El insulto a la inteligencia


Le preguntan al ministro Montoro por la amnistía fiscal y dice que no es una amnistía porque no se perdona sino que se regulariza para que aflore el dinero negro. Nadie le reprocha nada al ministro, que puede ponerse a hablar después de las flores, aunque sea falso de toda falsedad que no se perdone nada, ya que el tipo aplicable es de un diez por ciento, con independencia de la cantidad que uno saque del sótano.

Esto no es lo peor -aunque eso ya es un regalo de cojones. Lo peor es que se ha desarrollado (¡haced vosotros la ley y dejadme los reglamentos!) la norma incluyendo el dinero efectivo (según nos cuentan en los periódicos). Basta con ir al Banco y depositarlo diciendo que ese dinero se ha originado antes del 31/12/2010.

Así, si yo hoy tengo que cobrar hoy una factura de 60.000 € con su IVA, me saldrá más a cuenta coger el dinero efectivo, no hacer factura y llevar la pasta al banco diciendo que la tenía guardada en casa.

Mi cliente no paga IVA y yo pago un diez por ciento (6.000 €) en vez del previsible 50% que tendría que pagar por ese dinero el año que viene.

Naturalmente, nadie le pregunta al señor ministro si eso no es hacer un regalo al defraudador.

Más tarde aparece un señor que dice que los de los Bancos son expertos y que si van y le ofrecen un crédito hipotecario e incluyen pasta para comprarse un coche la culpa es del tipo del banco que es un “experto” y no del tipo que coge la pasta y se la pule. Y la conversación deriva en si la economía es o no una ciencia, en vez de en algo mucho más simple: en la historia del timo de la estampita. Creíamos que eran tontos y yo listo y ahora resulta que tengo un sobre lleno de recortes de periódico.

El insulto a la inteligencia de cada día.

Anuncios

10 comentarios en “El insulto a la inteligencia

  1. Joder, Tse, no me pude reprimir y le mandé una felicitación a Herrera en el mismo momento en que Montoro se ponía a hablar de “afloramientos”. Con dos cojones. Y todo dios silvando. Luego se quejan de la crisis del periodismo. Hay que ser imbécil para gastarse algo en unos medios pesebreros.

  2. Tampoco sé a qué inteligencia se refiere usted. Son gitanos tratando con gitanos, con todo mi respeto -y hablo en serio- hacia los gitanos.
    Mienten, pero no se engañan, como dijo el poeta.

    Ahora sí, cualquier esperanza de ser otra cosa, mejor olvidarse. Vale más aceptarlo, relajarse; y ver la cosa como quien ve cómo va la Bolsa: unas veces p´arriba y otras veces p´abajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s