El famoso caso del CIF humeante


Veo, en muchos periódicos, que el juez Castro ha dictado un nuevo Auto, en el asunto Noos, relacionado con una serie de facturas falsas. Y, también en varios periódicos, leo que esas facturas, 13 en concreto, no se pagaron por una razón muy razonable. Concretamente, nos dice El País:

El juez explica en el auto, que las 13 facturas fueron rechazadas por la Generalidad valenciana que desconfió al no contener los documentos el CIF.

En la noticia, El País nos ha enseñado la imagen cortada de una de esas facturas. Sin embargo, en ESKUP, del mismo periódico,aparece completa.

Es ésta:



Bien, la factura es -se supone que falsamente- de BPMO EDIGRUP, S.L., y en ella se lee con facilidad el CIF del Instituto Nóos de investigación aplicada, concretamente, G61932455 (y les aseguro que es correcto, porque lo he comprobado).

Sólo podría faltar otro CIF, el de la empresa que factura. Sin embargo, si dan la vuelta a la imagen, verán, en el lateral, en el mismo lugar en el que miles de empresas hacen constar su CIF, el de esa sociedad limitada. Se ve mal, pero es el suyo. Les aseguro que lo es porque también lo he comprobado.

No sé si el Juez dice eso en su auto (lo del CIF) porque no lo encuentro publicado. Tendría su gracia, la verdad. Como la tiene que el periodista de El País que ha escaneado el documento tampoco lo haya visto.

En fin, de chirigota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s