Ir al aeropuerto


Leo esta mañana la noticia de que ir al aeropuerto de Madrid en metro va a costar cinco euros. No crean que voy a escribir sobre si es caro o barato comparándolo con otros lugares -con el, puaj, añadido de la historia personal- o sobre la alegría del gremio de los pelas aka taxistas. No, es que me he acordado de algo.

Cuando era niño y mi padre todavía era potente y nos llevaba en un Sunbean a veranear dos meses a Fuenterrabía -sí, antes de que D. Vicente Calderón provocase la quiebra de Hidrocivil y con ella de todos los subcontratistas-, vivíamos en un chalete en la zona de Arturo Soria. Uno de los vecinos, de nacionalidad holandesa, era sobrecargo en KLM y nos traía chocolates a los niños del vecindario. Imaginen la época -ésa sin supermercados y sin la variedad que hay ahora- y acertarán con el revuelo que se organizaba cada vez que aparecía con sus casi dos metros y el uniforme.

Su mujer, la amabilidad personificada, estaba sola mucho tiempo, mientras su marido viajaba por el mundo, pero había muy buena sintonía entre todos los vecinos de los chaletes y los niños éramos de la misma pandilla. A veces, un sábado o un domingo, los padres nos llevaban al aeropuerto, “a ver aviones”, normalmente cuando estaba previsto que Enky -ése era su nombre- regresase. Era genial pasar una tarde viendo los aviones despegar y aterrizar, distinguiendo los de Iberia de los de Air France y los boeing de los caravelle. Preguntándonos dónde irían. No viajábamos en avión a ningún lado, pero nos lo pasábamos bomba.

Cada vez que vuelvo a Barajas, a las antiguas terminales, me llega esa punzada del recuerdo. Sirve, al menos, para trivializar ciertas cosas, para reñir al cerebro por llamar necesidades a las costumbres.

2 comentarios en “Ir al aeropuerto

  1. En Barcelona tenemos un sistema integrado. Metes el abono de 10 viajes (T-10, por 9,30 leuros) y durante 1 hora 15 minutos puedes transboradar cuatro veces en tren/metro/autobús/Ferrocarriles Generalitat. Puedes ir al aeropuerto con un viaje de la T-10.
    Yo también fui una vez a El Prat. A recoger chocolate… de una amigo que venía de Marraketch.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s