Una de arena

La prensa del movimiento que más pone es la que editan los ayuntamientos apañoles glosando las andanzas de sus regidores y vecinos de buen comportar y oler.

Recuerdo que en los tiempos del paté de lentejas los ayuntamientos anuciaban campos de yerba artificial, gimnasios municipales, aquariums, solariums y circuitos de Spa a mayor gloria del escudo municipal y provincial.

La cosa está chunga. He leído que un ayuntamiento construye hoy un aparcamiento. Téngase que el 45.6675% de los ayuntamientos apañoles hubo construido un aparcamiento subterráneo municipal donde dejar la burra y en arriba una buena plaza solada. Pero ahora es otra cosa. El aparcamiento es libre y gratuito y así se promociona en la prensa del movimiento:

El Ayuntamiento está construyendo un aparcamiento público a coste cero, que será gratuito y de entrada libre [repasen: coste cero, gratuito, entrada libre; la santísima trinidad]. Lo ha hecho con material reciclado, con albero compactado, [reciclado y compactado, claro] además de material de relleno obtenido de excavaciones de otras obras.

Este es el nivel de la crisis: ayuntamientos que se ven obligados a construir aparcamientos de arena como los de la época de Franco pero cantados con la retórica y la épica socialdemócrata.