Ramblas

Nada era lo que parecía . Descubrimos un mundo complejo, trufado de envidias, miedos y subcontratas en plena Rambla de Barcelona. Ataviados con sus peores galas, un puñado de estatuas sospechosamente argentinas luchan por sobrevivir tratando de acaparar la atención del mayor número de turistas con cámara.

Anteriormente, el entrevistador quiso saber si las estatuas estaban compinchadas con los ladrones que, aprovechando el tumulto que se forma para contemplarlas, desvalijan a los incautos. Todas dicen que no. Ahora les pregunta a las estatuas si son personas violentas. Observen las caritas…

Localizadas como están estas sujetillas encargadas de amargarles las vacaciones a los turistas extranjeros que visitan Barcelona, ¿seguro que no hay una manera de impedirles seguir actuando? No me lo creo.

Anuncios

9 comentarios en “Ramblas

  1. Esta mañana en el Metro me ha asaltado un cartel. Ha sido ver el título y echarme a reir. He pensado: ¿pero es posible vivir de estas cosas?.
    Luego he visto que eran unas reuniones importantes, subvencionadas por nuestras instituciones, organizadas por un montón de gente solidaria que bastante hace perdiendo su tiempo como para que venga luego yo a descojonarme de todo. Yo, que me paso la vida en el sofá leyendo a Plutarco y a Julio César.
    Me he puesto como penitencia contárselo a ustedes, para que me dejen en evidencia.
    El título era: Encuentro Internacional. Reflexiones feministas en torno a la soberanía alimentaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s