El testimonio gráfico


He publicado en Jot Down un artículo sobre la rana toro y su nefasta influencia socioeconómica.

Si lo leen verán el porqué de la imagen.



8 comentarios en “El testimonio gráfico

  1. Dos cosas:

    – Me resulta inimaginable usted fracasando en algo, aunque sean las oposiciones a notarías o al cuerpo diplomático. Seguro que algo pasó.

    – A mí no me parece mal que la gente quiera vivir de las rentas. Yo lo haría si pudiera. Pero es precisamente por eso, por que la gente quiere vivir de las rentas, por lo que la gente quiere vivir de las rentas.

    No sé si me explico.

  2. Ese artículo no habla de relojes, pero es de una exactitud impresionante. Si yo tuviera su pluma podría contarle una versión desde el otro lado del espejo.
    A mi me pasaron cosas parecidas (13 años antes, pero en circunstancias macroeconómicas comparables), con la salvedad de que yo había hecho el viaje al revés: primero, despreciando las oposiciones, intenté el empleo en una gran empresa con un éxito parcial de tres años; luego me colegié y al poco entré en un despacho de campanillas del que fuí expulsado ignominiosamente a los dos años; al fín acabé haciéndome funcionario, posición de la que me voy a librar pronto por jubilación.
    Pero los detalles que usted cuenta … Me parece estar viéndolos. Si hasta lo del cheque es tan real que no hace falta ni que sospeche que pueda ser una fotocopia lo que usted guarda…
    Gracias por ese momento de disfrute.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s