Diez y una clave para gastar menos

Diez

  1. Arrancar el motor sin pisar el acelerador.

    ¿Eso se hace aún?

  2. Usar la primera marcha solo para el inicio y cambiar a segunda a los dos segundos o seis metros aproximadamente.

    ¿Alguien va en primera a Segovia? Sí, lo cuentan de un jugador americano que pensó que el coche era automático. Historia apócrifa. Piensen cómo arrancaría.

  3. Cambios de marcha. Según las revoluciones: en los motores de gasolina, en torno a las 2.000 r. p. m. En los diésel, en torno a las 1.500 r. p. m. Según la velocidad: en tercera, a partir de 30 km/h; en cuarta, de 40 km/h; y en quinta, de 50 km/h.

    Vale, vale, pero sin agobiarse.

  4. Circular lo más posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones. Mejor circular en marchas largas con el acelerador pisado que en marchas cortas con el acelerador menos pisado.

    Cuando se circula con marchas largar también se circula con el acelerador “menos pisado”. Ver la clave. Ahora bien, no se duerma en los laureles buenrolliteros: velocidad más larga implica peor respuesta ante la necesidad de una demanda de aceleración brusca para, por ejemplo, solventar un imprevisto.

  5. Mantener uniforme la velocidad de circulación.

    That is the real question. Ver la clave

  6. A más de 20 km/h con una marcha engranada, el consumo de carburante es nulo si no se pisa el acelerador. Al ralentí, el coche consume entre 0,4 y 0,9 litros por hora.

    Vean la contradicción en términos. No se consume nada a 20km/h con una marcha engranada pero sí al ralentí y parado. Incide, de nuevo sobre la clave.

  7. Deceleración: frenar de forma suave y progresiva con el pedal.

    O de forma más abrupta y regresiva. Tanto da lo mismo si se viaja por inercia.

  8. Detención: si es posible, detener el coche sin reducir la marcha.

    Detención: si es posible no detener el coche.

  9. Parar el motor en paradas de más de un minuto.

    Elementos de un coche: el cinemómetro, el contador de revoluciones y la bola de cristal. La ley de Murphy indica que tendremos que retomar la marcha tan pronto hayamos apagado el motor.

  10. Anticipación y previsión: conducir con la distancia suficiente para anticiparse a los obstáculos.

    Prever el impredicible futuro es la madre de todo éxito.

La clave

Don Frenando me dice que estos diez mandamientos se resumen en uno: pise el acelerador lo menos posible. El consumo del coche lo podemos relacionar con tres factores:

  1. Se tiene el motor encendido: el inevitable consumo residual que agota el combustible aunque no hagamos nada.
  2. Se circula a velocidad constante. A lo anterior hay que añadir el vencer las resistencias del asfalto y la aerodinámica. Eso cuesta. Una velocidad constante en unas circunstancias constantes se mantiene con nivel de presión sobre el acelerador constante. Y en el caso de un control de velocidad con una admisión constante. Se necesita más admisión (pisar más el acelerador) para mantener un nivel mayor de velocidad.
  3. Se acelera. A lo anterior hay que añadir la necesidad de aumentar la energía cinética del vehículo. Más aceleración implica más pisada y más gasto.

Acelere lo más suavemente posible: pise menos el acelerador. Gastará menos y se anticipará más fácilmente a las circunstancias del tráfico: si va a detenerse cien metros más adelante (un semáforo en rojo, por ejemplo) deje de acelerar. Viaje por inercia. El rozamiento detendrá el coche y los metros que recorra por inercia y con menos consumo de combustible compensarán, en buena parte, el necesario aumento de gasto que supondrá poner el coche de nuevo en marcha. Si llega a la boca del semáforo en rojo a 40km/h frene bruscamente: ante todo no se salte el semáforo. Simplemente laméntese y reconozca que podía haber dejado de acelerar antes para después haber llegado con velocidad cercana a cero a la detención. Mejore en el próximo semáforo.

Acelere lo más suavemente posible es más importante cuando más “urbano” es el tráfico. Es decir, en las circunstancias que hacen que el ciclo aceleración/deceleración sea más frecuente.

La optimización del consumo conlleva una disminución de la velocidad media y un aumento del tiempo del viaje. En un ciclo urbano este aumento puede ser significativo porcentualmente (un 25% más por dar un número) , pero más matizable en valor absoluto (5 minutos más por dar otro):

No tenga prisa.

Regla de oro de los sistemas de transporte

El tiempo es oro: menor tiempo de viaje, mayor precio.

Anuncios

24 comentarios en “Diez y una clave para gastar menos

  1. Business Insider ha publicado una lista que pretende definir las diferencias entre usuarios de Mac y PC. El resultado es discutible y está repleto de tópicos. Pero como gilipollez, es ilustrativa:

    Tal y como señala el artículo, el 52% de los 700.000 encuestados eran usuarios de PC, mientras el 25 lo eran de Mac. Un 23% no lo eran de ninguno.

    Los usuarios de PC son de mediana edad, los de Mac son jóvenes.

    Los de PC son conservadores, los de Mac son progresistas.

    Los de PC quieren encajar, los de Mac quieren ser únicos.

    Los de PC son buenos en matemáticas, los de Mac prefieren leer y escribir.

    A los de PC les gusta la Pepsi, los de Mac San Pellegrino Limonata.

    Los de PC comen sándwich de atún, los de Mac piden hummus.

    Los de PC leen USA Today, los de Mac leen The New York Times.

    Los de PC leen El millonario de al lado, y los de Mac La carretera, de Cormac McCarthy.

    Los usuarios de PC ven Tonight Show de Jay Leno, y los de Mac, el show Parks and Recreation.

  2. ‘Estos diez mandamientos se resumen en uno: pise el acelerador lo menos posible.’

    This!

    ‘Si llega a la boca del semáforo en rojo a 40km/h frene bruscamente: ante todo no se salte el semáforo. Simplemente laméntese y reconozca que podía haber dejado de acelerar antes para después haber llegado con velocidad cercana a cero a la detención. Mejore en el próximo semáforo.’

    Grandioso. Escojonao estoy.
    – – – – –
    MENSAJE URGENTE PARA DOÑA ORIENTACIÓN
    Le voy a contar el secreto: no-se-pregunta.
    Hay un novedoso y al tiempo viejísimo debate en la guerra de sexos, que es la diferencia entre hombres -que husmean, buscan, exploran- y mujeres -que preguntan por dónde se va, oiga usté-. Bueno, ese debate viejísimo y al tiempo novedoso ya quedó resuelto entre el musteriense y el auriñaciense, por lo menos. Las mujeres, por lo general, se orientan, por lo general, peor que los hombres, por lo general. Pero, sin encambio, hombres y mujeres tienen, por lo general, más imaginación que conocimientos. Es fácil que pregunte Vd. a alguien y alguien no tenga ni zorra idea, pero responda igual. En algunos sitios, como la India, hasta resulta de mala educación no responder o decir que no se sabe; la amabilidad obliga a inventarse el ‘por allí, y luego la segunda a la derecha’. Por mi experiencia personal, la India es un semicontinente que va desde el mar de Bering hasta Lisboa, reanuda en Yucatán y termina en Oaxaca.
    No pregunte. Jamás. Haga noche en el coche, si ha de menester. Pero no pregunte. O terminará en Jerez.

  3. Estimado Mercutio,

    Llevo a gala seguir ese consejo. Mi autosuficiencia es legendaria. Pero tuve tres momentos de debilidad y pregunté, innecesariamente.

    La purita primera pregunta me convirtió, sin saberlo, en doña Lamentación.

  4. Los periodistas y el hecho religioso en Semana Santa:

    1. Un locutor visita una exposición de tronos en el palacio de Versalles. Se despide con un extraño trono de Pío VII con parihuelas y que define literalmente como un “antepasado del papa móvil”. Técnicamente hablando es así pero su nombre de viejo, silla gestatoria (en el enlace se puede ver la silla de Pío VII), queda para el olvido o la cultura.

    2. Un locutor de radio local discute las vicisitudes de las procesiones y habla de la del domingo de resurrección y sus problemas por los “oficios de resurrección”. Y es que no hay dos sin tres tras los populosos oficios de Jueves y Viernes Santo.

    3. Otro locutor aplica el no hay dos sin tres y hoy habla de la final del Godó… que se celebra en “Domingo Santo”. Sospecho que no se refiere a la capital de la Dominicana República.

  5. Tupendo!!

    Después de un Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo Santo pasados por agua como un huevo… mañana de Domingo Santo soleada… y a la hora de la tradicional corrida de la Maestranza caen chuzos de punta.

  6. [20] Gestatoria: que se lleva en brazos.
    Gestación: El acto del animal vivíparo del sexo femenino que lleva y sustenta a su cría en su seno hasta el momento del parto.

    Mucha similitud en cuanto a la raíz de ambas palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s