Hay que ver lo que tienen que aguantar


La transcripción de las palabras de Alfredo que hace El País es una prueba de la naturaleza tribal del ser humano. Lean:

P. Me gusta que hablemos todos también de cómo llevar esos Ayuntamientos de entre 20.000 y 25.000 habitantes, con muchísimas competencias, que no somos capaces de financiarlas si no somos capaces de financiarnos ¿Cómo podemos pagar nosotros a los proveedores en 30 días, 40 días, 50 días? A los alcaldes y alcaldesas nos dan ganas de salir corriendo, Alfredo.

Rubalcaba[sic]. Sí, conocemos cómo están los Ayuntamientos, lo sabemos bastante bien, sabemos al menos tres cosas. Una, que es verdad que hacéis cosas que no está claro que tengáis que hacer. Las llamáis competencias impropias, que es una expresión que me gusta mucho; es como asesor ejecutivo, una contradicción en los términos. Segunda cosa que sabemos, os han bajado los ingresos, porque ha caído la vivienda, y eso baja inmediatamente los ingresos municipales, os crea un problema; tercero, que al final se traduce en una deuda que en algunos casos es difícil de soportar. ¿Llegará más dinero el año que viene? Llegará más dinero. Cuánto más no te lo puedo decir, llegará más dinero, pero en todo caso vais a tener que aguantar un par de añitos malos con seguridad. ¿Qué os pido? Que aguantéis. Te podría decir lo contrario, pero te engañaría y aquí no lo voy a hacer.

Cualquiera que no sea un puto político sabe que no debes pagar gastos ordinarios con ingresos extraordinarios. Vamos, que eres gilipollas si el año en que te caen dos millones de euros gracias a la lotería contratas un mayordomo, un ama de llaves, tres ayudas de cámara, cinco lacayos, cuatro criadas, una nodriza, un chófer, una cocinera, un jardinero, un caballerizo, un personal shopper, un administrador, un contable, un jefe de protocolo, un guardaespaldas, un personal trainer y un relaciones públicas.

Sin embargo, eso no es lo peor. Ya sabemos que los políticos lo hicieron. Daban fiestas a ver quién era más cojonudo, firmando pagarés como jugadores compulsivos. No crean, muchos de los que ahora menean los pagarés se lo tienen bien merecido. Si suministraban los canapés era porque conocían al nuevo rico. En fin, que lo cojonudo, ahora, es que Alfredo diga eso de que van a tener un par de añitos malos con seguridad y que les pide que aguanten. ¿Verdad que reconforta la preocupación de Alfredo por los realmente afectados? Pobres alcaldes, tener que oír todos los días del desgraciado al que han arruinado que son unos golfos.

42 comentarios en “Hay que ver lo que tienen que aguantar

  1. No hay competencias impropias sino necesidades inexpertas.

    Encima de que se sacrifican asumiendo lo que no les compete para darnos lo que nunca creímos que íbamos a necesitar; ¿y se lo pagamos así? ¡Desagradecidos, que son ustedes unos desagradecidos! ¡¡Grullas, grullas!! ¡¡A mí dadme papel municipal para hacer grullas por la paz del mundo!! ¿Cuánto hay que poner? ¡¡Tenga usted, señor alcalde!!
    ¡¡¡Grullardón, santo varón!!!

  2. [3]

    Lo de los trenes es algo gravísimo, al margen de cualquier conspiranoia. Que al día siguiente de al atentado se hicieran desaparecer (ojo, no digo achatarrar, almacenar, desguazar, no no, digo “desaparecer”, “dejar de exisitir”) las principales pruebas no ayuda a pensar que todo está resuelto. Es más, creo que el mayor temor del gobierno actual a que gane el pp es que tenga acceso a información sobre todo lo que pasó en aquellos días. Por eso no quieren irse.

    Si en este país se cumplieran las leyes, ya habríamos salido de la crisis. El cambio de modelo productivo se habría producido ya trocando la construcción residencial en construcción de instituciones penitenciarias. ¡Me atrevo a afirmar que incluso faltaría mano de obra!

  3. [10]

    «Lo de los trenes es algo gravísimo, al margen de cualquier conspiranoia. Que al día siguiente de al atentado se hicieran desaparecer (ojo, no digo achatarrar, almacenar, desguazar, no no, digo “desaparecer”, “dejar de exisitir”) las principales pruebas no ayuda a pensar que todo está resuelto.»

    I concur

  4. [0] ¡¡Pero qué pedazo de cabrón el hijo de puta del Alfredito de los cojones!! Y qué pedazo de hipócritas los putos alcaldes, porque la realidad es que los servicios se prestan por parte de los proveedores y, si consigues cobrar, ya has estado financiando su mierda, cuando no la has pagado directamente con tu trabajo y tu dinero. No me refiero a los listos que fingen proveer servicios y que han montado un chiringuito ad hoc para llevarse la contrata, no. A esos que les den por culo y se metan los pagarés y las facturas por el recto. Pero, ¡¡joder!!, ¿cuántos proveedores que desarrollan profesional y decentemente su labor se han visto arrojados a la mierda por esta panda de manirrotos desaprensivos? ¿Este mierda va a recuperar la credibilidad perdida? Pues van “daos”. Menuda panda de mangantes amorales: joden a todo Dios pero, ¡ay, cómo sufren ellos! Que se vayan a la mierda, a la mismísima mierda y se enfanguen en ella hasta atragantarse. ¡¡Mierda, mierda y mil veces mierda!!

    (Perdonen el desahogo, pero es que esto ya pasa de castaño oscuro un rato largo.)

  5. Lo malo de las afirmaciones del PP sobre Castilla-La Mancha no es que sean o no verdad (eso no se sabrá nunca) sino que son verosímiles. Cualquiera que haya pasado al lado del “aeropuerto” de Ciudad Real, haya visto los pisos de Seseña en la lejanía o tenga sus ahorros en CCM sabe que eso es verdad. Por no hablar de si vive en Ciudad Real y sabe algo de los tejemanejes de unos cuantos caciques. No está de más recordar algunos conceptos básicos

    Y esto, por si quieren leer algo

  6. [13]
    En uno de los manifiestos descontentos se decía:

    “La Democracia Real se opone al descrédito paulatino de las instituciones que dicen representar a los ciudadanos, convertidas en meros agentes de administración y gestión, al servicio de las fuerzas del poder financiero internacional.”

    Ahora el PP dice de La mancha:

    “el PP pedirá responsabilidades y explicaciones a Barreda y a la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda interina, María Luisa Araújo, que pueden ir “más allá de las meramente políticas” si la situación es tan grave.”

    Y ahora adjudíquese a cada párrafo una de las dos acepciones no marinas de ‘mero’:

    1. adj. Puro, simple y que no tiene mezcla de otra cosa. U. en sentido moral e intelectual.

    2. adj. Insignificante, sin importancia

    ………………………………….

    Cuando leí en el manifiesto que la instituciones eran “meros agentes de administración y gestión” pensé que eso no es un problema, eso sería la solución: que se limitaran a administrar y gestionar.
    Pero, al igual que Mercutio, sólo soy el mero Cali.

  7. [15]

    Lo de los “indignados” es algo que empieza a dar risa.

    Lo malo de las afirmaciones del PP es que no lo van a hacer. No van a levantar la alfombra ni a abrir las ventanas, porque eso supondrá que a ellos les harán lo mismo (eso sí, en un futuro no tan próximo, porque tal como está ahora el PSOE no creo que pueda abrir ventanas en ningún sitio. Lo mejor es la explicación del vicepresidente de CCM. “Se lo están inventando porque todavía no les hemos dado ningún documento”. Es decir, no es que no sea verdad, sino que ellos todavía no pueden saberlo. Jeje. Cualquiera se fía de los documentos que les entreguen. Yo no me creeré ningún tipo de regeneración mientras un montón de trajeados sigan caminando por la calle, en lugar de por el patio de algún penal.

    Hoy por hoy, el sistema autonómico español me recuerda a Neo, de Matrix, en la vía del metro mientras el Sr. Smith que lo tiene agarrado por el cuello inmovilizado mientras al fondo del túnel se ve la luz del tren que se acerca haciendo cada vez más ruido: “¿Oye eso, Sr. Anderson? Es el sonido de lo inevitable.” En la película Neo evita el atropello, pero esto no es mátrix. Aquí lo inevitable es inevitable de verdad.

    Quizá esto sea bueno en el fondo, si consigue acabar con ese engendro llamado estado de las autonomías.

  8. [15] Un perfecto ejemplo perfecto de cómo se construye una verdad a medias.

    Chema Pascual dice al principio de su comentario:

    En uno de los manifiestos descontentos se decía:
    “La Democracia Real se opone al descrédito paulatino de las instituciones que dicen representar a los ciudadanos, convertidas en meros agentes de administración y gestión, al servicio de las fuerzas del poder financiero internacional.

    Y más abajo dice:

    Cuando leí en el manifiesto que la instituciones eran “meros agentes de administración y gestión” pensé que eso no es un problema, eso sería la solución: que se limitaran a administrar y gestionar.

    Yo diria que en ese último entrecomillado falta media frase. Es decir, media verdad.

  9. [21]
    Es que lo del ‘poder financiero internacional’ lo desconté para no acabar hablando como ellos. Como hoy en el ABC, que escribe en portada que el Ayuntamiento ha declarado el campamento como un “riesgo real[sic] para la salud”.

  10. [22, 23]
    Claro qtyop, sobra la coma entre una parte de la frase y la otra.

    Sucede que la calidad literaria de sus manifiestos me interesaba poco. Es más, tampoco los manifiestos como tales me despertaron gran interés. Lo que yo digo, en definitiva, es que aquel fue un movimiento de protesta y que, como tal, quizá la única crítica razonable que podía hacérsele era que no había nada de que protestar. No he oído a nadie hacer esa crítica.

    Todo el párrafo anterior está redactado “en pasado” porque lo que allí queda no tiene nada que ver con lo que sucedió los dos o tres primeros días. Es más, de algún modo lo de ahora es la perfecta negación de lo de antes. Hasta el punto que esos campamentos de estos días ya no son sólo un “riesgo real” (jaja, D. Chema) para la salud, sino probablemente también para el sentido común y demás. Era tristemente previsible que terminaría ocurriendo, pero me niego a aceptar que eso le quite peso a lo que sucedió esos días, y más aún a que de algún modo acabe por pervertirlo en la memoria.

  11. [24] Siempre ha habido, hay y habrá alguien, en solitario o en comandita, con motivos para protestar. No entiendo muy bien esa cosa de la crítica posible. Hay muchas formas y momentos de protestar, que son tan criticables como el fondo de la protesta.

  12. [25]

    No he dicho “posible”, sino “razonable”. La única con pleno sentido, quería decir. Siempre habrá alguien con motivos para protestar, claro, pero no me parece que aquello fuese una protesta “en comandita” de unos cuantos agraviados. Es sólo una percepción subjetiva, por supuesto, pero creo que con bastante base a partir de lo escuchado y leído, tanto a gente cercana como a quienes han hablado o escrito en público: los que salieron a las plazas representaron a la gran mayoría de los ciudadanos; personas de todas las edades, de todos los colores políticos, de toda condición, en definitiva, se identificaron con los manifestantes; no sólo con su indignación, sino con la forma y el momento en que la manifestaron.

    También contra la mayoría, faltaría más, está uno en su pleno derecho de criticar lo que le parezca criticable. Pero, refiriéndonos a este caso en concreto, a cómo se desarrollaron los acontecimientos, me parece cuando menos exagerado decir que la forma y el momento de la protesta son tan criticables como el fondo de la misma.

  13. [24]

    Si nos quedamos en la valoración de las “meras” intenciones y no nos fijamos en la evolución (por otra parte lógica) de los hechos, no podríamos criticar nada. Todos los movimientos habidos han sido puros y prístinos en sus inicios. Véase cómo empezó el cristianismo y cómo acabó convertido en Iglesia. Un cristiano dirá: “sí, pero es que el mensaje cristiano merece la pena seguirse a pesar de la iglesia, que no es más que aparato. Cristo nos habla de amor y perdón”. Pues a este cristiano yo le digo que se equivoca. Cristo no es cristo por hablar de amor y perdón, sino por (supuestamente) ser hijo de Dios. A partir de ahí, da un poco igual de lo que hablara Cristo. De amor y perdón han hablado muchos, hasta John Lennon. Pero ninguno era hijo de Dios. Yo creo que con estos pasa lo mismo. De regeneración democrática habla mucha gente, no sólo los “indignados”. En este blog sin ir más lejos nuestro líder no hace más que escribir entradas de crítica jurídica e institucional que son un monumento a la regeneración institucional. Pero claro, él no posee esa aura revolucionaria y juvenil que los indignados tienen. Lo que hace de los indignados un movimiento simpático no es lo que piden, que hay mucha gente (¡hasta de derechas!) que lo pide, sino que ocupan plazas, quedan muy monos en las fotos corriendo delante de los “grises” y se pasan la ley por el forro. Sin eso, no serían más que otro foro de debate más.

  14. ¿Realmente cree eso, Lehningen, que el interés de la sociedad en general o de los medios de comunicación hacia lo que pasó en Sol o en Barcelona era puramente estético? Lo que no podemos pretender es que quien carezca de los conocimientos y la capacidad intelectual de Tse, mejor que no salga a manifestarse.

    No he dicho que la evolución desde esos inicios “puros y prístinos” (los adjevitos los pone usted, no yo) fuese lógica, sino previsible. Es más, ni siquiera acepto que se trate de una “evolución”: he dicho expresamente arriba que lo de ahora es más bien una negación.

    Dicho lo cual, ese paralelismo entre Cristo, Lennon y los manifestantes de Sol me resulta, digamos, difícil de desenredar.

  15. [28]

    En lo de Sol, lo único que digo es que el medio es el mensaje. No creo que los medios estén interesados en lo de sol por la estética, sino porque la forma de hacerlo (“okupando” una plaza, organizándose (¿?) de forma asamblearia y autogestionaria es lo que importa. Todo eso junto con su juventud y “revolucionarismo” es lo que hasta el momento los ha convertido en protagonistas, y no sus reivindicaciones, que son bastante peregrinas. Eso es lo que yo comparo con la divinidad de cristo. Da igual lo que cristo diga. Si es el hijo de Dios no hay más que hablar. Pues con estos lo mismo, si lo hacen así, qué más da que lo que pidan sean gilipolleces. Ya están legitimadas y dotadas de contenido por los medios que usan. ¿Qué más da pedir o no listas abiertas, cuando lo que importa es el revolucionarismo con lo que lo hacemos? Piden que acabe la corrupción. Bueno, el sistema contra el que luchan también lo pide. ¡Hasta lo tiene incluido en el código penal, fíjese si está preocupado por ello.

    En cuanto a lo de las consecuencias, La iglesia no surge del hecho de que cristo hablara de paz, amor y perdón, sino del hecho de que es hijo de Dios. Lo inevitable del surgimiento de la Iglesia está ahí y era previsible que pasara desde el mismo momento inicial. Igualmente, lo de los indignados es previsible que acabe de la manera en que lo hace. Llevan el perroflautismo ínsito en sus propios orígenes, por mucho que éste tarde en aparecer.

    En cuanto a que haya que ser tan inteligente como Tsé para poder manifestarse, no es eso lo que yo digo, sino que para pedir un cambio y un debate no hace falta invadir ninguna plaza.

  16. [26] No entiendo por qué razón criticar las formas y el momento no resulta razonable ni con pleno sentido.

    Afirmar, por otro lado, que los varios miles de asamblearios representaban a la “mayoría de los ciudadanos” es pasarse en el juicio de intenciones; sobre todo, cuando la mayoría de los ciudadanos se representó a sí misma en las urnas esa misma semana. 23 millones de votos, la inmensa mayoría de los cuales parece que vinieron a desmentir esa especie de ilusión ficticia del pueblo en movimiento.

    Finalmente, no puedo sino coincidir con Lehningen en que han sido precisamente las formas, la estética, ese olor a mística revolucionaria, a mayo del 68 los que han generado el interés general de los medios por una protesta deshilachada, mal atada y cuyos principales argumentos iban ya incluidos en los programas electorales de varios partidos políticos.

  17. [29, 30]

    Perroflautas. Lehningen, no sé si ha caído en la cuenta de que está hablando de personas, que obviamente merecen al menos tanto respeto como usted, por muy en desacuerdo que esté con ellos. Además, usted no sabe si yo mismo, mi abuelo, mi novia o mi hija estuvimos en esas manifestaciones. No soy tan gilipollas, por lo menos hoy, como para ofenderme porque use el lenguaje que le apetezca, pero comprenderá que al menos no me queden ganas de seguir discutiendo con usted.

    Pablo: porque las movilización fue espontánea, civilizada, sin incidentes. No es razonable criticar nada en ese sentido concreto, diría yo. Sobre el hecho cierto de que se saltaron la ley, no quiero volver a dar la lata con lo que ya he dicho e intentado argumentar al respecto, entre otros sitios en este mismo blog. “23 millones de votos, la inmensa mayoría de los cuales parece que vinieron a desmentir esa especie de ilusión ficticia del pueblo en movimiento.” Creo que se equivoca en esto: las manifestaciones no iban contra el PP; eso sí que es una ilusión ficticia de la que, probablemente, proceden muchas de las críticas a esas manifestaciones.

    Que descansen.

  18. [31]

    Es evidente que se ha ofendido por mucho que diga que no. Pero no le voy a pedir ninguna disculpa porque en ningún momento ha estado en mi ánimo ofenderle, porque he hablado de “perroflautismo” y no de “perroflautas” y, por supuesto, no le he incluido a usted, porque “perroflauta” no tiene un matiz ofensivo, sino meramente descriptivo (otra cosa es que lo que describe le parezca a usted insultante, como cuando aquí se habla de “los trajeaos”), porque aquí se viene ya ofendido de casa si se quiere hablar de algo con un mínimo de operatividad y porque el “tonito” de su último mensaje es bastante agresivo. No hace falta que me conteste. Mañana será otro día.

  19. De acuerdo Lehningen, no hace falta que le conteste, pero como todavía anda uno por aquí, por qué no hacerlo. No me agrada la palabreja, sencillamente. Pero, por mucho que a usted le parezca evidente, le aseguro que no me he ofendido, como diría una damisela. Del mismo modo en que usted no pretendió ofender -le creo, por supuesto-, yo no pretendí resultar agresivo, créame también. No lo pretendí en absoluto, pero no tengo inconveniente alguno en pedirle disculpas si así lo percibió. También de acuerdo en que aquí se viene ya ofendido y agredido. Y en que mañana será otro día. Buenas noches, o madrugadas.

  20. [33] ¡Vaya! Otro trasnochador como yo. En fin, entre colegas insomnes (o lo que sea) no nos vamos a tirar los trastos a la cabeza. Yo también le pido disculpas por el mal rato que haya podido usted pasar. Por mi parte, tal mal rato no ha existido en absoluto. Le quedo agradecido por su templanza.

    Buenas noches.

  21. [31] PP + PSOE. Recuerde: “No les votes” “PSOE PP, la misma mierda es”. Juraría que eran las consignas más repetidas en las concentraciones del 15 M. Aunque no sé, también pude sufrir yo una ilusión alucinatoria.

  22. [37] Me replico a mí mismo mismamente.

    Normal, si tenemos en cuenta que la generación del botellón se dedicaba ya hace más de quince años a la ocupación impune de espacios públicos, en muchos casos alentados por políticos autoproclamados progresistas (“No pasa nada si los vecinos no duermen una noche”, Cristina Almeida dixit), protegidos por otros muchos, que clamaban contra la criminalización del “derecho a divertirse” que quería impulsar la derecha (extrema o de mierda, que es lo mismo).

    Y en eso siguen.

    O sea, que en este país lo que hace falta no es menos ley, sino más ley.

  23. [24] He seguido su discusión con interés. En fin, yo creo que lo que es ahora ya lo era al principio. Ya estaba al principio. O era una protesta informe (digo informe no porque no tuviera sus causas concretas, su diagnóstico y hasta su programa en cada protestante), que se diluiría rápidamente, o se organizaba rápidamente de forma no asamblearia, o se convertía en dominio de friquis. Albert dice que ahora es la negación de lo que fue. Parece que hable de la Edad Media, en vez de hace tres semanas. Ahora entramos en la fase de idealización, de invención del pasado. La realidad es que la solución a los problemas exige que se definan, que se delimiten, que se diagnostiquen y que se propongan soluciones. Para eso hace falta gente sesusa que haga trabajos previos, que prepare esas cosas tan denostadas llamadas ponencias, y que, al final del todo, después de un tiempecito, se vote. Aquí no. Aquí lo primero era votar, todas las tardes. Es lógico que se termine votando lo más simple o lo más vago: o quién limpia la plaza o la denuncia al malvado sistema financiero internacional. Así que no, en mi opinión. Esto es lo que podía ser si duraba. Y está dicho así desde el primer día.

  24. [36] Bueno, de lo que cuenta en sí prefiero no hablar porque se ve que al autor la experiencia le emocionó mucho y no quiero hacer de aguafiestas. Sin embargo, me ha llamado la atención lo de la tierra plana y el ejemplo de Eratóstenes. Eratóstenes no pretendía probar que la Tierra fuera redonda, sino medir su circunferencia. Y no pretendía probarlo porque hacia trescientos años que se defendía esa idea y en su época era lugar común. Sobre todo, porque los griegos que eran unos marinos habituales solían ver la prueba más inmediata de la curvatura: que un barco se hunda en el horizonte.

  25. [40] Bueno, yo lo ponía para hacer un poco de contraste con los estudiantes de medias. Cuándo se jodió el Perú, y tal. Como comprenderá, lo de Eratóstenes me la pela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s