Entrevista de Goslum a Manuel Jabois

Son las siete de la tarde y Manuel Jabois aparece en la terraza del Gran Talaso Hotel de su Sanxenxo natal con los parietales acolchados por una fluida masa capilar que bailotea a cada paso que da. También dispone de una barba acomodada en un rostro amable que revela la inminencia de una sonrisa. Y en efecto, algunos de sus dientes aparecen cuando ya está a mi lado y me saluda con la mano abierta en son de paz.

Con Scarlett tras firmarle el libro

JABOIS: No suelo sonreír a partir de las siete, pero contigo hago una excepción.
GOSLUM: No tendrías que haberte molestado.
J: No es molestia, es práctica.

Manuel Jabois deposita sobre la mesa unas llaves, el móvil y una caja de preservativos. Luego se sienta dejando caer todo el peso de la prosa que lleva dentro. Me mira adivinando la pregunta que acaba de surgir en mi mente.

J: No son míos… el móvil es de mi vecino y las llaves de una amiga.

Me fijo en su pecho y atisbo una cadena que conduce a una medalla. Lo explica:

J: Es uno de los patrones no oficiales del lugar: Sanxenxo Arias.
G: En su día Director General del Real Madrid.
J: En efecto, del mejor club del mundo.
G: Porque el mejor equipo del mundo es el Barça, ¿no?
J: Hummm, sobre eso habría mucho que arbitrar…
G: ¿La vida es más triste cuando no escribes?
J: Puedo estar horas sin hacer el amor, pero no sin escribir.
G: ¿Cuál es tu motivación para rellenar cuartillas?
J: No escribo para que me lean, escribo para poder leer lo que los demás escriben sobre mí.
G: ¿La vida es como te la habían contado sus padres?
J: Mis padres no me contaron nada. Quisieron que fuera una sorpresa.
G: ¿Cuál es el inicio de novela que más te ha impresionado?
J: “ Cuando al despertar notó aquella mano áspera y enorme sujetando su pene como si fuera el timón de un barco supo que algo no andaba bien.”
G: La conozco. Un clásico: “Nunca des la espalda a un desconocido desnudo” de Dan PorCullen (Editorial La Caricia.)

Aparece una camarera con el libro “Irse a Madrid” en una bandeja y le pide al periodista que se lo dedique. El gallego lo hace y a continuación recoge un papelito del interior del volumen. Pedimos un par de cervezas.

G: ¿Qué era eso?
J: Su número de teléfono.
G: ¿Lo hacen todas las mujeres a las que les firmas el libro?
J: Algunas no. Se han perdido las formas.
G: El otro día leí una frase que ponía en boca de Dios: Desde lo de Adán y Eva nadie me había montado un follón tan grande por una manzana…¿qué opina de Steve Jobs?
J: Creo que ha muerto el verdadero Big Mac.
G: ¿Crees, como afirma Enric González, que los diarios deportivos buscan masturbar al lector?
J: Yo lo dejaría en magreo.
G: ¿Crees que la prensa en formato Factual va a desaparecer?
J: Joder.
G: ¿De haber tenido a Hitler a tiro habrías apretado el gatillo?
J: Claro y luego habría seguido con Himmler, Goebbels y Goering hasta terminar yo solito con el Tercer Reich … no, en serio, habría sido incapaz de joderle la peli a Tom Cruise.
G: ¿Adrià o comida de toda la vida?
J: Un vez comí queso con sabor a guisantes y a continuación me sirvieron guisantes con sabor a queso. Me pareció un recorrido excesivamente tortuoso para un propósito demasiado simple.
G: ¿Crees que Messi es el mejor jugador del mundo? Sus números parece que lo demuestran.
J: No conozco los de Botín, así que me parece una opinión muy arriesgada.
G: Tienes un blog. ¿Cómo lo definirías?
J: Como un campo de minas de libertad.
G: ¿Qué le pareció lo de la reunión de José Blanco y el empresario en una gasolinera?
J: Increíble. ¿Pero no sabes lo mejor? Durante el encuentro, un empleado se acercó al ministro y le soltó: “¡Eh, oigan, si no van a consumir nada, ahuecando!”
G: Cada día nos topamos con personas cuyo modo de comunicarse es desagradable, ¿cómo te enfrentas a ellas?
J: Si es posible escojo sable.
G: ¿El amor todo lo cura?
J: Confío más en la penicilina.
G: ¿Crees que habría que poner límites a la libertad de expresión?
J: Sí, por supuesto. Yo prohibiría insultar o difamar a más de 500 caracteres por minuto.
G: ¿Eres feliz?
J: Lo probé un tiempo y no estuvo mal. Ahora prefiero las rachas de entusiasmo.
G: Por fin ETA dice que abandona la lucha armada…
J: Una buena noticia, pero prefiero esperar a los hechos y hasta ahora sus hechos siempre han sido jodidamente dañinos.
G: ¿Esperas poder dejar a tus hijos un mundo mejor?
J: He descubierto que el mundo es todo lo contrario que el vino: no mejora con el tiempo.
G: Me ha dicho un pajarito que preparas nueva novela…
J: Sí, es cierto, se titulará: “¿Sueñan los gallegos con meigas eléctricas?
G: ¿De qué va?
J: Ni idea, el tema siempre me resulta más complicado que el título.
G: ¿Qué opinas del libro electrónico?
J: Todo un adelanto. Antes podías tener apilados en casa sin leer cientos de libros, ahora puedes tener apilados sin leer miles en una máquina.
G: ¿Vas a “Irte a Madrid”?
J: Si hace bueno, sí.
G: Un placer.
J: Lo sé, lo sé, sé que el placer ha sido tuyo.

Anuncios

15 comentarios en “Entrevista de Goslum a Manuel Jabois

  1. Don Goslum, debe de ser un placer ser entrevistado por usted.
    [5] Estoy leyendo un guión que trata de un tipo como usted, bueno, algo más viejo, que escribe una historia sobre una campeona de ajedrez, dizque imaginaria…
    ¿Es verdad que hay pocas mujeres campeonas de ajedrez? En comparación con hombres, quicir…
    ¿Habrá que pedirle al Ministerio de Igualdad del próximo gobierno de Rajoy que exija la paridad ahí también?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s