Lo grande en lo pequeño


Que lo de Sol es otra muestra de la causa de nuestros males lo estamos viendo ya. Un grupo de gente se reúne a pedir por lo suyo. En este caso lo suyo es Utopía o Insectopía, que da igual. Los reunidos dicen, me la pela la ley, mi causa es superior. Como son muchos y los que mandan empiezan a hacer cuentas, vemos que hay imbéciles catedralicios que hablan de la Comuna y el teatro burgués, vemos a otros que hablan de si prohibir la manifestación y no la concentración, vemos a los que dicen, buf, qué difícil, pero claro “creamos un precedente”, vemos a los que hablan del sagrado derecho de los ciudadanos a reflexionar (un momento, esperen, que me deshuevo) … ¿Y dónde el tío ese con manguitos y bigotito que enseña el código y dice: “oigan eso está prohibido”? A ése no se le espera. Ya ven, la respuesta es sencillísima: que se aplique la ley.

Ya ven, de tanto repetirlo no lo incluí ayer en mi decálogo de seis o siste cuestiones “candentes”. Ésa es la causa de nuestros males y ya se está repitiendo una vez más. Legitimando al trajeao y al sindicalista, al concejal de urbanismo y al rastas al que le molan los etarras. Saltarte la ley es cosa de número e influencia. ¡Todos queremos ser Al Capone! No sé si lo saben: el bueno de Al convirtió Cicero, el barrio de Chicago, que era una zona tranquila, con columpios, en un lugar apestoso. Luego compró, a buen precio, una docena de edificios, y en seis meses se acabó casi todo el crimen (sólo quedó su estafa, claro, a la vista de todos). Ya ven, primero el crimen y luego la rentabilidad. Por desgracia, eso no nos parece mal del todo. Así que los de Tamos en Sol han entrado por la puerta grande en el grupo. Van a conseguir ser de esos que hacen lo que les sale de los cojones y no les pasa nada. No hay más que ver que su primera reclamación es la primera reclamación de todo grupo de presión que se precie: que suelten “inmediatamente” a los que habían detenido.

Alguien decía que me indignase. No, ya no me indigno. Tampoco voy a pasarme con estos que, al fin y al cabo, acaban de llegar al club. Tenemos a las espaldas una lista tan grande … Eso sí, que no lo duden: ellos mismos son la misma mierda contra la que se supone combaten.

Mientras tanto, les cuento algo. En El País salió la noticia de que el Colegio de Abogados va a dejar de hacer designaciones de abogados de oficio porque el gobierno de la Comunidad de Madrid no paga. Se dejarán fuera de la medida asuntos penales y otros “sensibles” como los derivados de maltrato o en que haya menores. Lo cachondo es que “alguien” le dijo al periodista de El País que no hay problema porque la solicitud de letrado de oficio suspende el procedimiento.

Acojonante. Por dos razones. la primera porque es mentira. La Ley de Asistencia Jurídica Gratuita admite esa suspensión, pero por un plazo máximo de dos meses. Así que, si pides abogado y pasan dos meses sigue contando el plazo y te jodes. La segunda porque si un juez alarga el plazo incumple la ley y además, en todo pleito, hay dos partes: ¿qué tiene que hacer la otra parte, esperar?

Anuncios

53 comentarios en “Lo grande en lo pequeño

  1. A mí lo que me parece esto de los niños pijos de Sol es lo contrario de lo que aparentan y dicen. No son en absoluto los promulgadores de la regeneración de nada, sino una exhibición de ficticio contrapoder, o antisistema o lo que quieran llamarlos, que, en realidad, viene a afirmar la mierda que se supone combaten. Más o menos, al modo Visir Iznogud, quieren ser Califas en lugar del Califa, pero no otra cosa. ¡Qué democracia ni qué niño muerto! Quieren un sistema caciquil y gregario, blindado por un discurso de ideales absolutos que suenan bien -y que, siempre, como cualquier promesa de paraíso, acaba en un infierno-, que afirme su sacrosanto derecho a mandar y ser favorecidos sin que nadie les chiste, porque defienden un ideal supremo. Pero claro, apuntarse al PP o al PSOE o a IU, donde ya hay tantas bocas dependientes de la sopa boba y, encima, en tiempos de crisis, no es rentable. Necesitan una nueva marca para entrar en el mercado, sea propia o para ser comprada ventajosamente por la competencia, haciéndose pagar la parte alícuota por la parte de mercado que hayan conseguido.

    Ayer me puse a pensar, durante una reunión que era un coñazo, en las revueltas y revoluciones conocidas de los últimos dos siglos. Desde la Revolución Francesa en adelante, ni una sola de ellas, en ningún lugar del mundo, ha sido un acto espontáneo y genuino. Todas han sido una programación de un grupo que aspira al poder o a apoyar el poder. Así ésta, tal cual, salvada la evidente distancia de escala y de tiempo con otras precedentes. Tampoco entiendo nunca la lógica de que unas revueltas sean consideradas como actos “populares” de indignación o cabreo y otras, sin embargo, no. Por ejemplo, la revuelta en la RDA de 1953 nadie la consideraría una sentada en Sol, como la de Hungría del 56, o Checoslovaquia el 68; es decir, eso no es “el pueblo indignado”. ¿Por qué? Porque parece que sólo cuando se apela a los ideales pseudocatólicos-pseudoizquierdistas -valga lo uno por lo otro, que tampoco se diferencian tanto- la cosa es “buena”, “del pueblo”. Si no, no hay cabida en tal consideración. Yo, equivocado o no, he defendido siempre una estructura pública robusta con capacidad de intervención, un sistema de educación pública y otras cosas que, más o menos, pueden considerarse de la izquierda. Y me pregunto, ¿por qué tiene todo eso que acompasarse con un nulo respeto a la ley y a los procedimientos, por qué tiene que implantarse tal cosa de manera clasista y sectaria, por qué se tiene que revestir de salvación de la condición humana, por qué ha de servir para implantar la sangre y el terror, por qué cojones no se aborda de manera racional como un procedimiento que produce unos efectos determinados en las sociedades y no como un referente absoluto de salvación que, por lo demás, tiende siempre a la dictadura corrupta, asesina y cleptocrática? Sinceramente, no entiendo que no se defiendan las cosas desde la razón y la práctica concreta. Debe ser que nunca recibí educación religiosa ni fui a colegio de curas. En tal caso, habría corrido el peligro de votar al PSOE incondicionalemente.

    (Esto último, que digo a modo de coña, no lo es tanto. Precisamente, conozco muchos casos de gente fielmente sectaria del PSOE que son católicos sociológicos: sus hijos van a colegios concertados de curas, los bautizan, se casaron por la iglesia, confirman también a sus hijos. Cumplen, digamos, todos los preceptos visibles de su inclusión en la iglesia católica y tan fieles son en su voto al PSOE como a sus ritos católicos espúreos. Y se indignan con lo que dicen los obispos o el Papa cuando atacan al PSOE, tanto como se indignan cuando uno se caga en la madre de la iglesia católica constituida. Así, sin pensar mucho, en la anterior descripción puedo contar hasta cinco personas que conozco directamente.)

  2. Ni he ido ni pienso ir a las famosas concentraciones. Yo es que voy por libre. Ahora bien:

    a) Me obligo a partir de una premisa básica: si hay o no motivos para la indignación (yo prefiero llamarla frustración). Los habrá, pues hasta Tse daba ayer una lista que me apropio. Sentado esto:

    b) Creo que se confunde quien le indica a este movimiento informe que el camino para cambiar el estado de cosas sea presentarse a las elecciones. Ni creando un nuevo partido ni apoyando a los dominantes podrá lograrse cambio sustancial alguno. Votar será la genuina vía de expresión democrática, pero pretendiendo expresar mucho consigue realmente poco, y difícil de interpretar. Votar al gobierno significa, entre otras cosas, apoyar su gestión; votar a la oposición es, entre otras tantas, aplaudir su inacción. A estas dos moles, estos dos trasatlánticos oxidados no hay quien los mueva (desde dentro). De la misma forma, no votar será interpretado por la máquina de contar como que te desentiendes de un problema sin solución.

    c) Como sí se puede lograr algo, y llámenme ingenuo, es creando el “ambiente”. Mostrar a las claras un clima de inconformismo generalizado que los partidos, las instituciones y los medios no tengan más remedio que asumir y obrar por autodefensa, al ver en la calle que el tiempo de pasividad lanar quizá llegue a su fin. No se trataría de tumbar el sistema, sino de hacerle la revisión y puesta a punto, cambiarle el aceite y los filtros, pasarle el aspirador para que no huela a polvo sucio. Por eso, aun no yendo -soy hombre de orden- simpatizo con ellos.

    d) Buena parte de la gente que se ha reunido en las plazas han acudido por un descontento no articulado, informe, sin madurar. Por eso no me extraña que de acumulación tan variopinta de intereses salgan expresiones inanes, llenas de vaguedades. Pero es que se les reclaman propuestas concretas y dudo que ese sea su cometido. Denunciar no es proponer.

    e) Por último, recordar un elemento indisociable del vigor estudiantil: la novelería, la frivolidad, el querer estar donde algo se mueve, sea lo que sea. A mí lo que me pasa es que me gusta ducharme todos los días.

  3. [4] Sí, claro. Pensar de vez en cuando tampoco viene mal (por ejemplo, en que a las elecciones no se presentan solo dos partidos). Lo de pensar periódicamente viene muy bien para ejercitar la musculatura. Estoy viendo ya muchos esguinces neuronales…

  4. una cosa que no entiendo es que el partido pirata no se mencione por ninguna parte. en suecia y alemania tuvo resultados no despreciables, mientras que aquí con la movida que hay en sol, ni una mención. y existir, existe como teruel.

  5. La propuesta de listas abiertas en circunscripción única es de las más antiecológicas y papirofléxicas que he escuchado en mi vida. Si ya cuesta doblar la papeleta del Senado, imagínense una sábana con miles de nombres de desconocidos.

  6. [11]

    El otro día leía por alguna parte a uno de los “indignados” pidiendo que le explicaran la ley dHondt. Digamos que estaba en contra porque había oído que era mala y perversa.

    Voy a tener que explicarla

    (al fondo oigo voces: nooooooo, nooooooooo)

  7. [13] Bueno, sospecho que ese problema lo resolvería el partido por ti, con lo cual la cosa sería todavía peor que ahora.

    Si existe, y en eso estoy por completo de acuerdo, un problema de representatividad real en nuestro sistema electoral, ¿no sería más lógico proponer algo parecido al sistema inglés, en que los elegidos son representantes directos de los distritos electorales concretos y no representan a todos los electores (esa ficción absolutamente delirante)?

  8. [15]

    1. No sería así si son listas abiertas.

    2. No, no existe un problema de representatividad real. El sistema cumple stándares: circunscripciones (hacer un colegio electoral único es una locura) y propocionalidad (la ley dHondt es proporcional; alguno se sorprendería).

    Yo tanbién prefiero un americano/inglés (circunscripciones pequeñas, mayoritario… si se quiere a doble vuelta). Es inconstitucional, mierda.

    El problema que, supuestamente existe, es el de un partido (IU/PCE) que fue incapaz de alcanzar representación real en cualquier provincia (salvo Madrid y Barcelona que son megacircunscripciones). En las elecciones de 2008 IU no fue nada en ninguna parte. El sistema electoral garantiza que si IU obtiene diez millones de votos, obtendría unos 150-160 diputados.

  9. Para que la gnete no acampe en Sol lo mejor es contraatacar. Se prepara una vigillia por la paz, la familia y la vida en la Gran Vía, en PReciados, en Cibeles, para esos mismos días.
    Como la igualdad no existe, ni se piensa que tenga que existir, los grupos de izqeirda protestarán por esa violación de la legalidad, y listas. Se eliminan las dos porque la izquierda lo ha pedido.

  10. Una forma de verlo:

    “Es como una alergia cutánea. Rascarse es peor. Pedimos paciencia y esperamos que la juventud se disperse pronto ante la indiferencia general”, aclara Rubalcaba. (elmundotoday)

  11. Por si no lo saben, los vinos pueden tener perfiles femeninos.
    (Yo tmapoco lo sabía hasta hace nada). Y no se crean, que beberme un vino de perfil masculino no me hace mucha gracia.

  12. “Hasta que no nos concedan todo, no vamos a parar”, ha asegurado un portavoz del Movimiento 15-M
    _______________________________________________

    Ahí queda eso.

  13. [19]

    tachar: digo marcar… si son listas abiertas algo habrá que marcar. Digo yo.

    Es interesante las variantes:

    1. Listas abiertas modo yo elijo la megapapeleta de un partido y allí están sus 350 eñanitos. Los voy ordeñando. Este primero, este segundo… este tricentésimo quincuagésimo

    2. Listas abiertas modo totum revolotum. Marco tresciento cincuenta nombres de entre los tresmil y pico candidatos.

    (tresciento cincuenta es como mucho).

    [23]
    Concuerdo!!!

  14. En otro orden de cosas y hablando en serio, o casi, servidor, para enriquecer el debate, quiere dejar constancia de que prefriría el sistema británico, o algo parecido.
    Digamos que división en distritos y sistema mayoritario con dos vueltas.

  15. Lo de marcar 350 es un decir.

    En el Senado hay cuatro puestos pero solo se pueden marcar tres.

    Básicamente entran tres del mayoritario y uno del segundo partido.

  16. Aquello de las pelis: voy a llamar a mi representante, o voy a ir a la oficina de mi diputado a quejarme de las basuras.
    Y que el hombre lleve un taco de años empadronado.
    Y que exista (la oficina, digo).

  17. [17] El problema de la representatividad es, como yo lo veo, la falta de relación directa entre elector y elegido. Por eso pienso que algo parecido al sistema anglosajón sería mucho más realista y, al menos psicológicamente, efectivo para los que votan: sabrían a quién tienen que pedir responsabilidades sobre lo suyo (cómo conjugamos luego tantos “lo nuestro” es un problema que resolveríamos más adelante).

  18. [19] Chema Pascual: Pero ¿a cuáles se tacha? ¿a los que quieres o a los que no quieres?

    Parafraseando a Amalric: táchelos a todos, que Botín ya reconocerá a los suyos.

  19. [4]

    a) Me obligo a partir de una premisa básica: si hay o no motivos para la indignación (yo prefiero llamarla frustración). Los habrá, pues hasta Tse daba ayer una lista que me apropio. Sentado esto:

    _________

    No empecemos por atribuirnos la representación de nadie. A lo mejor hay quien piensa que no hay motivos para indignarse. Eso de “hasta Tse” tiene gracia.

    _________

    b) Creo que se confunde quien le indica a este movimiento informe que el camino para cambiar el estado de cosas sea presentarse a las elecciones. Ni creando un nuevo partido ni apoyando a los dominantes podrá lograrse cambio sustancial alguno.

    _________

    ¿Por qué creando uno nuevo no? Yo alucino. Es precisamente así como se puede cambiar.

    _________

    Votar será la genuina vía de expresión democrática, pero pretendiendo expresar mucho consigue realmente poco, y difícil de interpretar. Votar al gobierno significa, entre otras cosas, apoyar su gestión; votar a la oposición es, entre otras tantas, aplaudir su inacción. A estas dos moles, estos dos trasatlánticos oxidados no hay quien los mueva (desde dentro). De la misma forma, no votar será interpretado por la máquina de contar como que te desentiendes de un problema sin solución.

    _________

    No, no, no y no. Al menos si votas a un partido hay un programa. Lo que no expresa nada es el movimiento de masas sobre la base de eslóganes. No hay una manera racional de conseguir algo solvente que no pase por poner las cosas por escrito, decir qué se quiere, cómo se quiere y de paso unir la puta memoria económica. Que no nos gusten los partidos no implica que la solución sea otra.

    _________

    c) Como sí se puede lograr algo, y llámenme ingenuo, es creando el “ambiente”. Mostrar a las claras un clima de inconformismo generalizado que los partidos, las instituciones y los medios no tengan más remedio que asumir y obrar por autodefensa, al ver en la calle que el tiempo de pasividad lanar quizá llegue a su fin. No se trataría de tumbar el sistema, sino de hacerle la revisión y puesta a punto, cambiarle el aceite y los filtros, pasarle el aspirador para que no huela a polvo sucio. Por eso, aun no yendo -soy hombre de orden- simpatizo con ellos.

    _________

    No, no, no y mierda no. ¿Inconformismo? ¿De qué tipo? ¿Contra qué? ¿Para hacer qué? Sólo, insisto, hay una manera racional de hacer algo medianamente serio: ponerse a escribir, decir qué no me gusta, poner qué quiero cambiar, poner cómo, y ¡¡hacer la puta memoria económica!! Lo del clima es eso clima. El sitio en el que triunfan los golfos, los chorizos y los incompetentes. Y el lugar en el que nace el totalitarismo.

    _______

    d) Buena parte de la gente que se ha reunido en las plazas han acudido por un descontento no articulado, informe, sin madurar. Por eso no me extraña que de acumulación tan variopinta de intereses salgan expresiones inanes, llenas de vaguedades. Pero es que se les reclaman propuestas concretas y dudo que ese sea su cometido. Denunciar no es proponer.

    _______

    ¿Su cometido? Bah, o sólo son un “me duelen los huevos” o son algo peor. Salvo, claro, que hagan lo que parece es tan difícil: inscribirse como partido.

    _______

    e) Por último, recordar un elemento indisociable del vigor estudiantil: la novelería, la frivolidad, el querer estar donde algo se mueve, sea lo que sea. A mí lo que me pasa es que me gusta ducharme todos los días.

    _______

    Ya. Por eso castigo a mis hijas. Lo dicho: viene el sol y mola

  20. La comparación es odiosa, pero bueno.
    Uno siempre pensó que lo que haría fracasar cualquier negociación ETA-Gobierno era la falta de garantías. Ningún gobierno puede garantizar a ETA ninguna de sus exigencias, porque cualquiera de ellas exige cambiar la constitución y por lo tanto nuevas elecciones, con un hipotético nuevo gobierno. Daba la sensación de que en ETA no entendían que un gobierno no pudiera decir: vale, te doy Navarra, siguiente punto.
    Pues con esto pasa lo mismo. ¿Quién les va a dar qué?
    Lo primero que piden, al parecer, es la reforma electoral. Joder, ya hay partidos que la piden.
    Vótales en masa. Quiero decir, los 4.000.

  21. [29]

    Ah, va sí. Eso sí. Yo también prefiero lo otro. Pero no estoy seguro de que funcionara aquí. Por muchas de las cosas que ha explicado Tse.

  22. ¿Qué más da que haya listas abiertas si conoces a tres o cuatro?. Un amigo me decía ayer que para el Ayuntamiento de Madrid votaría al PP, pero a Gallardón, no. Ni a Cobo. Le dije, vale, ¿a quién entonces?

    – Ehh pues a… errr, … al resto.

  23. Ahora que veo que están ustedes muy didácticos, ¿alguien puede explicarme en qué consiste la elección directa de alcalde? Llego hasta que se nombra alcalde el que más votos obtiene, ¿pero y luego?

  24. Crear un partido nuevo no es por sí mismo una garantía de nada: nuevos fueron el GIL y el de Ruiz-Mateos.
    Un partido viejo podría servir igual que uno nuevo con la condición de que se reformara:
    1. abandonando el principio de “el que se mueve no sale en la foto”;
    2. democratizando realmente su modo de selección de carguetes internos;
    3. abriendo un debate en serio, con argumentos, no con “argumentarios”;
    4. limpiando las telarañas ideológicas de las mentes de los militantes;
    5. etcétera…
    Ahí es nada…
    Hasta el siglo que viene, si Dios quiere…

  25. Una pregunta un tanto capciosa: ¿por qué ir contra el sistema si lo que nos ha conducido hasta aquí ha sido precisamente no cumplir las reglas del sistema? Eso es como la gente que va al médico, le receta un tratamiento que no sigue y, al ver que no mejora, se caga en el médico y en la medicina oficial. Entonces acude a los curanderos y chamanes. Si cura -casi nunca-, cojonudos los curanderos. Si muere, culpa del médico con el que perdieron el tiempo.

    Hay miles de motivos para indignarse, pero no en esta última semana. Yo hace años que empecé a indignarme, motivo por el cual llevo esos mismos años recibiendo bonitos epítetos de facha y otros descalificativos genéricos y absolutos, sin apelación posible. No me ha servido de nada argumentar, mostrar ejemplos con pruebas incontestables -hechos demostrados-, nada. No nos engañemos, que la indignación sólo ha aparecido “espontáneamente” cuando ha faltado la pasta fácil. Antes, cuando la pasta fluía, no era para indignarse de verdad, sino sólo de boquilla hablando de lo malos que eran los bancos y el poder pero obteniendo generosas rentas de la simbiosis entre ambos. ¡Qué cojonuda era mi novia mientras me quería y follaba conmigo y lo vil zorra que es ahora que ya no me quiere y folla con otros más guapos y atractivos! Más o menos.

  26. Perdonen que intervenga en un foro en el que no participo (pero que leo, siempre que puedo). Y además, desde tan lejos: Venezuela. Pero es que, precisamente porque tengo muy presente el caso venezolano, me extraña que esta referencia no aparezca en los (por ahora) cientos de comentarios que he leído en prensa, blogs, cuentas de facebook y twitter sobre la supuesta “Spanish Revolution”.

    Sólo quiero recordar, así, de pasada, que la democracia venezolana -que fue, es cierto, la más longeva y estable de América Latina en el pasado siglo- se convirtió en este grotesco tinglado del “Socialismo del siglo XXI”, de la mano de dos factores:

    1. La corrupción de los partidos y las instituciones de la República, y

    2. La irrupción, en este contexto, de la “antipolítica”. En claro: de esa “sociedad civil”, tan ensalzada por todos, que reclamaba “democracia directa y participativa”.

    Nada más, señores. Una simple nota a pie de página.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s