Algunos otros apuntes sobre la reforma constitucional

  1. Ayer iba a escribir un post en el que explicaba que, con quince años, me hicieron leer «Constituciones y periodos constituyentes en España» de Eliseo Aja y Jordi Solé-Tura (más del primero que del segundo, creo). En aquella época no había playestationes. Ni kíndeles.

    De entonces me quedó, supongo que como cultura, la distinción entre constituciones rígidas y constituciones flexibles calificadas según la dificultad o sencillez con la que se tramita sus reformas. El patrón de medida es la forma en que se tramita una ley normal.

    La CE de 1978 establece dos procedimientos de reforma. El sencillo por el artículo 167 que es flexible y cuya tramitación es similar a la de cualquier otra ley salvo que gravada por mayorías cualificadas. Y el rígido del artículo 168 que requiere un esfuerzo, en cuanto a tiempo de tramitación y mayorías necesarias, histórico.

    Si les cuento hoy esto es porque frente el mantra hodierno del pueblo internáutico de que reforma constitucional igual a referéndum está la ingeniería constitucional: hay constitucionalistas que estiman oportuno modificar el artículo 168 de la CE por la vía del artículo 167 (por la vía rápida) de forma que el artículo 168 desaparezca y cualquier reforma constitucional (incluso una reforma total) pueda hacerse sin referendum. Al parece lo hace hoy JdE en El Mundo pero como no pago ni de coña, no sé dónde está ni qué dice exactamente. La mera idea de que pueda hacerse eso me parece un fraude de ley y una cabronada inmensa con el constituyente. Y, también, por qué no, manifiestamente inconstitucional.

  2. Es más sencillo reformar algunos aspectos de la CE que reformar un estatuto de autonomía. Esta aparente contradicción tiene una explicación: la soberanía popular reside en la carrera de San Jerónimo. Y sólo allí.
  3. La capacidad que tiene la llamada pinza pp-psoe para modificar la CE de 1978 es, teóricamente, casi completa. Podrían cambiar el título VIII o el artículo 75, sin referéndum. Establecer 500 (o 200) diputados en el Congreso o que el sistema electoral sea mayoritario; sin referéndum. Evidentemente no usan este poder arbitrariamente [y hay muchos ejemplos de usos arbitrarios del poder en muchos otros aspectos]. Y de la música de la reforma propuesta, y a la espera de la letra, cabe discutir muchas cosas, pero no que sea arbitraria.

29 comentarios en “Algunos otros apuntes sobre la reforma constitucional

  1. No sé quién es JdE, pero creo que su idea es inconstitucional. No tanto por el fraude de ley, en sí. Me explico: cuando se trata de una reforma del proceso de reforma “base”; es decir, cuando nos quedamos sin referentes externas es más jodido defender que existe una limitación externa, porque estamos modificando la limitación externa única. El argumento sería: se usa una norma constitucional con una finalidad espuria, no prevista en el “espíritu” de la norma. Esto es claro cuando se trata de la “ejecución” de la ley, pero en este caso estamos hablando de su modificación y, además, no hay una ley superior de la que extraer un principio aplicable. Estamos, por así decirlo, cerca del terreno del “puro” poder democrático o no.

    Sin embargo, no creo que sea necesario hablar de fraude de ley. La inconstitucionalidad es literal.

    El artículo 168 dice: “1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al …”

    Ahí ese señor ignoto, JdE, lee “1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial de ..”

    Yo leo literalmente (y que le den por culo al fraude de ley) y gano. Porque el Título preliminar se puede ver afectado variando las normas que regulan su reforma, que pueden estar fuera del Título preliminar. Todas esas materias “selectas” se ven afectadas por una reforma que modifique su reforma. Ergo, el artículo 168 sólo puede reformarse conforme a lo previsto en el artículo 168. Y el que se tiene que poner a “interpretar” es el ignoto JdE que queda hecho unos zorros.

    De ayer dos cosas. Las constituciones son como las paredes de cristal. Las ponemos para ponernos difícil a nosotros mismos caer en la tentación. No existe una “regla de oro” en esa materia. Hasta el punto de que la gente seria y decente puede vivir sin ellas. En cualquier caso, el papelón del PSOE, proponiendo a toda hostia una reforma contraria a lo que defendía es de lo más patético que he visto en años (y vaya años que llevamos). Lo de que esto se ha impuesto como se impuso aquello no me vale, estimado robot. En la redacción de aquello se participó y los españoles pensaron allí y discutieron. Lo de ahora es una imposición pura y dura. A lo mejor es buena, pero da pena que algo de tanto calado se adopte a toda hostia y para evitar que las “bolsas” o los gestores de fondos se pongan nerviosos. Da pena con independencia de que deba hacerse o no. Así que ZP se pone una medalla más de incompetencia y Alfredo resulta tan extremadamente patético con su “me convenció porque ha pactado con el PP” que el tipo queda amortizado (si no lo estaba ya).

    En cuanto a los demócratas internáuticos, lo lamentable no es que pidan un referéndum, sino que lo “exijan” para evitar un “golpe de estado democrático”. Son una panda de indocumentados o de algo peor. Si hubieran salido diciendo, “vamos a hacer una campaña para convencer a tantos diputados o senadores porque el asunto, por su trascendencia debería someterse a referéndum”, no habría nada que objetar. Lo asqueroso es que estos mismos tíos sí dirían que el Parlamento les representa para nacionalizar la Banca (sin indemnizaciones) o para reformar el Código penal imponiendo penas más graves a los hombres que a las mujeres o para legalizar el matrimonio homosexual o para cualquier cosa que suponga una “política de izquierdas”, pero no para aprobar una reforma de “derechas”. Y he citado todas esas materias sabiendo que la objeción (no afectan a la CE) es discutible puesto que todas ellas sí rozan cuestiones constitucionales (derecho a la propiedad privada, principio de igualdad ante la Ley, protección de la familia). Así que, por mí, que les jodan.

  2. “la soberanía popular reside en la carrera de San Jerónimo.”

    Hay que decirlo más, joder, y dejarse de tanto perroflautismo, coño ya.
    Y así lo voy a proponer en la próxima Asamblea de Legal en Sol.

  3. [1]

    1. Yo soy de su mismita opinión. Una reforma del artículo 168 afecta palmariamente al título preliminar, a la sección primera del título I y al título II y por tanto sólo puede hacerse vía el artículo 168. Por eso me parece una auténtica cafrada pensar en que se pueda hacer esa reforma. Sí, JdE es Jorge de Esteban. Hace algunos años ya vi escrita esa idea por otro constitucionalista.

    2. Estoy de acuerdo, de acuerdísimo en el papelón. Añadiendo además hacerlo en unas Cortes disueltas de facto. No, no es presentable.

    3. Yo no sostengo que esto se haya impuesto ni con que la otra reforma fuera impuesta (en el post de ayer impuesto estaba entre comillas y en cursiva). Nada obligaba a las Cortes a adoptar la reforma de 1992 ni a adoptar esta. Ahora bien, la primera era coherente con la idea de que había que armonizarse con no sé qué tratado de no sé cuanto (que al que soberanamente se adhirió). Y la segunda es una patética necesidad consecuencia de una política alocada. Ni es un chantaje, ni es un imposición. Si la idea es “te damos financiamos si tú te comprometes constitucionalizar el límite de déficit” no se trata de ningún chantaje. Más bien parece una cautela razonable visto lo visto. Una especie de aval. Y bien barato.

    Tampoco creo que sea para “calmar” a los “mercados”. Y mucho menos a la Bolsa. Es lo que es: la única fuente fiable y estable de financiación que tiene España en el futuro cercano es el BCE (como lender of last resort o como se sea). Y empieza a poner reglas.

    En todo caso es una manifestación de las consecuencias de una política: las imprudencias, se pagan. Es el cadalso, el papelón inmenso de este tío que llegó al poder habiendo escrita una ley que decía más o menos eso que ahora quiere constitucionalizar. Y que derogó.

  4. [6] Mmm … El BCE (y cuando digo BCE digo Alemania y Francia y, por extensión, sus Gobiernos) exige eso también (digo también porque seguro que hay razones “profundas”) por razones propagandísticas. Es como decir: “vamos a dar pasta a los PIGS pero les atornillamos”. Si hay pánico y desplome el propio BCE puede tener problemas. Si la famosa prima no sube no hay que inyectar pasta. Así que, de forma mediata, si andan los mercados de por medio (lo que no sé es si servirá de algo).

  5. [11]

    Sí a todo salvo un matiz de lógico: si hay problemas entonces hay pánico y desplome. No al revés.

  6. he leído que los daneses están descontentos con el gasto que supone la familia real. la reina se gasta 1700 euros anuales en cigarrillos griegos de la marca Karelia, entre otras cosas. lo que daríamos por saber lo que se gasta la reina Sofía en cigarrillos sean griegos como ella o non.

  7. [0] [6]
    Concuerdo con todo lo expuesto excepto con una cosa: las imprudencias no se pagan. Al menos, no las pagan los que las cometen, ni en este país. Sería bueno que, en vez de realizar reformas o sacar leyes que inciden sobre las imprudencias y tratan de evitarlas, actuasen sobre los que las cometen. Y digo esto porque, algunas veces, puede ser necesario cometer alguna imprudencia. No se puede cerrar la puerta a que, en algún momento, sea necesario desmelenarse un poco. Pero con responsabilidad, no haciendo aeropuertos ni aves ni otros pozos de corrupción. Ahora, en Castilla-La Mancha está todo el mundo revolucionado con el asunto de las farmacias. Todo se basa en que si Cospedal por aquí, el PP por allá. Y a PSOE y a Barreda nadie les pide cuentas? Están callados como putas, incluso divirtiéndose viendo cómo otros tienen que cargar con las consecuencias de lo que ellos han provocado y por lo que, seguramente, algunos de ellos quizá deberían estar en la cárcel.

    En cuanto a lo del BCE, pues hace muy bien. Vale ya de tanta tontería.

  8. anuncio en el Badischen Tagblatt

    Bitte melden!
    Wer hat mich am Freitag, den 5.8.2011 in meinem Wagen nach Hause gebracht?

  9. De todas formas, eso de hacerle a alguien, a sus quince años, leer “Constituciones y períodos constituyentes en España” bien merece un post propio porque, es cierto que en aquella época no había Kíndeles ni Plaiesteisions, pero estaba la movida, que es todavía peor.

  10. Oh, cielos, pretenden hacer pagar a las emisoras de radio por entrar
    en los estadios para transmitir partidos de fútbol. ¿Habráse visto?
    Las pobres, que cuando ponen en marcha sus carruseles deportivos
    se abstienen por completo de emitir publicidad para que no se las
    acuse de sacar provecho de la audiencia. No, hasta aquí hemos
    llegado. No y no al afán recaudatorio de los clús. (Opinión
    patrocinada por Puritos Reig.)

  11. El fútbol es insoportable por la radio. Ya lo era antes, pero cómo no teníamos otra alternativa – salvo ir al estadio, pero a mí las masas me horrorizan -, nos pasábamos la tarde pegados a lo que antes se llamaba transistor, escuchando a Paco Cañete cantando un gol en La Rosaleda por cortesía de Soberano. No era inusual, si a uno le pillaba El partido de la Jornada por la calle, curzarse con un matrimonio paseando, cogidos del brazo, en silencio, él con la radio a pilas bien alta para no perderse el anuncio de Boquillas Targard o el empate del Elche.

    Yo dejé de escuchar partidos por la radio cuando se convirtieron en una especie de reunión de colegas, con sus piques y sus gracias, que hablaban de todo menos de lo que pasaba en el campo. Si ya de por sí “escuchar” un partido es absurdo, desde hace ya bastantes años escuchar una retransmisión deportiva por la radio es como ser “oyente” de Gran Hermano. Lo peor, es que se contagió a la Tele, especialmente con ese Andrés Montes insufrible, y, para colmo, ahora, además, nos leen, mientras el delantero está rematando un córner, la última tontería que, digamos, un tal Funes ha escrito en su twiter.

    Mierda.

  12. Ramón Trecet, sobre el fúrgol y las arradios:

    “Ayer Domingo, en paralelo, dos maneras contradictorias de la nueva época. Por un lado seis partidos a cinco horarios distintos. Por otro, prohibición a las radios para entrar a los campos a retransmitir los partidos… NO HACIA FALTA LA PROHIBICIÓN, HOMBRE, no,porque la clave de los carruseles es la AGRUPACION de partidos para ir dando paso a los campos…”

  13. Pero si incluso es mejor que no vayan a los estadios. Así pueden ahorrarse desplazamientos, empleos, etc. Se abonan a Gol tv, compran todos los partidos y emiten el carrusel igual… que es lo que muchos ya han hecho.

  14. ¿Sabe alguien, sea humano o robot, si hay alguna manera razonable de leer mi colección de pdfs con mi Kindle recién llegado?

    Lo he intentado a pelo, pero no hay manera de agrandar la letra y las retinas son para toda la vida. Después he intentado pasarlos a formato kindle con el Calibre y con un tal Mobipocket, en ambos casos con el mismo resultado: todo el texto seguido, números de página y encabezados atravesados por todas partes y efes y elles transformadas en X y V.

    Gracias de antemano por su atención.

  15. [27]

    La forma más “eficiente” de leer los pdf en kindle suele ser pasar al formato apaisado y después agrandar la letra.

    Sin embargo depende del formato de página que tenga el pdf.

    Kindle no lee bien los pdf y no está pensado para leer pdf, aunque lleve incorporado un lector de pdf que solo puede calificarse como herramienta de (mala) fortuna. Kindle es un lector de libros electrónicos, no un lector de pdf.

    El pdf no deja de ser un formato gráfico: una “foto” del texto. En un pdf la idea “flujo de texto” no existe o puede no ser evidente. Por ejemplo uno puede leer la portada de El País en pdf de muchas formas. Los ebooks (sea fz2 o epub o azw o lo que sea) es texto estructurado (tipo xml, tipo html) y con flujo: el Quijote empieza en “En un lugar…” y acaba en “FIN”. Esto es mucho más fácil de interpretar y formatear. Por ejemplo por un lector de libros electrónicos. El diccionario, por ejemplo, pasa por las palabras de los libros electrónicos. Pero no puede pasar por cada una de las palabras de un texto en pdf.

    De todo lo anterior se deduce que es complicado pasar pdf a formato kindle con Calibre o cualquier otra cosa. En cierta forma es como hacer un OCR.

    Soltada la parrafada… google “pdf to azw” lleva aquí

    http://bit.ly/qjlA6h

    o aquí

    http://bit.ly/qNiB6r

    (de nada)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s