¿Periodistas? Puaj


Hace nueve días, las redes sociales ardieron -esto es irónico- como de costumbre porque España iba a ser rescatada. Bueno, ardieron porque pusieron la mecha unos cuantos comunicadores bien informados (por los cojones, como luego supimos).

España.

Rajoy se convirtió en el peor gobernante de la Historia de España, en expresión yo diría poco matizada de cierta mema, y le cayeron hostias a mansalva. Luego apareció De Guindos y nos explicó que no era un rescate a España, sino una línea de crédito al FROB que sólo incluía condiciones para el sector financiero. Los mismos que habían prendido la mecha, los que le tienen ganas al tipo de la barba por acabar con el futuro del país en cinco meses -ese país que estaba estupendamente en diciembre de 2011- tuvieron que empezar a ¿rectificar?. No, no y no. Eso nunca. Hicieron lo de siempre, darle a la neolengua y asegurar que lo que habían dicho (rescate a la griega o a la irlandesa o a la portuguesa) no era lo que habían dicho y que Rajoy era ridículo porque sí había rescate y aumentaba el déficit y además, que Rajoy vendía como éxito el préstamo al FROB (a España), cuando en realidad, él lo que quería era un préstamo directo a los bancos.

Y volvieron con el ruido de costumbre, y eso que seguíamos sin saber las condiciones de la línea de crédito de marras. Por cierto, todos los dirigentes que han hablado han admitido que se acordó limitar las condiciones al sector financiero.

(Un inciso. Puede que Rajoy su Gobierno sean malos comunicadores y mentirosos y torpes, pero no estoy hablando de eso: hablo de la basura informativa).

Dejemos de momento a los griegos y al nulo efecto de las elecciones en los mercados (esto también es irónico: nadie sabe que habría sucedido si hubieran ganado los otros, aunque lo afirmen con tanta alegría). Hoy El País y El Mundo nos cuentan cosas del G20.

El País titula:

Rajoy enmienda el rescate y pide en el G-20 desvincular deuda y ayuda a bancos

Vean qué maravilla. En la noticia se lee esto:

Solo ha pasado una semana desde que Mariano Rajoy vendió como un gran éxito el rescate bancario y aseguró que esa “línea de crédito” era una victoria para el euro y despejaba todas las dudas.

Aunque Rajoy lo negó la semana pasada, España siempre quiso lograr la ayuda directa del fondo de rescate a los bancos, pero Alemania y otros países no lo aceptaron y forzaron el rescate a través del fondo estatal. Sin embargo, el presidente español ha dado ahora un giro completo, en sintonía con lo que ya reconoce buena parte de los países del G-20. En su discurso dentro del plenario, según fuentes del Gobierno, Rajoy planteó la necesidad de “romper el vínculo entre el riesgo bancario y riesgo soberano, que ha resultado ser tremendamente dañino”.

Esas palabras textuales son una enmienda clarísima al rescate bancario de España, y un regreso evidente a la posición en la que estaba antes el Gobierno de Rajoy, esto es la necesidad de la inyección directa a los bancos para evitar que sufra la deuda.

Parece claro que tanto Rajoy como la propia Comisión Europea, según ha avanzado en Los Cabos José Manuel Durao Barroso, trabajan para intentar cambiar la fórmula del rescate a los bancos españoles. De hecho, aún no están formalizados los detalles, y este giro parece indicar que los españoles tienen intención de forzar un cambio radical. Sin embargo, las líneas maestras de ese rescate, y sobre todo la idea principal de que España, con su deuda soberana, debe respaldar ese préstamo a los bancos, se pactó en el Eurogrupo de la pasada semana con claridad. Varios países nórdicos y en especial Alemania, que está en el G-20, no parecen tener ninguna intención de aceptar esa inyección directa de dinero en los bancos desde el fondo de rescate, con lo que la negociación se antoja muy complicada.

Es extraordinario. España, nos dice la noticia, quiso conseguir 100, pero consiguió 50 (cuando el tipo que escribe esto decía que iba a conseguir 0). Ahora, sin embargo, quiere conseguir 100 otra vez (demostrado que 50 no es suficiente). Y esto es (para el que pronosticaba 0) una derrota de Rajoy y una enmienda del Gobierno español.

La poca vergüenza y la poca solvencia de quien escribe algo así es simplemente escandalosa.

No son los únicos. Vean la portada de El Mundo:

En el cuerpo de la noticia se lee:

Con esta demanda, Rajoy viene a insistir en lo que fue el auténtico caballo de batalla del ministro de Economía, Luis de Guindos, ante el Eurogrupo. El objetivo de España era trazar una línea roja perfectamente definida entre las necesidades de recapitalización que tienen las entidades financieras y las necesidades de financiación del Estado.
Finalmente Guindos hubo de aceptar una fórmula intermedia impuesta por Alemania, Holanda, Estonia y Finlandia
que exigían que España se responsabilizara de los 100.000 millones que se pondrían a disposición de su sistema financiero.

¿Ven? España aceptó una opción intermedia (un rescate a la banca y no a España); ahora vuelve a insistir en su posición inicial, visto que la situación es propicia, pero es Rajoy el que “rectifica”.

¿Y cuál es la rectificación? Vender que el acuerdo era un buen acuerdo. Es acojonante. ¿Qué esperaban? Ah, yo lo sé. Esperaban el apocalipsis que habían predicho y que no se cumplió.

Qué asco, joder.

3 comentarios en “¿Periodistas? Puaj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s