción energética más sutil que cascar un átomo a hostias y recoger el fuego en un capazo de plomo.

    David Torres,intelectual.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s