Sucesión y no simultaneidad


Leí en su día ¡en el periódico de papel! la noticia sobre el encuentro entre Urrusolo y Revilla.

Hoy lo comenta Espada para acusar a la periodista de haber construido, quizás sólo para adornarse, una equidistancia retórica entre un secuestrado y su secuestrador.

Dice Espada, que tiene un gran olfato para estas cosas:

Para que la equidistancia (también moral) hubiese funcionado nuestra redactora debería haber escrito: «En esta ocasión, el que está secuestrado es Urrusolo Sistiaga.» Al no poder hacer eso, la recurrencia a la privación de libertad tiene aproximadamente el mismo valor que si nuestra redactora hubiese subrayado la coincidencia de que, en el momento de verse, los dos llevaban pantalones.

Al leerlo, sin embargo, me ha parecido que él también cuadraba la suerte, quizás porque hay obsesión en algunas personas -y puede que yo sea una de ellas- por ver ejemplos de “mala” equidistancia en lugares en los que no la hay o en los que la hay, pero justificada.

Del artículo podemos extraer las siguientes expresiones referidas al secuestro, a la naturaleza criminal del preso y a la condena:

– 249 días con sus noches
– agujero de cuatro metros cuadrados
– una y otra vez con solo dos pasos
– mantener la entereza y el equilibrio mental
– lo secuestraron
– iban encapuchados
– su captor
– víctimas
– el atentado o delito que sufrió la víctima
– el tercer secuestro más largo de ETA
– angustiosos (referido a otro secuestro)
– el secuestro se produjo
– banda terrorista
– Urrusolo fue detenido en Francia.
– Lo extraditaron a España en 2001, acusado de 16 asesinatos y dos secuestros.
– ha sido condenado a más de 600 años de cárcel
– el asesinato de tres policías, de un militar o el envío de un paquete bomba
– un húmedo agujero excavado bajo un corral
– en un espacio minúsculo y sin luz natural
– captores
– en las condiciones más adversas que se puedan imaginar
– secuestro
– momentos malos
– manipular por los terroristas
– con condenas de centenares de años de cárcel por secuestro y asesinato
uno de los terroristas más buscados
– presos
– ningún beneficio penitenciario
– los reclusos estaban relacionados directamente con el atentado o delito
que provocó la muerte de dos artificieros
– secuestro
– el secuestrado pudo ver la cara a su captor encapuchado.

Son muchas las veces que la periodista usa palabras que califican los hechos como secuestro en condiciones inhumanas, a Urrusolo como criminal (por éste y otros hechos) y que dejan claro por qué está Urrusolo en prisión.

Por otra parte, he encontrado las siguientes expresiones (al margen de la que analiza Espada) que pueden chirriar:

– dos personas que se conocieron bien durante un largo encierro de ocho meses
– Revilla ha cambiado poco desde 1988, pero sí lo han hecho las ideas de Urrusolo
– Lucha armada
– el fin de la violencia
– La estrecha relación que mantuvieron Revilla y Urrosolo
– “Creo que ningún secuestrador ha tenido motivos para recibir tantas satisfacciones de un secuestrado como nosotros de usted”

De éstas, hay dos (lucha armada, y la cita sobre las satisfacciones) que reproducen cosas que se supone decía Urrusolo. Usar “violencia” como sinónimo de terrorismo puede explicarse cuando se intenta no repetir el mismo término muchas veces y sobre cuando la periodista ha usado el término terrorismo y banda terrorista. Lo de la estrecha relación es objetivamente cierto, aunque relación es infortunado. Pasa igual con “conocieron bien”; es muy discutible que puedas defender que en las condiciones de sometimiento en que se encontraba Revilla, se pueda plantear que se conozca a alguien. En cuanto al cambio de Urrusolo, el hecho de que afirme que Revilla no ha cambiado, pero él sí, es bastante tonto, porque los cambios de Revilla son intrascendentes: él no secuestraba ni mataba a nadie. Pero, en fin, está todo esto cerca de usos no ortodoxos del papel de fumar.

En general, el artículo es tremendamente inequívoco. Leído en su conjunto, la frase final no puede implicar nada, porque la periodista ya ha dejado claros los datos objetivos y no hay la más mínima razón para deducir que ella considere a Urrusolo, ni siquiera metafóricamente, un secuestrado.

Más aún. La verdad es que el paralelismo puede estar bien traído. Puede que la periodista quiera recalcar que ambos han estado privados de libertad, pero uno de manera ilegal y otro legal. Algo así como dejar constancia de la retribución por una conducta injusta. Pasa igual con la referencia a 11 víctimas con 11 presos. Y esta interpretación es conforme con el hecho de que diga: “Finalmente, el secuestrado pudo ver la cara a su captor encapuchado”, porque, a diferencia del secuestro, la condena se cumple a cara descubierta.

Y por cierto, hay algo más que refuerza esto. Cuando dice Arcadi “el mismo valor que si nuestra redactora hubiese subrayado la coincidencia de que, en el momento de verse, los dos llevaban pantalones”, no cae en la cuenta de que, a estos efectos, la coincidencia no podría ser ésa, porque en los términos que se comparan uno estaba privado de libertad -no llevaba pantalones- y el otro no. Porque de eso se trata: los dos no están privados de libertad a la vez. Y lo está uno, en el encuentro, precisamente porque privó al otro de libertad en el pasado. Sin esa cronología de los hechos, la condena no se explica (hablo en términos retóricos -ya sé que está en prisión por otras muchas razones también).

Interpretándolo así, la expresión se vuelve afortunada.

Les diré más. Es lo que pensé al leer el artículo. Puede, claro, que no sea muy sutil en la caza de las equidistancias.

Anuncios

11 comentarios en “Sucesión y no simultaneidad

  1. [4] es obvio que en este asunto hay que situarse en proporción aúrea entre el periodista de EP y AE

  2. Como sigan así, voy a tener que escribir fracciones de posts entre entradas.

    Aunque no sé qué significa, yo también lo diré: mierda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s