La ley d’Hondt, el bipartidismo y el caso de Navarra

En las pasadas elecciones la circunscripción de Navarra nos trajo los siguientes datos:

PP-UPN 38.18%, 2 escaños
PSOE 22.00%, 1 escaño
Amaiur 14.86%, 1 escaño
GBai 12.84%, 1 escaño
IU 5.51%, 0 escaños
UPyD 2.06%, 0 escaños

Y traigo tres reflexiones. La primera está motivada por una afirmación de ayer de doña Rosa Díez que agradeció el voto de muchos ciudadanos que votaban al partido aunque “resultaba prácticamente imposible que su voto se transformara en diputado”. Se trata de una adversativa bastante injusta. En Navarra por ejemplo doce candidaturas y solo había 5 escaños en juego. Es manifiestamente imposible que todos los votantes transformaran su “voto” en “diputado”. Y, evidentemente también, ningún votante de UPyD tenía menos probabilidades de transformar su “voto” en “diputado” que un votante de, digamos, PP-UPN. Simplemente es que hay hubo casi más de veinte votantes de un partido por cada votante del otro. Y no es plan de asignar escaños por código de colores; que ya sabemos que el magenta es muy chulo.

La segunda es una consideranción. En el sistema d’Hondt, sin cuota prefijada, hay que luchar para ganarse un escaño. Se dice que favorece al partido mayoritario. Sí, pero no si no llega. En el caso de Navarra verán como PP-UPN obtuvo bastante más del doble de votos que obtuvieron GBai y Amaiur y sin embargo solo obtuvo el doble de escaños que esos partidos. No llegó a obtener un escaño más por la misma razón por la que UPyD (o IU) no llegó a obtener un escaño más: no les votaron lo suficiente. Este es un efecto típico de pequeñas circunscripciones.

La tercera reflexión es una simulación. Habrán oído hablar de que el sistema favorece al bipartidismo. Lo que más favorece al bipartidismo es cómo votan los españoles que votan, ay, bipartidistamente. La simulación es la que sigue: imaginemos que en todas las provincias españolas se hubiera votado a unos partidos ficticios A, B, C, D, E y F con el mismo perfil que se ha hecho en Navarra. Cuál habría sido el resultado. Este:

Partido A, 38.18% 167 escaños
Partido B, 22.00% 82 escaños
Partido C, 14.86% 54 escaños
Partido D, 12.84% 42 escaños
Partido E, 5.51% 5 escaños
Partido F, 2.06% 0 escaños

No es una ley rígida (depende de muchos factores) pero si UPyD (o IU) obtuvieran el 15% de votos en todas las circusncripciones obtendrían, probable y aproximadamente, 50 escaños. El 15% de la cámara.