Sobre pruebas, coartadas y falsos culpables


El asunto de la sentencia del caso Marta del Castillo me da pie a comentar una cuestión que me ronda por la cabeza hace tiempo.

Algún comentario hice en twitter sobre la sentencia. Me parece sólida. Creo que explica suficientemente bien por qué no hay prueba de cargo para condenar a otros. Todo lo más, la apreciación de dolo eventual y de alevosía, a la vez, construidas ambas sobre la base de la declaración autoinculpatoria que el tribunal considera más creíble, es una construcción que chirría algo. Yo creo que el tribunal ha querido castigar de manera importante por su convicción de que existió asesinato y argumenta al efecto. La sentencia, en resumen, de tener debilidades, las tiene por el lado del condenado más que de los absueltos.

Lo interesante de esa sentencia es que considere unos datos que están empezando a ser utilizados como prueba de cargo y de descargo en muchos tribunales. Ya hace tiempo elucubré con algún colega sobre coartadas válidas, considerando lo que íbamos viendo como prueba y considerando cierta pereza de las acusaciones públicas y los tribunales. No quiero dar demasiados ejemplos porque no se trata de informar a futuros delincuentes acerca de cómo escaparse de sus crímenes.

No creo, sin embargo, que dada la trascendencia que se está dando a ciertas sentencias, suceda esto al mencionar lo que diré a continuación. La gente es lo bastante lista como para deducir ciertas cosas sola y hay que empezar a advertir sobre esto, porque ya habrá alguien que se esté construyendo una coartada sobre una interpretación demasiado rígida acerca de lo que prueba o no a titularidad de ciertos aparatejos.

Hemos llegado a creer que nuestros teléfonos móviles y demás cacharros que nos gustan tanto son parte de nosotros mismos. Y esto se ha extendido a la policía, fiscales y jueces. Qué gozada para la policía y la acusación pública disponer de un medio que nos sitúe sin género de dudas. Sin embargo, eso sólo sería posible si se nos implantase un chip de esos y ni aún así. Creer que las señales de esos móviles que supuestamente nos sitúan aquí o allí, nos servirá para culpar o exonerar a sus dueños es confundir el aparato con la persona; es una manera ingenua de pensar. Si tengo que demostrar que no estaba allí cuando se cometió el crimen, no será muy difícil inventar un procedimiento para que mi móvil esté lejos, muy lejos, de allí. Incluso para que haga alguna llamadita o mande algún mensaje.

Ya pasó con las huellas dactilares (y con los restos biológicos), que los malos se acostumbraron a que no les pillaran por ellos (o a usarlos para incriminar a otros). No les cuento con lo de las fotografías y los vídeos y su posible manipulación. Los criminales ven la televisión y leen las noticias.

Pronto tendré que explicarle esto a un juez. Preveo una enorme resistencia. Y es que las pruebas “objetivas” nos encantan. Lo malo es que no existen. No hay prueba sin debilidad.

4 comentarios en “Sobre pruebas, coartadas y falsos culpables

  1. Es que por desgracia todos tendemos a ver culpable al que nos cae mal, o al que nos repugna por sus actos, de manera visceral o intuitiva, e inocente al que nos parece un pobre desprotegido o nos cae bien. Pero la justicia sentimental no es justicia y, por mera ignorancia de la ley y de cómo funciona, mucha gente permitiría la falta de garantismo para con otros tanto como reclamaría el garantismo más estricto para sí. El problema no es sentir tal cosa, que es humano, sino creer que eso debe ser así de manera objetiva.

  2. La gente en general no sabe nada de nada, salvo lo que creen entender en las series de la TV, o sea nada.
    Lo grave es que eso le pase también a la candidata a secretaria general del PSOE, que encima dice que es profesora de Derecho Constitucional.
    Tanto esa señora como los numerosos periodistas que tanto populismo destilan, y que suelen decir de si mismos que son “de izquierdas”, harían buen papel en Francia como comparsas de Marine LePen. Pero la candidata francesa es mucho más inteligente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s