La que se avecina (II)

INTERPONERSE EN EL CAMINO… pero, ¿ya conocemos al propietario del camino?

«Nos cargaremos a cualquiera que se interponga en nuestro camino». Si oyeran esta pacífica frase ¿a quién se la adjudicarían, a Vidal-Quadras, al coronel Alamán o quizá a algún tertuliano de Intereconomía? Pues se equivocarían. Son de Joan Carretero , líder del partido Reagrupament, médico odontólogo de profesión, que fue Conseller de Governació de la Generalitat por ERC entre 2003-2006. Fueron pronunciadas en Gerona el 27 de febrero de 2010 durante la inauguración de una de sus sedes. Los diarios consultados nos informan que la frase formaba parte de un discurso que contenía también estas otras: “Nos cargaremos a cualquiera que se interponga en nuestro camino, le daremos una patada en el culo, porque hace 300 años que perdemos y ya estoy harto de perder, ya hemos perdido demasiadas batallas…//… Aquí somos patriotas de verdad y por eso nos partirán la cara. El primero que tenga dudas, que se vaya, porque nos partirán la cara, seremos unos enemigos a batir por mucha gente y, si hay alguien con dudas, nos hará perder”. Ya ven cómo se las gastan también por Cataluña. Sutilezas las justas. Eso sí, estoy convencido de que el señor Carretero se refirió a la patada en el culo y no en la boca para que nadie viera en su ejemplo (dada su profesión) un estímulo ventajista para generar futuros pacientes.

TRAIDOR… tú también puedes serlo, basta con proponértelo y no pensar como él.

Mucho se nos ha hablado de cómo sería una futura Cataluña independiente: se respetarían los derechos de todos, no se discriminaría a nadie por sus ideas, etc. Un paisaje idílico que muchos creen que ya están empezando a dibujar con ilusión sus promotores. Yo no me fiaría ni un pelo. Miren lo que dice al respecto, Joel Joan ( actor, promotor de la plataforma Sobirania i Progrés —organizadora de las consultas extraoficiales sobre la secesión— y presidente fundador de la Academia del Cine Catalán): “Cuando se gire la tortilla, quien no sea independentista será un traidor”. Debo confesar que desde que leí la frase se me han quitado las ganas de prepararme la deliciosa fritada de huevo batido a la que recurría muchas noches para cenar. No pienso darle la vuelta a una tortilla en mi vida.

UN ESTADO NO CIVILIZADO… que permite decir a la gente lo que piensa.

Isabel-Clara Simó es una escritora alicantina que fue candidata de Solidaritat Catalana per la Independència en las elecciones autonómicas de Cataluña de 2010. El 30 de noviembre de 2010 se expresó con esta delicadeza sobre cierto estado: “Seremos la cuarta potencia europea, y Europa estará orgullosa de tener, por fin, un estado civilizado en el sur del continente.” Isabel suele referirse muchas veces, y con orgullo, a un concepto denominado Països Catalans. Siempre que la oigo hablar me la imagino como si fuera una niña jugando al lego, tomando y combinando piezas con forma de territorios y uniéndolas a su antojo para luego colocarlas todas sobre un gran mapa de Cataluña… civilizada.

LA SEGUNDA GUERRA CIVIL… sólo si no se hacen las cosas a nuestro gusto.

En 2008, en una entrevista publicada por EL PERIÓDICO, Mariano Rajoy se mostraba a favor de que se respetase la lengua vehicular que quisieran los padres de los alumnos aunque ello obligase a que estudiaran en aulas separadas. La posibilidad de que existieran dos líneas escolares provocó que Pere Macias (CiU) le saltase al guajerro: “La propuesta de Rajoy supone montar una guerra civil en la próxima generación, a 25 años vista”.Proclamar con tanta seguridad que la libre elección de lengua con dos líneas escolares como existen en el País Vasco (bueno, allí son tres) desde hace muchos años va a provocar una guerra civil me parece un poco exgerado. Claro que si tú amenazas con algo tan monstruoso (¿no pudo encontrar otro ejemplo?) si a unos padres se les permite escoger la lengua en la que serán educados sus hijos, luego se te puede quedar una cara bastante rara cuando un gobierno te amenaze con la Constitución si tu pretendes independizarte de España.