El rapto de la tsabina


Como cabía esperar, casi nadie ha acertado la respuesta correcta. Lo que me ha extrañado es que la respuesta más votada no sea ésa que dice que es simplemente imposible que Tse haya bebido de la copa del fracaso. A esa habría votado yo, si no fuera porque conozco la verdad.

Lo cierto es que repetí cuarto de EGB, que suspendí Selectividad y que tampoco fui capaz de superar unas oposiciones que me habrían convertido en funcionario.

Sí, amigos, un tribunal de siete señores mal encarados me impidió hacerme notario. La culpa no fue mía, pero no me detendré en explicar por qué. No quiero que la UEFA me abra expediente.

Y sí, suspendí Selectividad. Estaba en Pamplona, en sanfermines, cuando recibí una llamada de uno de mis hermanos mayores. Me dijo: “has suspendido Selectividad”. Luego se descojonó y añadió, “pero la has aprobado”. No sé ahora, pero entonces había que sacar al menos un 4 para aprobar, y los examinadores decidieron que la nota que merecía era un 3,6. Sin embargo, en mi papeleta terminó apareciendo 4,2. ¿Por qué? Muy sencillo. El director de mi colegio se enteró (no sé cómo) de cuál era la nota. Mi media en COU era de 10, y el colegio presumía de que sus alumnos aprobaban sin problemas. Supongo que el hombre debió de pensar que era catastrófico que suspendiese, así que entró y pactó unos retoques suficientes para que aprobase. Aún conservo la papeleta, rascada con una cuchilla, con la nota corregida. Por cierto, la culpa no fue mía. La única explicación que se me ocurre es que mi porte aristocrático sumiese a los profesores en un estado de odio y su inquina les llevase a actuar de forma tan ontológicamente injusta. Por cierto, si no recuerdo mal, la media se corrigió gracias a que en el examen de filosofía me aumentaron la nota de 1 a 2,5.

Y sí, también repetí 4º de EGB. Este fracaso es el que más me duele. Mi madre me metió en un colegio de “monjitas” con mis hermanos mayores, supongo que para perderme de vista; pero no tenía edad. Como a las monjas les daba igual, me enseñaron a leer y las cuentas y esas cosas. Luego cuando cambiamos de casa, entré en otro colegio también laxo con las normas y me dejaron empezar primero de EGB con un año menos. Sin embargo, cuando había aprobado cuarto volví a cambiar de colegio y en el nuevo se empeñaron en que tenía que estudiar con los de mi edad.

Y ahí comenzó todo. Podría haberme examinado un año antes de Selectividad y quizás mis disquisiciones sobre San Agustín habrían encontrado un destinatario menos plebeyo, y podría haberme examinado en una convocatoria anterior y haber alcanzado mi sueño: optar a la incongrua notaría de la isla de Hierro y allí dedicar mis trabajos y mis días al estudio de las sabinas, que no son esas hembras promiscuas que tan fácilmente sucumbieron a la lujuria romana, sino unos arbustos de belleza dionisíaca.

Así se truncó mi carrera como naturalista, ya ven, doblado pero digno, como la más hermosa sabina.


Anuncios

16 comentarios en “El rapto de la tsabina

  1. No hubiera acertado, tampoco.

    ¿Una media en COU de 10 y un 3,6 en Selectividad? ¿Qué coño hizo; iba usted a un colegio de pago? En lo de repetir cuarto hace trampas.

    A mí me dejaron matemáticas en 5º de EGB. Digo me dejaron y no suspendí porque el maestro le dijo a mi madre: “Podría aprobarlo, pero lo voy a suspender”. Me jodieron el verano. Visto en perspectiva me vino muy bien.

  2. En COU tuve siete asignaturas. Una de ellas (el idioma extranjero, en mi caso, francés) no se incluía en el examen. Las restantes eran Historia, Filosofía, Latín, Lengua española, Arte y Literatura. En varias de ellas se permitía optar por un comentario de texto. Eso es lo que hice comentar textos, pero mis comentarios no gustaron. Y en Filosofía podía elegir entre el marxismo y la razón y la fe en San Agustín. Y (creo que fui el único en toda España, jeje) escogí a San Agustín. Curiosamente, en esa época lo que más leía era filosofía. Se conoce que con poco aprovechamiento, ya que mis refexiones sólo merecieron un 1.

  3. Esnúquer: Judd Trump no es el futuro, sino el presente. La gran esperanza zurda. El Clásico heterodoxo -qué puentes rarunos, como apoyando el taco donde caiga; qué cambios de mano al utilizar el rest-. Las bolas largas que se jugó y metió ayer contra Ding fueron tremendas.

    Y esa pinta de gamberro genialoide, que parece que de un momento a otro lo va a pillar la cámara mirándole el culo a Michaela Tabb o abriendo una cerveza.

    Ídolo.
    – – – – –
    Otro ídolo: http://twitter.com/#!/MagnusCarlsen/status/63284989994872832

  4. La arrogancia es muy mala cuando eres joven. Si hubiera hecho caso a mis profesores, habría escogido ciencias puras y no habría podido terminar haciendo comentarios de texto. Y eso no es lo peor; seguramente me habría evitado perder el tiempo leyendo a Hegel y a otros estafadores enajenados semejantes.

  5. Acojonante:

    Del mensaje, fuentes de la lucha antiterrorista destacan la expresión “cancelada”, que interpretan como la liquidación definitiva de la deuda que la banda imponía a cada empresario extorsionado y que ya no recuperará. En el caso de romper la tregua, los terroristas empezarían de cero en su chantaje, añaden.

  6. Bueno, Tse, eso es casi para tenerlo a orgullo. En mi Instituto, no sabemos la razón exacta, hicieron en la Selectividad una escabechina de mil pares de cojones. Era un instituto con gente de buen nivel y los que mejores notas tenían del bachillerato fueron acribillados malamente. Recuerdo que en física pusieron dos problemas a escoger a cual más hijo de puta, hasta el punto de que el instituto protestó oficialmente, porque estaban fuera del temario de COU. Se tiró del hilo y resulta que el tribunal había decidido bajarle los humos a ese instituto que recibía tan buenas calificaciones un año tras otro. E hicieron trampa, porque a los otros institutos que se examinaban con nosotros les habían puesto otro examen distinto, mucho más fácil. Así que recurrió un montón de gente y en muchos casos progresó el recurso. El presidente del tribunal recibió una estupenda reprimenda, pero jodieron a mucha gente que tenía un expediente estupendo y se quedó sin poder estudiar lo que quería. Una amiga, que tenía de media un 9, acabó con una nota birriosa y suspensa, la pobre, y tuvo que hacer la selectividad al año siguiente, porque no quiso presentarse en septiembre. Lo que no entiendo es cómo no se invalidó el examen, porque no sólo en física, sino en matemáticas y en otras asignaturas preguntaron cosas que no estaban en el temario oficial. Y, por supuesto, cómo no se expedientó al tribunal en pleno, una vez fue evidente que fueron a cazarnos y saltándose las normas. Bueno, es que esto es España.

    Y tiene usted razón: no descarte que algún ceporro se sintiese herido por su capacidad y vengara su medianía suspendiéndole. Yo conozco a más de uno que lo hace habitualmente.

  7. [4,5,7]

    Hostia, ayer estaba por contar algo parecido. Acertadamente me fui a dormir.

    En el comentario de texto en Lengua cayó algo de El Quijote, el cual no he leído de una sola vez y de corrido en mi vida; honor que comparte con una película: Lo que el viento se llevó. Estuve como cinco minutos sin escribir palabra, meditando qué camino seguir: si el trillado en plan topicazos, o, sacar el fular, ponerlo al cuello, encender la pipa mientras mesaba la barba, y optar por el de los malditos e incomprendidos; el de los geniales. Qué cojones, me dije, vamos por lo difícil hacia la gloria. Lo que no recuerdo es cómo, saliendo de La Mancha, acabé en Joyce, Irlanda y las Highlands. Si no llegué a Islandia fue por falta de tiempo.

    Recogiendo las notas me encontré con mi profesora de Física y tutora en COU A. -¿Qué te pusieron en el comentario de texto?- Buff, un 5. Me equivoqué. –No creas, hay una media de 2. Camino de la cafetería, en busca de los colegas, saboreando y sonriendo mí brillantez, me crucé con J. (uno de esos que iba para neurocirujano). -Ahhhh, Jaaaavi, quee te pusieron en el comentario??? – Un 7.

    ¡Joder, siempre habrá un Tse en la vida!, pensé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s